¡10% Descuento hasta fin de plazas!

Cursos de Seguridad Inteligencia Ciberseguridad


Guía para viajar a una Zona Hostil o de Guerra: consejos previos

Viajar a una zona hostil o de guerra puede ser una de las experiencias más satisfactorias, enriquecedoras y transformadoras para una persona, según múltiples profesionales que lo han vivido. Los motivos para viajar a una zona hostil o de guerra pueden ser muchos: obligación profesional, proyección laboral, deseo de aventura, implicación emocional con un determinado conflicto, participar en ayuda humanitaria, cooperación internacional, informar a la sociedad, etc. No obstante, las personas que deciden (o aceptan) ir a una zona hostil o de guerra deben comprender algo de antemano: siempre tiene un coste personal. 

Por tanto, esta Guía pretende informar y concienciar de los riesgos reales a cualquier periodista (enviado especial o corresponsal de guerra), voluntario o cooperante, policía o militar en misión internacional, embajador, cónsul o personal diplomático, así como a cualquier profesional que deba desplazarse a una zona hostil (inestable política y socialmente) o a una zona de guerra.

A continuación te ofrecemos una Guía de consejos previos a viajar a una Zona Hostil o de Guerra para que conozcas los principales riesgos, así como los consejos que deberías tener en cuenta antes de decidir o aceptar viajar a una zona de conflicto:

  • Lista de 10 temas a valorar antes de decidir iniciar un viaje a una Zona Hostil o de Guerra
  • ¿Cuáles son los riesgos de viajar a una Zona Hostil o de Guerra?
  • 5 consejos antes de viajar a una Zona Hostil o de Guerra
  • Qué debemos saber de la Zona Hostil o de Guerra a la que viajaremos
  • Tipos de conflictos y riesgos que puede haber en una Zona Hostil o de Guerra
  • Examen final antes de decidir viajar a una Zona Hostil o de Guerra
  • Cómo formarse antes de viajar a Zonas Hostiles o de Guerra

             

            Guía Prevención y Seguridad en Zonas Hostiles o de Guerra

            Lista de 10 temas a valorar antes de decidir viajar a una Zona Hostil o de Guerra

            Viajar a una Zona Hostil o de Guerra en la mayor parte de casos puede (y debe) planificarse. Si no es una actividad que hacemos habitualmente, es un proceso complejo que requiere tener en cuenta muchos factores antes de decidirnos a emprender el viaje.

            A continuación un listado de 10 temas que deben ser valorados antes de decidir viajar a una zona hostil o de guerra:

            1. Entender los riesgos reales.
            2. Saber dónde vamos.
            3. Conocer fuentes fiables donde informarnos.
            4. Recibir consejos de otras personas que hayan vivido esa misma situación.
            5. Evaluar la situación y realizar una matriz de riesgos.
            6. Valorar si estamos preparados física y mentalmente.
            7. Adquirir conocimientos de utilidad: cómo actuar en entornos hostiles, qué hacer en cada situación, primeros auxilios, idiomas, etc.
            8. Conseguir documentación obligatoria y recomendada: documentación, autorizaciones, visados, seguros, vacunas,
            9. Conseguir material necesario: ropa, kits, comunicaciones, etc.
            10. Realizar un plan de contingencia para cada riesgo y ensayarlo.

            En esta Guía se tratarán solo las primeras consideraciones a tener en cuenta antes de comenzar a planificar el viaje.

             

            Guía para viajar a una Zona Hostil o de Guerra: consejos previos

            ¿Cuáles son los riesgos de viajar a una Zona Hostil o de Guerra?

            El grado de tensión, de exigencia mental y de fortaleza emocional requerido a la hora de viajar a una Zona Hostil o de Guerra es tal que, por lo general, aquellos que lo experimentan rara vez vuelven a ser los mismos. Esto no tiene por qué ser necesariamente dramático, pero es una realidad a tener en cuenta:

            • En el mejor de los casos, la persona que regresa desde una zona hostil o de guerra suele experimentar, como mínimo, una desconexión con la realidad cotidiana de amigos y parientes. Existe, además, el riesgo de quedar enganchado a la adrenalina y desarrollar dificultades para disfrutar de opciones laborales menos intensas, tales como trabajos de despacho, con mucha burocracia, etc.
            • Muchos trabajadores que tienen que viajar a una zona hostil o de guerra sufren estrés, problemas para conciliar el sueño o para concentrarse, o el llamado síndrome de estrés postraumático. Si han sido testigos de atrocidades o sufrido experiencias traumáticas, pueden incluso desarrollar problemas psicológicos de diversa índole. Con este curso puedes prevenir y reducir las secuelas psicológicas que te puede dejar cualquier atentado terrorista, ya sea como víctima, como testigo o como profesional.
            • Hay que considerar como una realidad la posibilidad de sufrir secuelas físicas graves o quedar mutilado en una zona hostil o de guerra. Por ejemplo, el fotógrafo portugués Joao Silva (coautor del libro “El club del bang bang”) perdió ambas piernas tras pisar una mina en Afganistán en 2010.
            • Es necesario prepararse mentalmente para la posibilidad de verse afectado por sucesos trágicos: asaltos, secuestros, violaciones y, en el peor de los casos, la muerte de un compañero, o la propia.

            Este tipo de actividad requiere de formación concreta y de cierta experiencia a la hora de operar, que posteriormente puede aplicarse a otros lugares, aunque el contexto sea completamente diferente. Aquí puedes formarte y adquirir conocimientos sobre los Protocolos de Autoprotección.

             

            Riesgos de viajar a una Zona Hostil o en Guerra

              5 consejos antes de viajar a una Zona Hostil o de Guerra 

              Antes de viajar a una zona hostil o de guerra hay que tener en cuenta muchos aspectos, ya que estamos poniendo en riesgo tanto nuestro estado físico como mental.

              A continuación, te ofrecemos 5 consejos que debes entender y procesar antes de realizar un viaje a una zona de conflicto:

              1. Viajar a una zona hostil o de guerra debería ser, SIEMPRE, una decisión voluntaria. Si no se está plenamente convencido de ello, la elevada exigencia mental y anímica que supone operar en un área de alto riesgo puede conducir a un colapso emocional y padecer de forma más intensa y grave cualquier suceso traumático.
              2. Si se sufre algún problema psicológico, trastorno psicoemocional o un mal momento anímico es mejor no viajar a una zona hostil o de guerra.
              3. Es conveniente evitar los momentos de euforia exagerada, que pueden conducir a un exceso de autoconfianza y a asumir riesgos innecesarios. Por ejemplo, un joven fotógrafo español estaba cubriendo la guerra de guerrillas del Frente Polisario en los años 80 y se apresuró a tomar una foto nocturna del muro construido por el Ejército marroquí en el Sáhara, utilizando el flash para conseguir una mejor iluminación… pero atrajo el fuego de las baterías marroquíes. Su deseo de lograr la mejor imagen posible había creado una situación de enorme peligro para sí mismo y los guerrilleros que le escoltaban.
              4. Es casi imposible viajar a zonas hostiles o de guerra sin hablar idiomas. Con el castellano se puede trabajar en Latinoamérica y en algunas regiones como África u Oriente Medio. El inglés, como actual lengua franca del planeta, es un requisito prácticamente imprescindible. El francés nos servirá en amplias zonas de África y algunos lugares de Asia y el mundo árabe. Un dominio razonable del árabe o el ruso nos permite cubrir extensas zonas del planeta, y el chino puede servirnos como idioma de comunicación en el Sudeste Asiático y algunas áreas de Asia Central. Incluso el alemán puede llegar a ser útil en sitios como los Balcanes y Oriente Medio.
              5. Es recomendable que antes de viajar a una zona hostil o de guerra adquiramos experiencia como viajeros, realizando viajes progresivamente más complicados (por ejemplo, realizar una buena excursión como mochileros por algún país de Asia Central, África, el Cáucaso o algunas partes remotas de Latinoamérica pueden ser un magnífico entrenamiento) hasta que nos sintamos lo suficientemente seguros como poner el pie en una zona hostil o de guerra.

                     

                    Consejos para viajar a una Zona Hostil o de Guerra

                    Cursos Prevención del Terrorismo LISA Institute

                    Qué debemos saber de la Zona Hostil o de Guerra a la que viajaremos

                    A menudo se tiende a olvidar la importancia del contexto local. Todo lo que podamos averiguar sobre el lugar al que viajaremos puede ser determinante.

                    Aquí listamos algunos elementos a los que hay que prestar atención cuando planifiquemos nuestro viaje a una zona hostil o de guerra:

                    • Clima. Es un dato fundamental tanto para saber qué tipo de ropa debemos llevar para nuestra actividad diaria como para tener en cuenta posibles riesgos de enfermedades contagiosas o tropicales, e incluso de situaciones extremas: inundaciones, tormentas de arena, posibles caídas bruscas de la temperatura, etc.
                    • Composición étnica y estructura social. Las rivalidades étnicas pueden suponer un problema serio: por ejemplo, llevar un chófer que pertenece a cierto clan cuando te paran en un control de carretera rival puede generar un conflicto.
                    • Sistema de gobierno. Obviamente no es lo mismo trabajar en un país con un sistema nominalmente democrático que en una dictadura, por lo que nuestra planificación variará conforme a ello y todo dependerá de cuál sea nuestro objetivo. Por lo general, las temáticas humanitarias (refugiados llegados del país vecino, emergencias médicas) o económicas (inversión extranjera, proyectos energéticos) suelen ser bien recibidas, incluso por las dictaduras.
                    • Estabilidad política. Conocer el grado de satisfacción de la población local con sus gobernantes, y los mecanismos que éstos utilizan para mantenerse en el poder, puede llegar a ser muy útil, así como saber quiénes son los principales grupos de la oposición y cuál es su grado de organización. Aquí conocerás los 10 principales riesgos geopolíticos a nivel internacional hasta 2025
                    • Cuestiones territoriales. Es necesario conocer hasta qué punto las autoridades controlan la totalidad del territorio, y, en caso de que no sea así, quiénes están al mando en cada área. Saber quién manda y quién influye en quien manda en cada región es vital.
                    • Situación del conflicto. No es lo mismo llegar a un lugar donde se están disparando los primeros tiros que a una guerra que lleva meses o años en marcha. La volatilidad y la inestabilidad, y por tanto también los riesgos asociados varían.
                    • Crimen y secuestros. En algunos lugares es posible tomar un taxi en el mismo aeropuerto hasta el hotel que hayamos decidido (es preferible que nos vaya a buscar alguien de confianza, al menos en ese primer contacto con el país), mientras que en otros puede ser un riesgo absolutamente inaceptable.
                    • Permisos y acreditaciones. Hay que averiguar qué documentación vamos a necesitar. Por ejemplo, el Kurdistán iraquí otorga visados de entrada en el mismo aeropuerto a la mayoría de las nacionalidades del mundo, pero no es posible viajar al resto de Irak sin un visado válido.

                       

                      Consejos viajar a una Zona Hostil o en Guerra

                        Tipos de conflictos y riesgos que puede haber en una Zona Hostil o de Guerra

                        A la hora de preparar nuestra misión, debemos tener claro por dónde puede venir el riesgo. No todas las situaciones de peligro son iguales, por los que es conveniente que determinemos a qué tipo de escenario nos vamos a enfrentar:

                        • Inestabilidad política. Si unas protestas masivas contra las autoridades de turno amenazan con hacer peligrar el gobierno o se tornan violentas, la situación puede derivar en disturbios, saqueos y una represión generalizada. Pero, además, pueden producirse brotes de discriminación (por origen étnico, por nacionalidad, por raza, por género, por orientación sexual, religiosa, etc.)  que aticen la hostilidad de algunos individuos contra nosotros.
                        • Delincuencia común y crimen organizado. Es, tal vez, el riesgo más común al que vamos a tener que hacer frente. Como profesionales o extranjeros que a menudo portan dinero en efectivo o un pasaporte valioso, somos un preciado tesoro para los delincuentes. Incluso para determinadas organizaciones criminales y/o terroristas podemos ser una buena moneda de cambio con otras organizaciones o incluso para solicitar un rescate a nuestra familia o nuestro país.
                        • Insurgencia y terrorismoAunque el objetivo en este caso no seamos nosotros, podemos vernos envueltos en situaciones en las que un grupo armado lleve a cabo una acción contra sus ‘enemigos’ y corramos el riesgo de convertirnos en víctimas colaterales.
                        • Guerra convencional. En un escenario bélico, los riesgos pueden ser múltiples: minas antipersona, francotiradores, tiroteos, artillería, bombardeos aéreos, etc.
                        • Catástrofes naturales. En entornos geográficos extremos puede haber una variación climática que nos ponga en riesgo, por lo que es conveniente preguntarse si algo así puede suceder en el lugar al que vamos, así como epidemias y enfermedades. Aquí puedes adquirir las habilidades necesarias para atender a víctimas de delitos violentos, accidentes graves y catástrofes naturales.

                        Cursos Prevención del Terrorismo LISA Institute

                        Examen final antes de decidir viajar a una Zona Hostil o de Guerra

                        Antes de decidir iniciar el viaje es necesario hacerse una serie de preguntas:

                        • ¿Tengo suficiente información sobre el lugar al que voy?
                        • ¿Está justificado el riesgo que voy a correr?
                        • ¿Conozco los riesgos que asumo y cómo voy a hacerles frente?
                        • ¿Conozco los protocolos de actuación en cada situación o escenario de riesgo?
                        • Si ocurre una tragedia, ¿qué va a suceder? ¿Hemos previsto esa situación?
                        • ¿Tengo ganas de ir? ¿Estoy preparado física y psicológicamente?

                        Esta última cuestión no es banal. La organización Reporteros Sin Fronteras recomienda tratar de arreglar cualquier desavenencia o disputa con familiares y amigos antes de viajar a una zona hostil o de guerra, para evitar que un asunto sin resolver nos mine la moral y la concentración durante el viaje. 

                        Hay ocasiones en las que, por orgullo, inercia, presiones de nuestros jefes y otros motivos podemos vernos arrastrados a una misión o viaje en un entorno hostil que en realidad no queremos llevar a cabo.

                        En este sentido, es necesario ser honesto con uno mismo, conocer los propios límites y saber hasta dónde podemos llegar. Es mejor no afrontar un viaje a una zona de guerra o a un entorno peligroso si mentalmente no estamos al cien por cien. 

                        Guía para viajar a una Zona Hostil o de Guerra: consejos previos

                        Cómo formarse para viajar a Zonas Hostiles o de Guerra

                        Si deseas adquirir conocimientos y habilidades para aumentar tu seguridad a la hora de viajar a Zonas Hostiles o de Guerra, te recomendamos el Curso de Prevención y Seguridad para Zonas Hostiles o de Guerra (Nivel 1) mediante el que:

                        1. Aprenderás a informarte y mentalizarte para poder evaluar la situación a la región a la que debes viajar y los riesgos reales, para decidir si estás preparado o no para realizar el viaje.
                        2. Identificarás todos los riesgos a los que te expones en una Zona Hostil o de Guerra, aprendiendo a evaluarlos y comprenderlos.
                        3. Sabrás definir los objetivos generales y específicos de tu viaje con tal de poder definir las necesidades del mismo y así poderlo planificar de forma profesional y personalizada.
                        4. Entenderás qué material es necesario llevarse a una Zona Hostil o de Guerra, incluyendo los equipos de protección necesarios.
                        5. Aprenderás a tener en cuenta la documentación que necesitarás, las revisiones médicas, cómo escoger varios tipos de seguros, así como también aprenderás a organizar una red de apoyo en tu país de origen.
                        6. Interiorizarás los protocolos de actuación ante cada riesgo o incidente, previniendo cualquier riesgo relacionado con documentación, equipaje, dinero, transporte, alojamiento, contactos, etc.
                        7. Comprenderás las ventajas y desventajas de cada sistema de transporte para acceder o moverte dentro de la Zona Hostil así como los riesgos que entraña cada uno y cómo poder mitigarlos.
                        8. Interiorizarás la metodología para poder trabajar en condiciones óptimas de seguridad sobre el terreno con técnicas de discreción, disuasión, autoprotección y aceptación, cómo abordar los sobornos, incidentes en multitudes hostiles o agresivas, cómo actuar ante acusaciones y otros riesgos habituales. 

                        Este Curso de Prevención y Seguridad para Zonas Hostiles y de Guerra (Nivel 1) ha sido preparado por Profesionales de la Seguridad Internacional con décadas de experiencia trabajando en África del Norte, Oriente Medio, Europa del Este y Asia, y va dirigido a:

                        • Periodistas y corresponsales
                        • Personal diplomático y consular
                        • Personal de organismos internacionales
                        • Personal de Ministerios de Relaciones Exteriores
                        • Personal de ONG, voluntarios y cooperantes
                        • Representantes y comerciales de empresas o instituciones públicas
                        • Personal de seguridad privada, policías o militares en misiones internacionales
                        • Personal aéreo y aeroportuario
                        • Personal de agencias de viajes
                        • Turistas aventureros

                        Este curso permite mejorar la seguridad de las personas que deben desplazarse a Zonas Hostiles o de Guerra: permitiéndoles comprender todos los riesgos existentes, aprendiendo a cómo se deben organizar un viaje a esas zonas e interiorizando consejos prácticos para llevar a cabo antes, durante e incluso después del viaje para aumentar su seguridad.

                        Todo ello mediante multitud de guías y consejos prácticos así como lecciones aprendidas y ejemplos reales vividos por los Profesores en primera persona, al haber estado expuestos por motivos profesionales a multitud de estos riesgos en todos los continentes.

                        Para más información o para inscribirte haz clic aquí.

                         

                        Cursos Prevención del Terrorismo LISA Institute

                        Quiero saber más, ¿qué hago?

                        Si quieres ampliar información sobre cualquier ámbito de la autoprotección y la prevención del terrorismo, consulta estos artículos de nuestro blog:

                          Si quieres empezar ya a formarte en autoprotección y terrorismo, te recomendamos los siguientes cursos online:

                          Si quieres saber más

                          Suscríbete para ser el primero en recibir análisis y noticias, además de descuentos exclusivos para suscriptores en formación sobre Seguridad, Inteligencia o Ciberseguridad.

                          Si te ha interesado este artículo y quieres saber más, explora los Cursos online relacionados haciendo clic aquí.

                          Suscribirme Ahora Gratis a LISA Institute