Cursos de Seguridad Inteligencia Ciberseguridad


Los 3 pasos previos para redactar un buen Informe de Inteligencia

La Inteligencia es una disciplina o herramienta que todo profesional necesita conocer y aplicar para poder cumplir eficazmente su misión y llevar a cabo sus principales funciones. En el ámbito de la seguridad gana aún más interés ya que la inteligencia permite especialmente:

  1. Obtener información fiable de tus adversarios y enemigos.
  2. Analizar adecuadamente los riesgos y amenazas más probables o de mayor impacto.
  3. Detectar y analizar tus propias vulnerabilidades.
  4. Anticiparse a los riesgos y amenazas implantando las medidas de seguridad más óptimas.
  5. Proteger el conocimiento o inteligencia generada tanto del ámbito de la seguridad como de cualquier otro ámbito estratégico para la organización a la que sirve.

El proceso seguido para producir inteligencia se basa en el Ciclo de Inteligencia y está compuesto de varias fases: Dirección, Planificación, Obtención, Procesado, Análisis, Difusión y Retroalimentación. En la fase de Difusión es cuando se deben resumir y plasmar los resultados del análisis de inteligencia normalmente en lo que se denomina un Informe de Inteligencia.

La redacción de un informe de inteligencia no es una tarea inmediata, requiere de ciertos pasos previos que preparan al redactor para poder plasmar de la forma más adecuada los resultados del análisis.

En este artículo te mostramos cuáles son esos pasos previos: En primer lugar te explicamos la frase guía, para qué sirve y cómo se elabora. A continuación, veremos cómo abordar el proceso de elaboración del producto de inteligencia desde un punto de vista analítico y, finalmente, aprenderás a crear un resumen que sirva como base de apoyo al informe que finalmente elaborarás.

informes-inteligencia-pasos-previos-redaccion

    ¿Qué es un informe de inteligencia?

    El informe o producto de inteligencia es una herramienta específica para aportar conocimiento, reducir la incertidumbre y contribuir a la toma de decisiones. Es el resultado final del proceso denominado Ciclo de Inteligencia.

    La Inteligencia es cada vez más utilizada por gobiernos, organismos públicos, grandes empresas e incluso PYMEs con el objetivo de racionalizar la toma de decisiones. Lo que en un entonces era monopolio de los Estados, ahora está al alcance de cualquiera.

    Tras la petición o directiva de inteligencia, se planifican los recursos, se obtiene e integra la información necesaria y se realiza el análisis de inteligencia. Una vez realizado el análisis, dicha inteligencia debe ser plasmada en un informe de inteligencia para ser enviado o comunicado a quien lo necesita para tomar la mejor decisión.

    Es por ello que la redacción de los informes de inteligencia suele realizarla el Analista de Inteligencia. Para más información sobre esta profesión en auge haz clic aquí.

    Las 3 fases previas para redactar un informe de inteligencia

    FASE 1. La frase guía

      La frase guía es el primero de los pasos previos antes de ponerse a elaborar un informe de inteligencia. Se trata de una declaración de intenciones personal de quien elabora el informe, de los objetivos que quiere cumplir y de las conclusiones que quiere transmitir.

      Se puede considerar la frase guía como la piedra angular o los cimientos de todo el informe de inteligencia.

      Esta frase debe:

      • Ser clara y concisa.
      • Incluir la audiencia a la que se dirige y el mensaje a transmitir.
      • Dejar claro lo que la audiencia necesita saber y porqué necesita saberlo.

      Algunas técnicas para aplicar en esta primera fase

      A) La técnica AIMS

      Se trata de una técnica que ayuda a determinar los componentes básicos de la frase guía.

      Estos componentes básicos son:

      • A (Audience – Audiencia): ¿quién es la audiencia principal?
      • I (Issue – Tema): ¿cuáles son los temas clave que los consumidores quieren saber o necesitarán tratar en el futuro?
      • M (Message – Mensaje): ¿cuál es la conclusión de todo el proceso analítico?
      • S (Storyline – Trama): ¿qué trama puedo utilizar para presentar las conclusiones de la mejor manera posible?

      Es importante que esta técnica sea aplicada después del análisis y antes de comenzar a escribir el informe de inteligencia.

      B) Las cinco preguntas analíticas

      Más allá de la aplicación de la técnica AIMS, el uso de las “Cinco preguntas analíticas” también puede ayudar a la elaboración de esta frase guía.

      Estas preguntas analíticas son:

      • ¿Qué?: hace referencia al objeto del análisis.
      • ¿Por qué ahora?: es la explicación de por qué un hecho ha sucedido ahora, las motivaciones o los factores que han llevado a ello.
      • ¿Qué impacto tiene?: qué cosas han cambiado debido al objeto analizado.
      • ¿Y a continuación? o ¿Cuál es el pronóstico?: es el conjunto de hechos futuros que sucederán después del ¿qué?.
      • ¿Qué implicaciones tiene?: qué significa el hecho analizado para la audiencia.

      Toda frase guía debería contener, como mínimo, dos de estas cinco preguntas. Por un lado, el ¿Qué? o ¿Por qué ahora?, y por el otro lado alguna o algunas de las otras tres.

       

      Cursos de Inteligencia LISA Institute

        FASE 2. El itinerario del informe de inteligencia

          El segundo paso previo es la elaboración de un itinerario u hoja de ruta que paso a paso ayude al analista a elaborar el informe de inteligencia y al peticionario o decisor a "consumirlo".

          Para ello se pueden utilizar las preguntas analíticas de la frase guía y llenarlas de contenido.

            El ¿qué? normalmente es una cosa tangible y observable. En la mayoría de los casos ha habido un cambio que constituye el punto de partida del informe. Lo que más interesa al público objetivo es la diferencia entre el antes y el después del hecho. Algunos ejemplos podrían ser:
                • Un hecho o una serie de hechos.
                • Una situación social, económica, bélica, política, etc.
                • Una decisión, una declaración o un conjunto de las mismas.
                    El ¿por qué ahora? hace referencia a los factores que han generado el hecho de la pregunta anterior. Implícita o explícitamente, la palabra “porqué” debe estar presente. Algunos ejemplos son:
                      • Los intereses u objetivos de alguien.
                      • Avances o sucesos tecnológicos o económicos.
                      • Factores sociales, culturales o religiosos.

                        Si un informe tiene diferentes causas para un solo hecho, la mejor forma de presentarlo para que ayude a la comprensión del consumidor, es exponer primero el hecho y después todas sus causas. Pero si el informe contiene diferentes hechos con sus respectivas diferentes causas, es mejor presentarlo dividido en bloques enteros de hechos con sus respectivas causas.

                            El ¿qué impacto tiene? debe considerarse como las consecuencias inmediatas del ¿qué?.
                                El ¿y a continuación? o ¿cuál es el pronóstico? tienen su enfoque hacia el futuro y principalmente consisten en plantear diferentes escenarios resultantes, indicando de forma clara las variables, los impulsores y los indicadores que podrán observarse.
                                    Finalmente, ¿qué implicaciones tiene? especifica de forma clara cómo el tema tratado afecta directamente a la audiencia. Por lo tanto, cuanto mejor segmentada esté la audiencia, mejor informe/producto se les podrá ofrecer.

                                      No deben confundirse las consecuencias con las implicaciones. Las primeras están relacionadas con el hecho analizado mientras que las segundas afectan al propio consumidor de la inteligencia.

                                        FASE 3. El resumen detallado

                                          El tercer paso previo consiste en elaborar un resumen detallado del informe. La finalidad es construir un esqueleto que se deberá rellenar cuando se esté elaborando el informe.

                                          Este resumen debe contener títulos que ayuden a clarificar el marco conceptual del informe. En el título debe aparecer el actor o hecho principal y un verbo en voz activa que introduzca aquello que será de valor para el consumidor.

                                          Este resumen también debe contender detalles. Estos detalles del resumen pueden ser un título o pequeña frase que en el informe se convierta en un párrafo o capítulo entero.

                                          El resumen, normalmente, se utiliza como índice guía para el analista de inteligencia que redacta el informe.

                                          Hasta aquí los consejos antes de redactar un informe de inteligencia. Estas tres fases previas que acabamos de comentar deberán complementarse con otros aspectos que tendrás que plantearte en el momento de la redacción del informe. Puedes consultarlos en el siguiente artículo en el que repasamos los 5 consejos para redactar con éxito un informe de inteligencia.

                                           

                                          Cursos de Inteligencia LISA Institute

                                          Quiero saber más sobre Inteligencia, ¿qué hago?

                                          Si quieres ampliar información sobre cualquier ámbito de la inteligencia, consulta estos artículos de nuestro blog:

                                          Si quieres empezar ya a formarte en inteligencia, te recomendamos los siguientes cursos online:

                                          Si quieres saber aún más

                                          Suscríbete para ser el primero en recibir artículos, análisis y noticias, además de descuentos exclusivos para suscriptores en formación sobre Seguridad, Inteligencia o Ciberseguridad.

                                          Si te interesa este artículo y quieres saber más, no dudes en explorar los Cursos en línea relacionados haciendo clic aquí .

                                          Suscribeme Ahora Gratis a LISA Institute