Análisis de inteligencia: qué es y para qué sirve un analista de inteligencia.

A raíz de la petición de varios alumnos de los cursos de inteligencia, este post trata del Análisis de inteligencia con un enfoque más conceptual y terminológico. Explicaremos qué es el análisis de inteligencia, para qué sirve y qué diferencias tiene con el método científico. Aquí va la respuesta a vuestra solicitud.

Si quieres recibir noticias sobre riesgos, análisis de inteligencia o alertas urgentes de seguridad y ciberseguridad en tu email, suscríbete ahora, es totalmente gratuito.

Análisis de Inteligencia VS Método Científico

Qué es el análisis de inteligencia.

El análisis de inteligencia es el proceso de evaluar y transformar los datos e información en conocimiento útil. Este conocimiento útil es solicitado y se genera para tomar una decisión.

Para conocer los conceptos relacionados con la inteligencia recomendamos consultar el Diccionario LID: Inteligencia y Seguridad (libro de referencia en la Comunidad de Inteligencia con más de 1500 términos definidos en español, al final del artículo te ponemos el enlace directo a Amazon).

En este diccionario se define Análisis de inteligencia como "Procedimiento que engloba diferentes procesos o fases de actuación en el tratamiento de información recibida de observaciones planificadas, de acuerdo con las necesidades de información establecidas en cada momento"

El análisis de inteligencia se basa en el método de análisis científico hipotético deductivo, con procesos previos de carácter inductivo y deductivo para que el analista de inteligencia conozca con detalle la situación real y facilite al decisor su función.

Dependiendo del manual de inteligencia que tengas como referencia, el análisis de inteligencia será una fase u otra dentro del Ciclo de Inteligencia. Para saber más sobre el Ciclo de Inteligencia, aquí te dejamos otro artículo sobre el tema. 

El análisis de inteligencia vs el método científico.

Como apuntábamos, el análisis de inteligencia sirve para tratar datos e información mediante unas técnicas y herramientas de análisis especializadas, con el objetivo de crear un conocimiento lo más objetivo posible sobre una temática concreta. 

Su metodología es muy similar a la investigación científica. El método científico consiste en la observación y recolección de datos relevantes para formular hipótesis que, tras ponerlas a prueba, se validarán o refutarán, permitiendo llegar a conclusiones objetivas.

Pero, que el análisis de inteligencia se base en el método científico, no quiere decir que sean iguales. De hecho, tienen bastantes diferencias, principalmente porque al buscar conclusiones objetivas, el análisis de inteligencia se encuentra con:

  1. Una elevada incertidumbre.
  2. Escasedad de información contrastada y objetiva.
  3. Multitud de fuentes de información con diferentes grado de credibilidad.
  4. Diversidad de variables y multitud de actores.
  5. Falta de relaciones causales objetivas sobre la temática analizada.
  6. Necesidad de inmediatez o urgencia para llegar a conclusiones.
  7. Obligatoriedad de discreción y secreto.

¿Qué pros y contras tiene el análisis de inteligencia?

El análisis de inteligencia tiene muchas ventajas ya que permite racionalizar procesos de decisión complejos, con multitud de variables, diversidad de fuentes de información de diferentes grados de confianza cada una, en entornos con una alta incertidumbre.

Por otro lado, tiene algunos inconvenientes. El análisis de inteligencia, no es 100% objetivo ni exacto, ni permite tomar una decisión correcta con seguridad ya que se basa en intuición y sus conclusiones no tienen la integridad y solidez empírica del método científico. Por eso, los informes de inteligencia habitualmente acaban ofreciendo una serie de estimaciones y probabilidades que reducen la incertidumbre y permiten tomar decisiones de forma más racional, pero nunca 100% objetiva.

Y, entonces, os preguntaréis. Si el análisis de inteligencia no es un método válido para tomar decisiones objetivas, ¿por qué no se utiliza el método científico para tomar decisiones?

El método científico no sería una técnica válida para la toma de decisiones objetivas ya que necesita de información totalmente confiable y contrastada así como tiempo para validar o refutar las hipótesis. Esas características nunca se disponen en el sectores donde se utiliza el análisis de inteligencia.

Y hasta aquí el artículo. En unos días publicaremos un artículo específico sobre qué sectores son los que más necesitan de análisis de inteligencia. Esos sectores, disponen o necesitarán de analistas de inteligencia para mejorar su toma de decisiones, anticipándose a los riesgos y aprovechando las nuevas oportunidades.

Si estás interesado en la inteligencia, quieres ser el primero en recibir el artículo, suscríbete a la Newsletter, es totalmente gratuito.

¡Ah, lo prometido es deuda! Te recomendamos que adquieras el Diccionario LID Inteligencia y Seguridad al que hemos hecho referencia. Es un libro de consulta muy bien editado que no puede faltar en la Biblioteca de ningún futuro analista:

Diccionario LID: Inteligencia y seguridad

 Comprar desde Amazon.com