Cursos de Seguridad Inteligencia Ciberseguridad


¿Por qué votas lo que votas en la era de la desinformación y las fake news?

En este contexto de campaña electoral en el que nos encontramos inmersos, los 'bulos políticos' cobran actualidad y se espera un aumento de ataques de desestabilización a los partidos y a los candidatos para influir en el electorado.

Como ejemplos recientes, recordemos que las campañas de desinformación influyeron en que Trump ganase la presidencia de Estados Unidos o que se apoyase la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea en el reférendum del Brexit.

La rapidez con la que se pueden llegar a extender artículos y publicaciones falsas en redes sociales y sus consecuencias en procesos electorales, hacen de las Fake News o la desinformación un problema de primera magnitud. De hecho, según el Centro Criptológico Nacional (CCN), dependiente del CNI, a día de hoy, "más de 20 millones de ciudadanos españoles están en riesgo de ser víctimas de la desinformación".

En este artículo te explicamos: ¿por qué votamos lo que votamos en la era de la desinformación? ¿Cómo influyen las Fake News en los procesos electorales? Y, lo más importante: ¿qué podemos hacer para evitar caer en este tipo de manipulación?

elecciones-votacion-urnas-fake-news-espana-desinformacion

¿Por qué las Fake News suponen un peligro para nuestras democracias?

Según el informe del Observatorio Nacional de Telecomunicaciones y la Sociedad de la Información (ONTSI) del año 2017, el 92% de la población española entre 16 y 65 años se informa diariamente a través de Internet, mientras que el 85% lo hace a través de las redes sociales.

Como vemos, vivimos en un mundo marcado por la inmediatez de la información, la tecnología y la conectividad en el que es más sencillo que nunca transmitir contenidos, entre ellos, también aquellos que no cuentan con la transparencia y veracidad necesaria.

Esta cuestión se agrava aún más si tenemos en cuenta que hemos dejado de ser sujetos pasivos y hemos pasado a ser sujetos activos que, más allá de recibir la información, también compartimos y divulgamos noticias, aun sin tener una constancia real de que lo que estamos ante algo que puede ser o no cierto.

Pero, ¿qué es exactamente la desinformación? Según la Comisión Europea, “la desinformación o noticias falsas consisten en información demostrablemente falsa o incorrecta que es elaborada, presentada y difundida para obtener una ganancia económica, para engañar de manera maliciosa al público o para causar un daño”.

El Departamento de Seguridad Nacional de España advierte en su Informe Anual de Seguridad Nacional 2018, de que el ciberespacio es ya "el escenario preferido de las nuevas formas de conflicto", pues estamos asistiendo a un uso "creciente" de este medio para acciones de desinformación o propaganda

"UNO DE LOS MAYORES PROBLEMAS DE LAS FAKE NEWS ES QUE NOS LLEGAN MÁS AL CORAZÓN QUE A NUESTRA RAZÓN; APELAN MÁS A LOS SENTIMIENTOS QUE AL CEREBRO"

Precisamente porque las Fake News apelan directamente a nuestras emociones y sentimientos, de acuerdo a un informe elaborado por el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), 'The spread of true and false news online', las Fake News o noticias falsas tienen hasta un 70% más de probabilidades de ser compartidas que las verídicas, propagándose más rápido y llegando a una mayor audiencia.

Un dato alarmante si tenemos en cuenta además, que según otro estudio reciente realizado por la empresa de ciberseguridad española S2 Grupo, siete de cada diez españoles, consideran que las noticias falsas o Fake News pueden alterar el resultado de las elecciones. Mientras que según el último Eurobarómetro elaborado por el Parlamento Europeo, ocho de cada diez españoles perciben la desinformación como un problema para la democracia, y para España en particular.

 

Cursos de Inteligencia LISA Institute

Fake news: desinformación basada en emociones

Los sesgos cognitivos son ‘errores mentales’ causados por las estrategias que nuestro cerebro usa para simplificar el procesado de información. 

Estos errores cognitivos se transforman en prejuicios, estereotipos o asociaciones y son utilizados por aquellas personas, organizaciones o partidos políticos que pretenden convencernos, persuadirnos o manipularnos. Evitar caer en ellos requiere entrenamiento y trabajar en la incidencia de éstos.

Cuando acudimos a las urnas a votar, podemos pensar que actuamos de forma racional pero en realidad son muchos los factores emocionales que nos influyen en esta decisión, racionalizando a posteriori aquello que las emociones han decidido.

Diferentes estudios han constatado que aspectos tan banales como el clima que hace el día de unas elecciones, el tono de voz del candidato/a o el hecho de que sonría, pueden inclinar la balanza hacia uno u otro lado.

Motivo por el cual, los asesores políticos especializados en neuropolítica o neuromárketing político desean conocer el funcionamiento del cerebro humano con tal de poder manipularlo e influir en la conducta de los votantes. ¿Cómo? Recurriendo a la manipulación cognitiva, a los impulsos inconscientes, presionando el botón de las emociones en el sentido deseado.

En definitiva, es de vital importancia que conozcamos bien cómo nuestro cerebro interpreta la información y que el máximo de personas posible conozcan las técnicas de manipulación en base a sesgos cognitivos y esquemas mentales para que no les influyan las informaciones falsas y, mucho menos, en su ideología u orientación política. Cuanto más pensamiento crítico tengamos, mucho más fuerte será nuestra libertad y nuestra democracia.

¿Qué medidas se aplican para proteger de fake news las próximas elecciones?

El Centro Criptológico Nacional (CCN), adscrito al Centro Nacional de Inteligencia (CNI), ha creado recientemente la primera guía de buenas prácticas para frenar las acciones de desinformación en el ciberespacio. El objetivo de esta guía es concienciar a los ciudadanos de aquellas herramientas de las que disponen para contrarrestar y anular las campañas de desinformación basadas en la creación de contenidos o narrativas falsas o "medio-verdaderas" que se distribuyen a través de medios, redes sociales o algoritmos. Si quieres saber qué son los ataques de desinformación y qué podemos hacer para prevenir y gestionar un ataque de fake news, consulta este artículo.

De cara a tranquilizar a la población, el director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), el general Félix Sanz Roldán, garantizó recientemente que todos los procesos electorales que se celebren este año estarán "protegidos de ciberataques", pero reconoció que las Fake News "pueden existir y contra las que habrá que estar prevenido".

Por otro lado, desde el ámbito de la Unión Europea se están fomentando medidas orientadas a que cada país cree un "Centro de Investigación para combatir el contenido de la desinformación". En este sentido, la Secretaría de Estado de Seguridad de España ha creado un grupo de trabajo para evitar posibles ciberataques contra los dispositivos de recuento de votos en los próximos comicios y han confirmado que trabajan también en la prevención de noticias falsas durante todo el proceso electoral: precampaña, campaña y comicios.

En el caso de las redes sociales, aunque todavía queda mucho por hacer en la creación de mecanismos que limiten la creación y propagación de noticias falsas, desde 2018 Facebook viene implementando medidas para luchar contra la desinformación informativa, poniendo el foco en la revisión del contenido.

La red social ha empezado a penalizar y frenar la difusión de todo contenido detectado por su Inteligencia Artificial (IA) como sospechoso de contener datos falsos o influencias políticas o ideológicas. Según la estimación de la compañía (Facebook), la existencia de alertas de posible bulo puede reducir hasta un 80% la propagación de los mismos.

Por último, y no menos importante, existen organismos que trabajan para confirmar o desmentir datos. En España tenemos la página web ‘Maldito bulo’ (de Maldita.es) y el proyecto ‘Newtral’. Precisamente estos medios han sido contratados recientemente por Facebook para ayudar a contribuir a identificar y reducir la difusión de las Fake News.

Maldita.es acaba de presentar una aplicación móvil capaz de avisarte cuando entras en una web con desinformación o en un contenido desmentido por su equipo, ya que los bulos se distribuyen cada vez más a través de los móviles y de aplicaciones como WhatsApp.

Como se deduce de este artículo, las principales víctimas de “las guerras de desinformación” somos nosotros, los ciudadanos. Evitarlo es responsabilidad de todos. Si te ha resultado interesante y útil el contenido, te pedimos que contribuyas a crear una Cultura de acciones contra la desinformación reenviando este artículo a las personas de tu entorno.

A mayor conocimiento sobre las herramientas de detección de campañas de desinformación, menos posibilidades habrá de manipular a la opinión pública y más resiliente será nuestra sociedad y nuestra democracia.

Quiero saber más sobre Inteligencia, ¿qué hago?

Si quieres ampliar información sobre cualquier ámbito de la inteligencia, consulta estos artículos de nuestro blog:

Si quieres empezar ya a formarte en inteligencia, te recomendamos los siguientes cursos online:

Si quieres saber aún más

Suscríbete para ser el primero en recibir artículos, análisis y noticias, además de descuentos exclusivos para suscriptores en formación sobre Seguridad, Inteligencia o Ciberseguridad.

Si te interesa este artículo y quieres saber más, no dudes en explorar los Cursos en línea relacionados haciendo clic aquí .

Suscribeme Ahora Gratis a LISA Institute