¡Conoce las +6.500 opiniones de alumnos de LISA Institute!

Banner promo verano15


¿Sabes cómo influyen los procesos psicológicos en la toma de decisiones?

La toma de decisiones es la capacidad psicológica superior de escoger el plan de acción más adecuado entre los que tenemos disponibles, anticipando sus consecuencias futuras y previendo cómo obtener la opción más ventajosa. Esta habilidad incluye el análisis detallado de las opciones y de sus posibles consecuencias. 

El cerebro es capaz de tomar decisiones continuamente, muchas de ellas de manera inconsciente, porque el medio así lo requiere. Y toma las decisiones influido por otros procesos psicológicos más básicos como pueden ser las emociones del momento o los miedos adquiridos.

Esta forma de tomar decisiones puede dar lugar a sesgos y decisiones desacertadas si no se analiza objetivamente toda la información, objetiva y subjetiva, que nos proporciona nuestro procesamiento interno.

En este artículo te contamos todo lo que necesitas saber sobre el proceso psicológico de toma de decisiones y los pasos que debes seguir para lograr los mejores resultados de cada una de tus decisiones:

  • La toma de decisiones como proceso psicológico superior
  • El modelo psicológico de toma de decisiones
  • Los 7 pasos del proceso psicológico de toma de decisiones

 

¿Sabes cómo influyen los procesos psicológicos en la toma de decisiones - LISA Institute

La toma de decisiones como proceso psicológico superior

Un rasgo especialmente característico de los seres humanos es que somos capaces de pensar en términos abstractos. Es decir, separando la realidad física de la realidad hipotética o imaginada, lo que nos permite prever situaciones futuras y prepararnos para afrontarlas adecuadamente. Si quieres aprender a analizar y prever situaciones futuras para afrontarlas correctamente, te recomendamos este artículo.

Los procesos psicológicos superiores son aquellos procesos que ocurren en nuestros cerebros y que están implicados en las funciones complejas que realizamos las personas por medio del control voluntario de los pensamientos y acciones.

La toma de decisiones es un tipo de proceso psicológico superior que los humanos tenemos especialmente desarrollado. Somos capaces de comparar estímulos, imaginarnos otros nuevos, imaginar lo que va a suceder e, incluso, dar marcha atrás en las decisiones o en la imaginación de las consecuencias de las mismas para cambiar estas consecuencias.

En concreto, la toma de decisiones es la capacidad para escoger el plan de acción más adecuado entre los que tenemos disponibles, anticipando sus consecuencias futuras y previendo cómo obtener la opción más ventajosa. Esta habilidad, por tanto, incluye el análisis detallado de las opciones y de sus posibles consecuencias, así como la comparación de las alternativas. Si quieres saber más sobre análisis y comparación de alternativas, te recomendamos este artículo sobre el pensamiento crítico este artículo sobre el pensamiento lateral.

La toma de decisiones se engloba dentro de las  funciones ejecutivas superiores, como el razonamiento, la planificación, el lenguaje o la inhibición. Estas funciones ejecutivas son unos de los procesos cerebrales más complejos y nos permiten alcanzar metas y maximizar nuestra adaptación al entorno. Si te interesa conocer qué limitaciones tiene la toma de decisiones en grupo, te recomendamos este artículo.

 

Cursos de Inteligencia LISA Institute

El modelo psicológico de toma de decisiones

José Antonio García Higuera, doctor en Psicología Clínica y Psicoterapia, afirma que la toma de decisiones es la asociación de un curso de acción o plan con una situación determinada y establece un modelo explicativo de este proceso psicológico superior.

Algunos modelos clásicos de toma de decisiones, como el de Hastie o  D´Zurilla y Goldfried, planteaban esquemas básicos en la resolución de problemas, para que este proceso sea efectivo. Sin embargo, estos modelos no eran muy flexibles y era difícil adaptarlos a las diferentes formas de tomar decisiones de las personas debido a las diferencias individuales.

Por ello, actualmente se entiende que el proceso psicológico de toma de decisiones debe basarse en encontrar una conducta adecuada para resolver una situación problemática o con varias alternativas. Una vez que se ha detectado una amenaza (que puede ser real, imaginaria, probable o improbable), por ejemplo, se decide el plan que se llevará a cabo para enfrentarse a ella en función de las capacidades de nuestro cerebro en ese momento y de la información disponible, lo que variará según la persona y el contexto. En este artículo te contamos cómo analizar y escoger tus fuentes de información para mejorar tus decisiones.

Una vez determinada la situación problemática, ésta debe ser analizada en profundidad, para elegir alternativas posibles y tomar la decisión en base a un proceso de análisis coste-beneficio. Todas las opciones posibles deben extrapolarse para imaginar los resultados de las mismas, con la información de la que dispongamos en ese momento, y poder evaluarlas en función de sus resultados. Si quieres aprender a analizar la información disponible en cada momento, evitando los sesgos, te recomendamos este curso.

El cerebro es capaz de tomar decisiones continuamente, muchas de ellas de manera inconsciente, porque el medio así lo requiere. Y toma las decisiones influido por otros procesos psicológicos más básicos como pueden ser las emociones del momento o los miedos adquiridos, por ejemplo.

Esta forma de tomar decisiones puede dar lugar a sesgos y decisiones desacertadas si no se analiza objetivamente toda la información, objetiva y subjetiva, que nos proporciona nuestro procesamiento interno. Si quieres aprender a evitar sesgos y esquemas mentales, te recomendamos este curso.

El modelo psicológico de toma de decisiones puede aplicarse a cualquier situación en la que sea necesario crear e imaginar unas alternativas y sus consecuencias, ya sean situaciones amenazantes o situaciones del día a día como qué tipo de vino compramos para la cena con nuestros amigos.

 

Cursos de Inteligencia LISA Institute

Los 7 pasos del proceso psicológico de toma de decisiones

Los procesos psicológicos de toma de decisiones siguen una serie de pasos que te explicamos a continuación para que puedas ser consciente de ellos y aplicarlos la próxima vez que tengas que tomar una decisión, de forma que puedas elegir entre todas las alternativas la más adecuada:

  1. Realizar un modelo de la situación actual o una definición del problema. El problema es definido por Nezu como “una situación real o anticipada en la vida que requiere respuestas por parte del sujeto para un funcionamiento adaptativo; pero que no están disponibles o no son identificables por él”. En esta fase se incluye la definición de los objetivos y resultados que pretende conseguir la persona con la toma de la decisión.
  2. Generar conductas alternativas posibles dentro del modelo de la realidad que se ha creado. Esta fase depende de la capacidad creativa e imaginativa del individuo, ya que consiste en generar todas las opciones posibles para analizarlas posteriormente. Es conveniente que en esta fase se haga una especie de brainstorming, sin críticas ni evaluaciones aún, de modo que cualquier propuesta pueda ser aprovechada y considerada como factible, de esta forma habrá más opciones y se podrá llegar a la mejor y más completa.
  3. Extrapolar los resultados asociados a cada conducta generada, con el objetivo de prever los resultados y los cambios que se producirán en la situación. Esta fase de la toma de decisiones está muy sujeta a la incertidumbre y a cálculos probabilísticos en función de la información que tenga nuestro cerebro disponible en ese momento. El resultado de las acciones no solo depende de lo que podamos hacer nosotros, sino de la respuesta de otros o del propio medio. En este artículo te contamos qué es la desinformación y cómo puedes prevenir estos ataques.
  4. Extraer las consecuencias de cada resultado, valorando la situación generada de acuerdo con los objetivos que se pretenden alcanzar. Es necesario valorar las probabilidades de cada resultado junto con los pros y los contras de elegir una opción y rechazar las demás. Esta evaluación, como se ha dicho, a veces se realiza de forma consciente y con un pensamiento crítico y un análisis exhaustivo, sin embargo, otras veces se evalúa en función de sentimientos o sensaciones subjetivas. Si quieres formarte como analista de Inteligencia para saber extraer información y su significado, te recomendamos este curso.
  5. Elegir la acción que se va a llevar a cabo entre las que pueden producir el resultado que se busca. Una consecuencia inmediata de la evaluación de los resultados es la elección de la conducta más adecuada para resolver el problema.
  6. Controlar el proceso cuando se lleva a cabo la acción. Se trata de ir monitorizando si el resultado es realmente el esperado o no. Si el resultado no cumple el objetivo marcado, debemos volver a analizar las opciones (o, incluso, generar otras nuevas) y retomar el camino por una que pueda favorecer la consecución de este objetivo.
  7. Evaluar los resultados obtenidos. Es el momento de revisar lo que se ha realizado para aprender para futuras ocasiones. Esta fase ayuda especialmente a mejorar el proceso de toma de decisiones. La evaluación debe basarse en la situación y los resultados reales obtenidos, no en los imaginados ni pretendidos. Revisar y evaluar nuevamente todo el proceso de toma de decisiones en cada caso concreto puede ayudar a considerar y plantearse nuevas opciones y alternativas que no habían sido tenidas en cuenta con la información disponible anteriormente. Aprende a detectar la desinformación para prevenirla en la toma de decisiones con este curso.

 

PASOS EN LA TOMA DE DECISIONES - LISA Institute

Quiero saber más sobre Análisis de Inteligencia, ¿qué hago?

Si quieres ampliar información sobre cualquier ámbito de la Inteligencia Competitiva, Económica, Criminal o Policial, consulta estos artículos de nuestro blog:

Si quieres empezar ya a formarte en inteligencia, te recomendamos los siguientes cursos online:

Si quieres saber aún más

Suscríbete para ser el primero en recibir artículos, análisis y noticias, además de descuentos exclusivos para suscriptores en formación sobre Seguridad, Inteligencia, Ciberseguridad y Geopolítica.