Propaganda Yihadista: ¿Qué podemos hacer para luchar contra la radicalización en Internet?

Si bien la accesibilidad a Internet y la rápida evolución de las tecnologías de la información y la comunicación ha traído consigo importantes beneficios para la sociedad, también es cierto que ha propiciado el surgimiento de nuevas amenazas en materia de seguridad como la propaganda yihadista. Y es que, los terroristas abusan cada vez más de la red para captar simpatizantes, radicalizar a nuevos militantes y hacer llegar su mensaje a cualquier rincón del mundo.

Internet y las redes sociales son uno de los escenarios donde se produce más radicalización. El riesgo que supone la difusión de estos contenidos es que parece desempeñar un papel clave en la aceleración del proceso de radicalización, pues difunden mensajes de apoyo y animan a que se cometan ataques terroristas y actos de violencia.

Con el fin de frenar este tipo de actos y las posibilidades de radicalización por parte de individuos, en este artículo te mostramos por qué es necesario y cómo puedes frenar la difusión de este tipo de mensajes a través de Internet y, así, minimizar la amenaza que supone el terrorismo.

terrorismo yihadista radicalizacion propaganda internet

 

Propaganda yihadista: el potenciador que supone Internet

En Internet podemos encontrar una gran cantidad de recursos para producir y difundir grandes volúmenes de material terrorista. Esta actividad está caracterizada por el uso de Internet y las redes sociales para difundir amenazas, manuales de formación y asesoramiento práctico sobre cómo obtener e importar armas, cómo fabricar bombas, cómo seleccionar objetivos y planear y perpetrar ataques, tanto en el mundo real (terrorismo) como en el mundo virtual (ciberterrorismo). Si quieres ampliar tus conocimientos sobre terrorismo yihadista, haz clic aquí.

Vídeos de ataques perpetrados con éxito, tortura y ejecución de las víctimas… El alto ratio coste/beneficio de Internet ofrece a los reclutadores radicales más oportunidades para propagar estos contenidos e interactuar con millones de personas a las que, de otro modo, no podrían llegar por medios convencionales.

Y, en este punto, concretamente las redes sociales se han convertido en un canal fundamental donde reclutar, comunicarse, financiarse y promover el extremismo violento.

Prueba de ello, es el estudio cuantitativo "Dos factores que explican la radicalización yihadista en España", realizado sobre una muestra de 178 individuos detenidos en España entre 2013 y 2016 por actividades relacionadas con el terrorismo yihadista.

Según esta investigación, realizada por Fernando Reinares, Carola García-Calvo y Álvaro Vicente en 2017, un 40,3% de los detenidos se radicalizó en un entorno mixto, a la vez online y offline, mientras que el 35,3% de los mismos se radicalizó en un entorno básicamente online.

"Esta última radicalización, sobre todo a través de Internet y redes sociales, ha sido habitual entre individuos que se radicalizaron en solitario; asimismo, entre quienes lo hicieron como parte de un pequeño grupo de individuos geográficamente dispersos entre sí a lo largo del territorio español que no llegaron a conocerse en persona, al menos con anterioridad a su detención en actividades terroristas", apunta el estudio.

terrorisimo radicalizacion online yihadista

El profesor de la Universidad Pablo de Olavide y asesor de la Europol, Manuel Ricardo Torres Soriano, señalaba en una entrevista para El País que "el principal rendimiento que obtiene el yihadismo de las tecnologías de la información es propagandístico"

Además, según este experto, las armas que caracterizan a la propaganda yihadista en Internet "son una mezcla de persuasión y creatividad. Lo que diferencia al terrorismo de otras formas de violencia organizada es el componente propagandístico".

"El objetivo final es que, aunque sea inevitable que haya mensajes radicales en Internet, que estos no campen a sus anchas", añadía Torres Soriano.

Guía práctica para ser un ciudadano ejemplar contra el terrorismo

Si te interesa también la prevención y detección de la radicalización terrorista, consulta nuestra Guía práctica para ser un ciudadano ejemplar contra el terrorismo.

Protocolo para frenar la propaganda yihadista

1. Denuncia la apología del terrorismo y las conductas sospechosas

El Ministerio del Interior en España, a través del Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO) ha impulsado la página web Stop-Radicalismos desde la que alertar a las autoridades de forma anónima de cualquier indicio que pueda derivar en radicalización o conducta extremista, intransigente o de odio por razones racistas, xenófobas, de creencias o ideológicas.

También puedes comunicar casos de radicalización en individuos que hayan desaparecido o viajado hacia zonas de conflicto.

stopradicalismos radicalizacion internet propaganda yihadista lisa institutePor otro lado, la Unidad de Notificación de Contenidos de Internet de la UE, creada en el seno de Europol, desempeña también un papel fundamental en este sentido. Contribuye a identificar el contenido terrorista en línea y, cuando considera que el material infringe los términos y condiciones de la empresa en cuyo sitio está alojado, lo notifica rápidamente a esta para que lo retire.

2. Presta atención a posibles indicios de radicalización entre los niños y adolescentes a través de la red

Es importante concienciar a los niños, los padres y los profesores de los riesgos que aquellos pueden encontrar en la red y proporcionarles los medios y conocimientos para hacerles frente. Los educadores y centros educativos suponen una pieza fundamental de transmisión de conocimientos, valores de ciudadanía, así como en la detección temprana y alerta ante posibles radicalizaciones. Si quieres aprender los principales indicadores de radicalización yihadista, haz clic aquí.

3. No colabores en la difusión de imágenes o vídeos de un atentado

En caso de estar cerca de la zona de un atentado, sabemos que el primer instinto de muchas personas es compartir imágenes de lo ocurrido en redes sociales. ¿Por qué no es una buena idea? En primer lugar, porque debemos preservar el respeto a las víctimas y a sus familiares, estamos beneficiando a los propios terroristas porque estamos propagando el terror y, además, porque puedes estar entorpeciendo una investigación policial. Si quieres saber qué acciones afectan más a las víctimas del terrorismo y cómo se reduce su impacto psicológico a corto, medio y largo plazo, haz clic aquí.

Si bien esta recomendación se dirige al conjunto de la ciudadanía, más si cabe, deben tener especial sensibilidad los profesionales del mundo de la comunicación (periodistas, fotoperiodistas, etc.), quienes deben informar de lo sucedido sin menoscabo del respeto de sus propios códigos deontológicos.

4. Difunde la Cultura de seguridad

En definitiva, los anteriores puntos pueden resumirse en "haz todo cuanto esté en tu mano por restringir la accesibilidad al material terrorista". Asimismo, será de gran utilidad que contribuyas a crear una Cultura de seguridad reenviando este artículo a las personas de tu entorno. A mayor conocimiento sobre la importancia de no difundir ni reenviar la propaganda yihadista y sus consecuencias hacia la radicalización, menos atentados habrán y más resiliente será nuestra sociedad ante la amenaza del terrorismo.

Cursos de Seguridad Inteligencia Ciberseguridad


    FUENTE

    Curso de Análisis Interno de Procesos de Radicalización en Terroristas Yihadistas

    Parte de los contenidos de este artículo pertenecen al Curso de Análisis Interno de Procesos de Radicalización en Terroristas Yihadistas coordinado por la profesora Raquel Alonso, quien padeció, junto a sus dos hijos, la radicalización yihadista de su entonces marido, miembro de la célula terrorista "Brigada Al-Andalus", parte de una red internacional de captación y envío de yihadistas para su integración en la organización terrorista ISIS/Daesh liderada por Lahcen Iskarrien (entrenado en Afganistán y ex preso en Guantánamo).

    Por su experiencia personal directa, es conocedora de primera mano de cómo se puede radicalizar una persona totalmente normal y de las posibles mejoras que necesita el sistema educativo, legislativo, policial, judicial y de medios de comunicación en relación a los procesos de radicalización terrorista. Es autora del libro Casada con el Enemigo (Editorial Espasa, Grupo Planeta).

    Si quieres saber más

    Suscríbete para ser el primero en recibir artículos, análisis y noticias, además de descuentos exclusivos para suscriptores en formación sobre Seguridad, Inteligencia o Ciberseguridad.

    Si te ha interesado este artículo y quieres saber más, no dudes en explorar los Cursos online relacionados haciendo clic aquí.

    Suscribirme Ahora Gratis a LISA Institute