¡Conoce las +6.500 opiniones de alumnos de LISA Institute!

Banner promo verano15


Lista de 6 consejos para mejorar tu resiliencia ante situaciones adversas

La resiliencia es la capacidad humana de afrontar situaciones difíciles, saber sobreponerse a ellas e, incluso, salir fortalecido, transformado por las experiencias adversas. “Resiliencia” significa tener recursos que permitan poder adaptarse a las adversidades.

La resiliencia es una habilidad que puede ser aprendida y entrenada para favorecer el desarrollo de la capacidad de adaptación a entornos adversos sin generar un nivel de estrés negativo.

En este artículo te contamos todo lo que necesitas saber sobre la resiliencia y te damos algunos consejos para mejorar esta capacidad en tu vida cotidiana:

  • ¿Qué es la resiliencia?
  • ¿Por qué es importante la resiliencia?
  • 6 consejos para mejorar tu resiliencia ante situaciones adversas

 

Cómo fomentar tu resiliencia ante situaciones adversas y por qué debería importarte - LISA Institute

¿Qué es la resiliencia?

Según el Instituto Español de Resiliencia, la resiliencia es la capacidad humana de afrontar situaciones difíciles, saber sobreponerse a ellas e, incluso, salir fortalecido, transformado por las experiencias adversas. Tiene mucho que ver con la consistencia cognitiva y emocional. Por tanto, “resiliencia” significa tener recursos que permitan poder adaptarse a las adversidades.

La resiliencia es una habilidad, por lo que puede ser aprendida y entrenada, ya que existen algunas estrategias que pueden favorecer el desarrollo de la capacidad de adaptación a entornos adversos sin generar un nivel de estrés negativo.

Por ejemplo, en el ámbito organizacional, donde hay entornos altamente competitivos, la resiliencia es un requisito indispensable para lograr el éxito empresarial. La resiliencia de una empresa es su capacidad de poder recuperarse rápidamente de situaciones difíciles, reponiéndose y reacomodándose ante los retos cambiantes del entorno y aprovechando dichas circunstancias para triunfar. Si quieres saber más sobre la resiliencia dentro de las organizaciones, te recomendamos este artículo sobre inteligencia de negocios y este artículo sobre la inteligencia competitiva.

La resiliencia no hace que los problemas desaparezcan, pero puede proporcionar diferentes puntos de vista para tener la capacidad de ver más allá de ellos, manejando el estrés y aprovechando las situaciones para mejorar de manera continua. Si quieres saber cómo puedes resolver problemas desde diferentes perspectivas, te recomendamos este artículo.

La resiliencia, como se ha dicho, puede ser entrenada, y todos la poseemos de manera innata, aunque en diferente medida y de diferentes formas. Al afrontar problemas o adversidades cada persona tiene sus estrategias, que pueden variar mucho de una persona a otra.

Por ello, dos personas que han vivido el mismo acontecimiento traumático, por ejemplo, pueden afrontarlo de manera diferente y, en función de sus características psicológicas y sus acontecimiento vitales, podrá ser igual de adaptativa en los dos casos. Si quieres formarte en atención a víctimas en situaciones traumáticas, te recomendamos este curso.

La resiliencia, por tanto, también se relaciona con la salud mental y la protección frente a afecciones tan comunes como la ansiedad o la depresión, ya que aporta estrategias de resistencia y ayuda a compensar factores de vulnerabilidad que incrementan el riesgo de no poder afrontar las situaciones adversas.

 

Curso de Experto en Grupos Urbanos Violentos

¿Por qué es importante la resiliencia?

La resiliencia es importante porque brinda a las personas la fuerza necesaria para procesar y afrontar las dificultades. Las personas que carecen de resiliencia se abruman fácilmente y pueden recurrir a mecanismos de afrontamiento poco saludables. Las personas (o empresas) resilientes aprovechan sus fortalezas y sistemas de apoyo para superar los desafíos y resolver los problemas.

La importancia de la resiliencia reside, principalmente, en su relación con la adaptación de los individuos y la calidad de vida, ya que de ella depende la actitud con la que afrontamos las adversidades que se van presentando. En nuestro día a día, la resiliencia aporta grandes beneficios, tanto en el ámbito laboral como en el personal. De igual modo, ante situaciones traumáticas o inesperadas es un factor protector frente a posibles desregulaciones emocionales, por ejemplo. En este enlace puedes obtener más información sobre las situaciones traumáticas.

Las pérdidas de familiares, los problemas laborales, las limitaciones funcionales o el hecho de convertirnos en víctimas de algún evento traumático pueden generarnos un gran estrés y ansiedad. Todas estas situaciones van entrenando poco a poco nuestra capacidad de resiliencia, sin embargo, también podemos encargarnos de ir mejorando ésta para hacer frente de manera más adaptada y eficiente a las dificultades que van surgiendo. Con este curso aprenderás a prevenir y gestionar las consecuencias psicológicas.

Poseer resiliencia favorece el surgimiento y la mejora de otras capacidades que benefician nuestra forma de entender la vida y que guían nuestras conductas y pensamientos, haciéndolos más beneficiosos y adaptativos. Entre estas otras capacidades, podemos mencionar:

  • Aumento de la autoconfianza y del autoconcepto.
  • Aumento de la percepción de autoeficacia.
  • Mayor sentido de la responsabilidad.
  • Aumento de la resistencia al estrés.
  • Aumento de la tolerancia a la frustración.
  • Potenciación de la compasión generativa, es decir, perdonarse a uno mismo y a los demás con el objetivo de mejorar, utilizando los errores como palanca de cambio.
  • Mejora de las relaciones interpersonales y el entorno.
  • Reducción de los conflictos, desarrollándose una mentalidad más abierta. Si quieres formarte para prevenir sesgos y esquemas mentales, te recomendamos este curso.

Las personas que tendrán una mayor resiliencia, por norma general, serán aquellas que hayan tenido que afrontar eficientemente sucesos adversos en su vida. Por ello, a mayor recorrido de vida, más oportunidades de desarrollo y entrenamiento de la resiliencia.

 

capacidades que benefician nuestra forma de entender la vida - LISA Institute

6 consejos para mejorar tu resiliencia ante situaciones adversas

A continuación, te ofrecemos unos consejos para fomentar tu resiliencia en tu día a día, de modo que puedas afrontar mejor las situaciones adversas que vayan surgiendo:

  • Construye relaciones fuertes y positivas, creando vínculos cercanos para tener apoyo en momentos difíciles y aceptación y compromiso en los buenos momentos. Además, establecer conexiones importantes en grupos que tengan relación con tus ideas, creencias y/o valores puede ser de gran ayuda a la hora de superar adversidades.
  • Haz que cada día tenga sentido. Haz cosas que te permitan tener cada día sensación de logro y propósito y sentirte orgulloso de tu labor. Para esto, puede ayudar el establecimiento de metas que orienten y guíen las acciones a objetivos significativos de futuro. Si quieres saber más sobre la mejora de capacidades a futuro, te recomendamos este artículo sobre upskilling y este artículo sobre reskilling.
  • Aprende de la experiencia. Analiza la forma de afrontar dificultades en el pasado y mejora tus habilidades y estrategias en función de los errores cometidos.
  • Mantén la esperanza. Aceptar y anticipar el cambio y las adversidades hacen más fácil adaptarse y enfrentarse a los nuevos retos con menos ansiedad.
  • Presta atención a tus propias necesidades y sentimientos. Conocerte y sentirte bien contigo mismo hará que te percibas como más competente y eficiente, lo que te ayudará a superar dificultades. 
  • Sé proactivo. No ignores los problemas, analízalos de manera crítica y establece planes de acción adecuados y meditados. Si quieres saber cómo favorecer tu pensamiento crítico, te recomendamos este artículo.

 

CONSEJOS PARA FOMENTAR LA RESILIENCIA - LISA Institute

Quiero saber más sobre entrenamiento en habilidades psicológicas y Análisis de Inteligencia, ¿qué hago?

Si quieres ampliar información sobre cualquier ámbito de la Inteligencia Competitiva, Económica, Criminal o Policial, consulta estos artículos de nuestro blog:

Si quieres empezar ya a formarte en inteligencia, te recomendamos los siguientes cursos online:

Si quieres saber aún más

Suscríbete para ser el primero en recibir artículos, análisis y noticias, además de descuentos exclusivos para suscriptores en formación sobre Seguridad, Inteligencia, Ciberseguridad y Geopolítica.