¡Conoce las +6.500 opiniones de alumnos de LISA Institute!

Banner LISA Comunidad


¿Conoces los 3 tipos de victimización?

La victimización es el proceso por el que una persona sufre las consecuencias de un hecho traumático, observándose algunos factores que intervienen en la precipitación del hecho delictivo o traumatizante.

El proceso de victimización comprende el periodo de tiempo que va desde el momento en el que una persona es víctima de un delito hasta que logra superar el mismo incorporarlo a su historia como una vivencia más.

En este artículo te contamos todo lo que necesitas saber sobre los 3 tipos de victimización que existen:

  • ¿Qué es la victimización?
  • ¿Qué 3 tipos de victimización existen y cuáles son sus características?

 

¿Conoces los 3 tipos de victimización - LISA Institute

¿Qué es la victimización?

El estudio de Hernández Gómez, Zamora Hernández y Rodríguez Febles, expertos en derecho penal, afirma que la victimización es:

El proceso por el que una persona sufre las consecuencias de un hecho traumático, observándose algunos factores que intervienen en la precipitación del hecho delictivo o traumatizante.”

El proceso de victimización comprende el periodo de tiempo que va desde el momento en el que una persona es víctima de un delito hasta que logra superar el mismo incorporarlo a su historia como una vivencia más. Si quieres conocer cuáles son los 6 mejores consejos para mejorar tu resiliencia, te recomendamos este artículo.

La desvictimización se produce una vez que la persona víctima logra abandonar su condición de tal y convierte en experiencia y recuerdo el hecho traumático vivido.

Las diferentes situaciones que pueden llevar a que una persona se convierta en víctima de un hecho delictivo originan diversos procesos de victimización que incluyen una serie de factores sociales, económicos, políticos y psicológicos que causan la interrupción de la vida cotidiana de alguien y/o causan sufrimiento.

Las características y el entorno de la persona afectada por el hecho traumático pueden contribuir a su propia victimización, por lo que existe una doble vertiente. Por un lado, el “riesgo de victimización” que cualquier persona tiene y, por otro lado, la vulnerabilidad concreta de una persona para convertirse en víctima.

Cabe resaltar que la existencia de unos determinados factores que puedan facilitar el que una persona se convierta en víctima de un determinado delito no significa que éste vaya a ocurrir.

Es decir, la persona podría estar más predispuesta a ser víctima de un delito que otra persona en la que no concurran esos factores. Esto se traduce en que esta vulnerabilidad concreta (denominada factor victimógeno) puede posibilitar la victimización, pero no la produce.

Si quieres saber más sobre Inteligencia y Criminología, te recomendamos estos artículos.

 

Curso de Experto en Grupos Urbanos Violentos

¿Qué 3 tipos de victimización existen y cuáles son sus características?

En términos criminológicos y victimológicos, se habla de 3 tipos diferentes de victimización, atendiendo a las diferentes fases del proceso que sigue este fenómeno. Si quieres formarte en Criminología, puedes consultar nuestros cursos.

Victimización primaria

La victimización primaria se da cuando una persona sufre, de modo directo o indirecto, los daños y las consecuencias nocivas en su integridad física o psíquica como consecuencia de un hecho delictivo o acontecimiento traumático, sean éstos materiales o psíquicos.

La victimización primaria, por tanto, deriva directamente del delito o del acontecimiento traumático y es el efecto inherente y directo ocasionado por estos hechos. Si quieres aprender a atender a las víctimas de delitos violentos y otros hechos traumáticos, te recomendamos este curso.

Toda persona que sufre la acción de un delito o un hecho traumático, se convierte en víctima y todos los efectos producidos directamente por la acción delictiva se engloban en la denominada victimización primaria.

Victimización secundaria

Los efectos nocivos producidos por el hecho delictivo o traumático no terminan con la victimización primaria, sino que van incrementándose a medida de que el sistema legal y la reacción social tienen conocimiento del hecho delictivo, creando nuevas situaciones negativas para la víctima.

Esto da lugar a un proceso de revictimización que, como afirma Kühne, aparece en un momento posterior a la comisión del delito y comprende el incremento de padecimiento de la víctima ocasionado por el funcionamiento del sistema policial y judicial. A esto se le denomina “victimización secundaria”.

La victimización secundaria ocurre como parte de la intervención en el proceso judicial o de investigación, dado que las diligencias que se llevan a cabo durante todo el proceso generan, por su misma naturaleza, situaciones victimizantes.

Al ser necesario muchas veces que la víctima aporte la mayor cantidad de detalles que recuerde respecto al hecho, esto puede acarrear consecuencias traumatizantes. Si quieres saber cómo comunicarte correctamente con las víctimas y sus familiares, te recomendamos este artículo.

Asimismo, las exploraciones médicas o psicológicas, el contacto con personal policial y de investigación, la presencia de medios de comunicación, la reacción social, el posible contacto con el victimario y las demoras en el proceso de justicia fomentan la aparición de secuelas traumáticas.

La victimización secundaria es mucho más negativa que la primaria, ya que es el propio sistema el que victimiza a quien se dirige a él buscando ayuda o pidiendo justicia. En este curso aprenderás cómo asistir y tratar a las víctimas de actos terroristas.

Victimización terciaria

La victimización terciaria es la menos conocida, la más sutil y también la más amplia. Tiene que ver con los efectos que sufren las personas involucradas en el proceso judicial e, incluso, aquellos que no se relacionan de manera directa con el hecho delictivo.

La victimización terciaria refiere a que la víctima del delito no es solo la persona que lo sufre, sino también el propio autor, terceros cercanos tanto al autor como a la víctima y la sociedad en general.

Es decir, los propios delincuentes, los familiares y amigos de víctima y victimario, etc. pueden llegar también a convertirse en víctimas, a causa de la estigmatización o el rechazo social.

 

Tipos de victimización - LISA Institute

Quiero saber más sobre entrenamiento en habilidades psicológicas y Análisis de Inteligencia, ¿qué hago?

Si quieres ampliar información sobre cualquier ámbito de la Inteligencia Competitiva, Económica, Criminal o Policial, consulta estos artículos de nuestro blog:

Si quieres empezar ya a formarte en inteligencia, te recomendamos los siguientes cursos online:

Si quieres saber aún más

Suscríbete para ser el primero en recibir artículos, análisis y noticias, además de descuentos exclusivos para suscriptores en formación sobre Seguridad, Inteligencia, Ciberseguridad y Geopolítica.