Prevención del terrorismo: Guía práctica para ser un ciudadano ejemplar contra el terrorismo

Después de cada atentado terrorista, todo el mundo se hace la misma pregunta: ¿Qué puedo hacer como ciudadano para contribuir a la prevención del terrorismo? ¿Cómo se puede prevenir que este hecho tan doloroso vuelva a ocurrir? Cada vez más ciudadanos se están preguntando qué pueden hacer personalmente para ayudar en la lucha y prevención del terrorismo. Por eso, desde LISA Institute hemos decidido hacer este artículo en colaboración con varios de nuestros profesores con experiencia en materia Antiterrorista. Nuestro objetivo: incentivar la prevención del terrorismo creando la primera Guía práctica para ser un ciudadano ejemplar contra el terrorismo.

Prevención del Terrorismo. Guía práctica LISA Institute

La prevención del terrorismo no solo depende de policías o militares, la prevención del terrorismo depende de todos los ciudadanos.

Al igual que los terroristas tienen manuales y una Guía práctica de cómo atacar a nuestra sociedad, es necesario dar a conocer y distribuir a los cuatro vientos una Guía práctica de prevención del terrorismo para que cualquier ciudadano pueda poner su granito de arena en la lucha contra el terrorismo. La realidad es que cualquier ayuda es inestimable para combatir cualquier tipo de terrorismo, especialmente aquel que se esconde en la propia sociedad para intentar atacarla desde dentro.

Es importante tener presente que los terroristas no nacen siéndolo, sino que sufren un proceso de radicalización, unas veces incentivada por su entorno (familia, amigos, líderes,..) y otras veces generada autónomamente por ellos mismos, normalmente a través de internet.

Es vital saber que ese proceso de radicalización suele ser progresivo y cambia la forma en la que el terrorista se relaciona con su entorno: familia, amigos, vecinos,… Normalmente esa radicalización tarda meses o incluso años, pero en otras ocasiones puede ser una radicalización express y tardar meses o incluso pocas semanas.

Durante ese proceso de radicalización en el que el futuro terrorista empieza a cambiar su forma de actuar y tener una actitud sospechosa es cuando su entorno debe alertar a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad para que contrasten y comprueben si realmente es una persona potencialmente peligrosa o no.

La mejor prevención del terrorismo es la anticipación: ¿En qué factores de riesgo debo fijarme para detectar a un potencial terrorista?

Todos y cada uno de los expertos en lucha antiterrorista que han participado en este artículo hacen énfasis en que no hay una lista cerrada de factores que científicamente nos permitan saber si una persona es un futuro terrorista o no. De todos modos, en todas las investigaciones policiales y académicas realizadas hasta el momento hay cierta repetición de hechos que podrían ser considerados relevantes, aunque ninguno de ellos determina por sí solo que estamos delante de un individuo potencialmente peligroso. Cuantos más factores se den en un mismo individuo, más probable es que se trate de un potencial terrorista:

  1. Comentarios violentos en contra de ciertas personas, grupos de personas, países o instituciones políticas, policiales o militares.
  2. Celebraciones de actos terroristas recientes.
  3. Justificaciones de las causas que llevan al terrorismo y falta de empatía o deshumanización de las víctimas del terrorismo.
  4. Lejanía repentina de su entorno social inmediato: cambio de amigos, cambio de ciudad, viajes a países en guerra, etc.
  5. Cambio habitual y frecuente de domicilio o ciudad de residencia.
  6. Alta sensibilidad por su privacidad en internet y redes sociales: cambio frecuente de nombre, uso de nombres falsos o alias, sin fotos personales, etc.
  7. Cambio frecuente de número de teléfono o combinación de varios números a la vez.
  8. Cambio frecuente de vehículo o combinación de varios vehículos a la vez.
  9. No establecer relaciones interpersonales con vecinos u otros ciudadanos fuera de su entorno inmediato.
  10. Acoger ocasionalmente a personas aparentemente desconocidas en su domicilio.

Prevención del terrorismo mediante una Guía práctica para ser un ciudadano ejemplar contra el terrorismo

  1. Comunica cualquier factor de riesgo comentado anteriormente. Para prevenir es vital comunicar rápidamente cualquier factor de riesgo o sospecha que te generen individuos de tu entorno a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad. Todos los comunicados se investigan. No es necesario que facilites tus datos personales completos y la información que facilites será totalmente confidencial:
    1. Cuerpo Nacional de Policía: 
      1. A través telefónico: 900.100.091 / 91.582.21.60 / 091.
      2. A través de la web clica aquí.
    2. Guardia Civil:
      1. A través telefónico: 900.100.062.
      2. A través de la web clica aquí.
    3. Mossos d'Esquadra:
      1. A través telefónico: 93.728.52.20.
      2. A través de la web clica aquí.
    4. Ertzaintza: 
      1. A través telefónico: 900.840.843.
      2. A través de la web clica aquí.
  2. No hagas difusión de textos, audios o vídeos realizados por los terroristas: si los reenviamos les estamos haciendo propaganda gratuita y permitimos que el terror penetre, se difunda y cale en nuestra sociedad, por lo que sin quererlo en vez de prevención del terrorismo estamos haciendo de megáfono a los terroristas.
  3. No reenvies whatsapps presuntamente firmados por policías o militares alertando de posibles amenazas terroristas. Siempre son falsos, las instituciones no informan por whatsapp, informan por canales oficiales. Si recibes estos whatsapps pásale esta Guía práctica al contacto que te lo ha enviado.
  4. Comunica cualquier hecho ilícito a la policía, aunque no esté conectado a simple vista con el terrorismo. En la mayoría de casos, los terroristas o su entorno inmediato, tienen antecedentes penales por delitos contra la salud pública (drogas) o contra la propiedad (robos con fuerza, robos con violencia,..), mediante los que se financian o como modo de vida. Si la policía les consigue detener por otros motivos, también se consigue evitar que lleven a cabo sus planes terroristas.
  5. No caigas en generalizaciones o simplificaciones de la amenaza terrorista y sus causas. Es importante informarse bien para poder opinar del tema y comprender exactamente cuál es la amenaza actual y cuáles son las causas que han llevado a cada terrorista a radicalizarse. De lo contrario, estamos provocando que nuestro entorno también se radicalice y eso es precisamente uno de los objetivos de los terroristas. 
  6. Comunica a los responsables del lugar cualquier objeto abandonado (bolsos, bolsas, maletas,..) en la vía pública, especialmente en zonas con gran afluencia de personas, sin tocarlas ni moverlas, para que revisen rápidamente videograbaciones y activen los protocolos que corresponda. Además de prevención del terrorismo también evitarás otros delitos como hurtos o apropiaciones indebidas.
  7. Comunica cualquier robo de vehículo así como cualquier alquiler de vehículos injustificado o sospechoso. Los terroristas necesitan transportarse pero también utilizan los vehículos como un arma.
  8. Comunica cualquier documentación falsa o sospechosa que detectes en tu trabajo. Para esconderse y viajar los terroristas suelen utilizar documentaciones falsas u originales que previamente han sido robadas. Si la foto no corresponde con el portador de la documentación o si te da la sensación de que sea falsa, comunícalo rápidamente. Si trabajas en el sector turístico o la hostelería, sería muy positivo que te especializaras en detectar documentaciones falsas.
  9. En caso de atentado terrorista, aunque sea en otra ciudad o país: difundir al máximo posible cualquier llamada a la colaboración por parte de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, siempre y cuando nos lo pidan por canales oficiales: fotos de los terroristas, matrículas, descripción de los sospechosos,...
  10. Colabora en todo momento con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad: haciendo caso de sus consejos de prevención y seguridad, de sus consignas y de sus indicaciones tanto si estas en la vía pública, en el trabajo o en casa. Ellos nos protegen, velan por nuestra seguridad y tienen más información de lo que está ocurriendo para poder tomar las decisiones correctas en la prevención del terrorismo y su persecución.

Y ahora, para que esta prevención contra el terrorismo sea eficaz ya solo queda COMPARTIR esta GUÍA PRÁCTICA con tu entorno personal y profesional para que todos puedan aplicarla. El terrorismo es una de las principales amenazas a nuestra seguridad, a nuestra convivencia y nuestro modo de vida. Todos debemos contribuir a que nuestra sociedad sea más segura, más justa y esté más protegida.

Si quieres ser el primero en recibir artículos, análisis, alertas de riesgos o ciberriesgos que puedan afectarte, SUSCRÍBETE AHORA, es gratuito.