Disolución de ETA: análisis de la disolución de la última organización terrorista de Europa

El equipo de analistas de LISA Institute, tras los acontecimientos relacionados con el comunicado de disolución de ETA, queremos aportar un análisis descriptivo de la organización terrorista, el análisis de su comunicado desde un punto de vista de su narrativa y contranarrativa, así como nuestra visión de cómo debería haber sido la disolución de ETA, la última organización terrorista de Europa. Creemos que es importante hacer un esfuerzo para que no conste su versión de los hechos a nivel nacional ni internacional. Queremos que ETA no tenga la última palabra tras estos 60 años de tanto sufrimiento a nivel social, policial, judicial y político. 

Disolución de ETA: análisis del comunicado de disolución de ETA

Organización terrorista ETA: análisis descriptivo.

  • Ideología: ETA (Euskadi Ta Askatasuna) fue una organización terrorista nacionalista vasca que se proclamaba independentista, socialista, abertzale y revolucionaria.
  • Objetivo: Nació en 1958, durante la dictadura franquista, con el objetivo de crear un Estado socialista en Euskal Herria, región que comprende territorios de España y Francia en los que históricamente ha predominado la cultura vasca.
  • Medios utilizados: Para tratar de conseguir su objetivo ha empleado de forma reiterada el asesinato con arma de fuego, el uso de coches bomba, el secuestro y la extorsión en el marco de una organización terrorista compleja con ramificaciones y aparatos políticos, militares, mediáticos y sociales. 
  • Alianzas: A lo largo de sus 60 años de existencia, tuvo como aliadas otras organizaciones terroristas ideológicamente afines como el IRA (Irlanda) o las FARC (Colombia). 
  • Consecuencias de sus actos:  2.472 acciones terroristas: 853 personas asesinadas, además de miles de heridos y víctimas indirectas. Los principales colectivos que sufrieron la actividad terrorista con víctimas mortales, son los siguientes:
    • 230 agentes de la Guardia Civil
    • 183 agentes de Policía Nacional
    • 103 militares
    • 58 empresarios
    • 39 políticos
    • 30 policías municipales
    • 11 agentes de la Ertzaintza
    • 9 miembros de la judicatura
    • 7 funcionarios de Instituciones Penitenciarias
    • 3 periodistas
    • 1 agente de los Mossos d'Esqüadra
    • 1 policía local francés (última víctima de ETA el 17/03/2010)
  • Zona de actuación: sus actividades han tenido lugar principalmente en España y Francia, aprovechando países como Portugal, Bélgica, Inglaterra, norte de África o Sudamérica para ocultarse o reestructurarse. Sus principales atentados con víctimas mortales han sido 576 en el País Vasco, 123 en Madrid, 54 en Barcelona, 42 en Navarra y 10 Francia.
  • Causas de su disolución:
    • Tras la instauración de la democracia en España, a partir de 1977, comenzó una disminución de los apoyos sociales y políticos que tenía ya que el 90% de sus víctimas mortales fueron en período de democracia.
    • La eficacia policial y judicial descabezó y desarticuló reiteradamente a los comandos operativos y a su cúpula política, militar y de medios de comunicación afines, permitiendo que dejaran de disponer de recursos económicos, logísticos y humanos.
    • Ante la ineficacia de sus acciones terroristas, al no producirse ninguna concesión política, sufrieron la presión de diferentes agrupaciones sociales y políticas, decidiendo finalmente cesar su actividad terrorista, desarmarse y, posteriormente, formalizar su disolución el día 3 de mayo de 2018.

Accede Ahora Ver Cursos Seguridad Inteligencia Ciberseguridad

Análisis del comunicado de disolución de ETA: narrativa y contranarrativa.

Toda actividad terrorista, ya sea estratégica, táctica u operativa, busca tener un impacto político y social en pro de sus objetivos. El comunicado de disolución de ETA, es un buen ejemplo de ello. Lejos de reconocer el dolor que han creado en los últimos 60 años, pedir perdón a todas las víctimas sin distinción y anunciar su disolución sin matices, pretende:

  1. Divulgar su ideología.
  2. Reiterar su discurso político.
  3. Justificar sus 60 años de actividad terrorista.
  4. Legitimar su ciclo y evolución histórica.
  5. Matizar su disolución.

Suscribirme Ahora Gratis a LISA Institute

Para que su discurso y objetivos comunicativos no calen ni total ni parcialmente a nivel nacional ni internacional, ni en la sociedad actual ni en generaciones venideras, a continuación los desgranamos:

  1. Autodenominación y calificativos: En vez de referirse a sí mismos como una Organización Terrorista, se autodefinen como una "Organización socialista revolucionaria vasca de liberación nacional".
  2. Audiencia a la que se dirigen: En todo momento se refieren al "Pueblo Vasco" en vez de dirigirse a las víctimas, a la sociedad o a la Comunidad Internacional en general.
  3. Actividades que dan por concluidas: En vez de nombrar sus actividades terroristas o referirse en genérico al terrorismo, a lo largo del comunicado únicamente dan por concluido:
    1. "El ciclo histórico y la función de la Organización."
    2. "Su actividad política, no siendo más un agente que manifieste posiciones políticas, promueva iniciativas o interpele a otros actores."
  4. Actividades que continuarán haciendo los "exmilitantes" de ETA: especifica que los ahora exmiembros de ETA "continuarán con la lucha por una Euskal Herria reunificada, independiente, socialista, euskaldun y no patriarcal en otros ámbitos, cada cual donde considere más oportuno, con la responsabilidad y honestidad de siempre":
    1. Utilizan el concepto "lucha" tal y como lo han hecho a lo largo de su actividad terrorista cuando se referían a la "lucha armada".
    2. Cuando dicen "con la responsabilidad y honestidad de siempre" y cuando escriben refiriéndose al "Pueblo Vasco" que son "un pueblo vivo que quiere ser dueño de su futuro, gracias al trabajo realizado en distintos ámbitos y la lucha de diferentes generaciones" reiteran, legitiman y justifican unos supuestos valores, demostrando no solo el no arrepentimiento y ausencia manifiesta de perdón a las víctimas sino incluso orgullo de lo que han sido y representado a lo largo de su actividad terrorista.
  5. Matización de sus actividades terroristas: cuando manifiestan que cierran "un ciclo en el conflicto que enfrenta a Euskal Herria con los estados, el caracterizado por la utilización de la violencia política", es importante destacar que no ha existido ningún conflicto ni violencia política entre dos entes jurídicos, administrativos o políticos. Solo ha existido una Organización terrorista que ha tratado de conseguir objetivos políticos causando el terror en la sociedad vasca y en el resto de la sociedad española.
  6. Encargos de futuro: La osadía y orgullo de militancia les hace "encargar" al "Pueblo Vasco":
    1. "Construir un proceso como pueblo que tenga como ejes la acumulación de fuerzas, la activación popular y los acuerdos entre diferentes".
    2. "Materializar el derecho a decidir -la autodeterminación e independencia de Euskal Herria- para lograr el reconocimiento nacional será clave".
    3. "El independentismo de izquierdas trabajará para que ello conduzca a la constitución del Estado Vasco".
  7. Disolución: En vez de reconocer y formalizar su disolución, matizan que "ETA surgió de este pueblo y ahora se disuelve en él", dejando cierta ambigüedad intencionada al respecto.
  8. Victimas: No hace a lo largo del comunicado ninguna mención ni referencia a las víctimas, principales afectadas de su terror, aunque el comunicado lo hace Josu Ternera, el que fuese el Jefe de ETA durante atentados como el de Hipercor en el que hubo 21 muertos civiles y 45 heridos.

Análisis comunicado disolución de ETA

Cómo debería haber sido el proceso y comunicado de disolución de ETA.

Lejos de formalizar la disolución de su Organización terrorista y sus estructuras, han aprovechado la situación para difundir su ideario, justificar sus acciones y dar su último (esperemos) coletazo mediático.

De acuerdo a los estándares internacionales de resolución y mediación en procesos similares, cualquier disolución de una organización terrorista debe implicar las siguientes acciones, como mínimo y sin excepción:

  1. Cese de la actividad terrorista.
  2. Reconocimiento de sus delitos y colaboración en el esclarecimiento de los que están pendientes de resolver.
  3. Entregar las armas e informar de la ubicación del resto de recursos técnicos y logísticos de modo que se impida una posible reactivación de la organización terrorista.
  4. Solicitud expresa y explícita de perdón y respecto hacia todas las víctimas de sus actos, sin distinguir entre civiles, policías o militares, ya sean víctimas directas o colaterales.
  5. Comunicar formalmente su disolución sin interpretaciones, justificaciones o intentos de legitimación política.

La Organización terrorista ETA, por el contrario, solo ha cumplido el primero de los cinco puntos. 

Manifestación contra ETA por Miguel Ángel Blanco

Por las víctimas, por vosotros, por todos.

El presente artículo ha sido redactado con el único objetivo de que conste la versión más fidedigna a la realidad, de que ETA no tenga la última palabra y de que sus intenciones mediáticas no calen a nivel nacional e internacional, ni ahora ni en generaciones venideras. Ni os olvidamos, ni os perdonamos.

Nuestra máxima admiración a todos esos Policías, Jueces, Fiscales, Periodistas y Políticos que gracias a su valentía contribuyeron a que la Democracia se impusiera y derrotara al Terrorismo.

Nuestro máximo respeto, honor y memoria a todas las víctimas de ETA.

El Equipo de LISA Institute.

Suscribirme Ahora Gratis a LISA Institute


Dejar un comentario