¡10% Descuento hasta fin de plazas!

Cursos de Seguridad Inteligencia Ciberseguridad


Análisis criminal de los hot spots o puntos calientes (Parte 2)

Un hot spot o punto caliente es un área que supera el número medio de eventos delictivos o un área en el que el riesgo de ser víctima de un delito es superior a la media. De marcado carácter analítico y elevado rigor técnico, las estrategias basadas en la vigilancia de hot spots o puntos calientes se configuran como una herramienta con gran potencial para el tratamiento y la prevención de la delincuencia repetitiva que afecta a la calidad de vida de las personas.

En esta segunda parte de la investigación, se facilita información relevante acerca del análisis criminal de los hot spots y se explican las técnicas y la efectividad de la vigilancia policial en relación a los puntos calientes:

  • Técnicas de análisis criminal de hot spots y su utilidad
  • La efectividad de la vigilancia policial de hot spots

    El artículo "Prevención del delito mediante el análisis de hot spots o puntos calientes" es autoría del Sr. Daniel Bruns Ledesma, graduado en criminología y policía especializado

     

    Análisis criminal de los hot spots o puntos calientes (Parte 2)

    Técnicas de análisis criminal de hot spots y su utilidad

    A continuación, te presentamos y describimos las técnicas de análisis criminal de hot spots y su utilidad:

    1. Medidas de tendencia central y dispersión

    Una serie de pruebas estadísticas resulta de utilidad para los analistas a la hora de comprender los patrones del crimen. Las pruebas preliminares de agrupamiento revelan una gran cantidad de información antes de que los hot spots hayan sido analizados en detalle:

    • El centro promedio representa la intersección del promedio de la coordenada X con la coordenada Y. Es la forma mas simple de estadística espacial y que ya se utilizaba antes de la invención de los sistemas de información geográfica.
    • El centro medio o mediano es el punto que tiene un 50% de los casos localizados en cada lado. Sirve para comparar las distribuciones espaciales entre distintos tipos de delitos, o para el mismo tipo de delito en distintos periodos de tiempo. La utilidad reside en poder establecer de una forma preliminar en que parte de la geografía es más probable que ocurra un determinado tipo de delito, al mostrarse el punto medio de todos los eventos conocidos. Conviene utilizar esta prueba cuando existen casos aislados o outliers.
    • La distancia de desviación estándar nos indica posibles agrupamientos de incidentes. El siguiente cuadro muestra distintos tipos de delitos y los resultados que han ofrecido en su análisis de desviación. Cuanto mayor es el resultado significa que más dispersos se encuentran los datos. El siguiente cuadro muestra las medidas de desviación estándar para distintos delitos:

     Análisis criminal de los hot spots, técnicas

    • Las elipses de desviación estándar son de utilidad para representar el grado de dispersión, pero, además, indican la direccionalidad de los incidentes. Observemos en la imagen de abajo cómo claramente se dibuja una orientación noreste en los delitos de robo con violencia e intimidación. La elipse dibujada incluye aproximadamente el 68% de los incidentes analizados. Este análisis resultaría de utilidad, por ejemplo, para identificar una posible relación entre los delitos y un conjunto de entidades (bares, locales conflictivos, inmuebles ocupados, etc.), o para distribuir las patrullas de policía en esta zona, puesto que es donde se van a producir la mayoría de los incidentes.

       

    Elipses de desviación estándar - análisis criminal de hot spots

    El ejemplo de la imagen superior corresponde al análisis de una serie de delitos de robos con violencia, la desviación viene representada por el circulo azul, dibujado con un radio que es igual a la distancia estándar.

    2. Pruebas de agrupamiento o clustering

    Un hot spot puede aparecer de distintas formas y a diferente escala. Puede haber edificios o locales muy problemáticos, calles con una alta concentración de incidentes delictivos o áreas que integran varias calles o un barrio completo. La identificación de estos principales focos criminógenos resulta de gran utilidad para la implementación de las estrategias policiales.

    Las medidas de tendencia central y dispersión resultan útiles para obtener una visión preliminar del fenómeno a estudiar, pero no permiten inferir conclusiones estadísticamente significativas.

    - Análisis Gi* de Getis-Ord

    Para la localización y representación de los hots spots, una de las técnicas más utilizadas es la conocida con el nombre G* de Getis Ord. Este estadístico evalúa los cold spots (zonas frías) con valores bajos y los hot spots (zonas calientes) con valores altos respecto el promedio de la muestra. El resultado es la devolución de unos valores Z que, con valores altos, indicará un resultado estadísticamente significativo de concentración de incidentes.

    Análisis Gi* de Getis-Ord - análisis criminal de hot spots

    En la figura superior se ha representado un conjunto de delitos patrimoniales sobre una trama urbana subdividida por islas de viviendas. Los colores más intensos indican la presencia de hot spots. La leyenda proporciona mediante porcentajes, la significancia estadística de cada zona. La conclusión que se puede extraer según esta representación es que existe una zona bastante bien delimitada donde de una forma evidente donde se concentran los incidentes delictivos con unos valores de significancia de entre el 95% y el 99%.

    - Análisis de densidad de Kernel o Kernel Density Estimation (KDE)

    El análisis de densidad de Kernel ofrece aún más si cabe, la posibilidad de realizar un análisis más detallado de los hot spots. El análisis de densidad de Kernel no es un análisis de hot spots propiamente dicho, sino un método de interpolación que se utiliza para calcular la probabilidad de que ocurran los eventos en un área determinada identificando así las zonas de mayor riesgo

    Análisis de densidad de Kernel - análisis criminal de hot spots

    La imagen superior muestra el análisis de densidad de Kernel para una serie de delitos de robo y hurtos en interior de vehículos. Como es fácil observar, esta técnica a diferencia de la anterior permite afinar muchos más en la identificación, localización y ponderación de hot spots.

    La técnica de análisis de densidad de Kernel es superior a todas las demás herramientas de análisis de hot spots presentadas. Por ello, no es de extrañar que sea una de las herramientas más utilizadas por investigadores y cuerpos policiales para la detección de zonas urbanas conflictivas y el diseño de estrategias preventivas.

     

    Cursos de Analista de Inteligencia LISA Institute

    La efectividad de la vigilancia policial de hot spots

    La evidencia disponible sobre la efectividad de las prácticas policiales basadas en la vigilancia de puntos calientes o hot spots es especialmente fuerte. En los últimos años, académicos y profesionales han demostrado los beneficios de concentrar los esfuerzos de prevención en los puntos críticos donde se concentra la delincuencia. Unos pocos lugares pequeños son generadores de la mitad de los problemas de delincuencia y, por lo tanto, si se puede prevenir la delincuencia en estos sitios, se podrá reducir la delincuencia total.

    La revisión de la efectividad efectuada por el National Research Council, señaló que "los estudios que centraron los recursos policiales en puntos críticos del crimen proporcionaron la evidencia colectiva más sólida de le efectividad policial que ahora está disponible". Más tarde, Anthony Braga, criminólogo estadounidense, llegó a una conclusión similar en su metaanálisis, en el que en la gran mayoría de casos analizados (19 de 25), se encontró un resultado estadísticamente significativo, lo que sugiere que cuando la policía se concentra en los puntos críticos de delitos puede tener un impacto beneficioso significativo sobre el crimen.

    La revisión efectuada por Braga mostró una reducción general de la delincuencia y el desorden cuando se implementan intervenciones policiales de este tipo. Las mayores reducciones se encuentran en delitos de drogas, delitos violentos y en delitos de desorden, con reducciones menores, pero estadísticamente significativas y positivas en los delitos contra la propiedad.

    Si unas pocas personas o unos pocos lugares son responsables de la mayoría de los delitos o trastornos, actuar de forma concentrada sobre ellas eliminándolos debería reducir el delito. Aunque parece un principio sólido puede tener consecuencias no deseadas y negativas. Las estrategias basadas únicamente en torno a los Hot Spot Policing o la Broken Windows, basadas ambas en la concentración de efectivos policiales en territorio concretos y una intensiva aplicación de la ley, pueden llegar a provocar cierta sensación de asedio policial entre los residentes.

    Esta sensación de permanente control puede llevar a los habitantes a distanciarse de la policía y a cuestionar su legitimidad. De esta forma, Kochel y Weisburd, sugieren una acción combinada que incluya policía focalizada (Hot Spots) y policía orientada a la solución de problemas. Básicamente lo que señalan es que si se hace partícipes a los vecinos explicándoles los motivos de las intervenciones y la importancia de su implicación en la solución - en lugar de actuar agresivamente sin dar ninguna explicación de los motivos que argumentan tal intervención-, estos verán con mejores ojos las actuaciones, aumentará la legitimidad, y los resultados serán más positivos.

     Efectividad de la vigilancia policial de hot spots - Análisis criminal de los hot spots

    Esta idea se representa en la figura superior. En ella se resume de una forma gráfica la efectividad en el control del delito de distintas estrategias policiales. Se compone de dos elementos esenciales indicados en dos ejes. El primero (vertical), expresa el nivel de colaboración con los ciudadanos. Cuanto más personal y directo sea el contacto de la policía con los ciudadanos, mayor será el efecto sobre el delito. El segundo eje (horizontal) expresa el nivel de enfoque de las estrategias. Los patrullajes y la aplicación de la ley enfocados geográficamente son efectivos, al menos a corto plazo. En la esquina superior derecha aparecen las estrategias con mayor efectividad: la policía orientada a la solución de problemas y la solución de problemas en hot spots.

    En resumen, la efectividad del trabajo policial requiere de una acción combinada de enfoque policial y acercamiento a la comunidad. Los modelos policiales menos efectivos carecen de ambos elementos. Si se utilizan enfoques policiales basados en la comunidad de una forma genérica, sin un enfoque concentrado en los puntos críticos donde se concentran los problemas será difícil llegar a los puntos y a las personas que requieren de mayor atención. Si la atención se concentra estrictamente en los puntos calientes de la delincuencia con una estricta aplicación de la ley, su efectividad será limitada. Las agencias policiales deben tomar consciencia de la necesidad de utilizar métodos analíticos ajustados a los problemas reales, en la elaboración de tácticas policiales y estrategias de prevención.

    Este artículo forma parte de una investigación dividida en dos artículos:

     

    Cursos de Analista de Inteligencia LISA Institute

    Quiero saber más sobre Inteligencia, ¿qué hago?

    Si quieres ampliar información sobre cualquier ámbito de la Inteligencia Criminal o Policial, consulta estos artículos de nuestro blog:

    Si quieres empezar ya a formarte en inteligencia, te recomendamos los siguientes cursos online:

    Si quieres saber aún más

    Suscríbete para ser el primero en recibir artículos, análisis y noticias, además de descuentos exclusivos para suscriptores en formación sobre Seguridad, Inteligencia o Ciberseguridad.

    Si te interesa este artículo y quieres saber más, no dudes en explorar los Cursos en línea relacionados haciendo clic aquí .

    Suscribeme Ahora Gratis a LISA Institute