¡Conoce las +4.500 opiniones de alumnos de LISA Institute!

Cursos de Seguridad Inteligencia Ciberseguridad


Guía para viajar a una Zona Hostil o de Guerra: Consejos de Seguridad Operativa

Viajar a una zona hostil o de guerra puede ser una de las experiencias más satisfactorias, enriquecedoras y transformadoras para una persona, según múltiples profesionales que lo han vivido. Sin embargo, entrar en una zona de guerra es un proceso potencialmente crítico: en pocas horas pasamos de la seguridad de nuestros países de origen a un sitio donde, quizá, proliferan los asaltos o varios bandos se atacan entre sí por el control de un territorio o unos recursos. Por este motivo, las personas que deciden (o aceptan) ir a un lugar así deben comprender que es fundamental la seguridad operativa del viaje a la zona hostil o de guerra. 

Por tanto, esta Guía pretende aportar una serie de consejos prácticos para maximizar la seguridad de cualquier periodista (enviado especial o corresponsal de guerra), voluntario o cooperantepolicía o militar en misión internacional, embajadorcónsul o personal diplomático, así como a cualquier profesional durante el viaje y la llegada a una zona hostil (inestable política y socialmente) o a una zona de guerra.

A continuación, encontrarás una Guía de consejos de seguridad operativa de viaje una Zona Hostil o de Guerra para que puedas prevenir o evitar cualquier tipo de conflicto:

  • ¿Qué hacer con nuestra identidad digital en una zona hostil o de guerra?
  • ¿Cómo debemos actuar en una zona hostil o de guerra?
  • ¿Qué equipaje llevar a una zona hostil o de guerra?
  • ¿Cuánto dinero llevar a una zona hostil o de guerra y cómo transportarlo?
  • ¿Cómo elegir el alojamiento en una zona hostil o de guerra?
  • ¿Cómo formarse antes de viajar a Zonas Hostiles o de Guerra?

             

            Consejos de seguridad operativa de viaje a una Zona Hostil o en Guerra

            ¿Qué hacer con nuestra identidad digital en una Zona Hostil o de Guerra?

            A la hora de viajar a una zona hostil o de guerra es imprescindible tener en cuenta nuestra identidad digital.

            A continuación, te ofrecemos una lista de 6 consejos para maximizar tu seguridad:

            1. Tal vez te convenga tener una identidad digital lo más limpia posible, para que si alguien se interesa por ti sobre el terreno tenga la menor información posible. Esto es crítico en caso de secuestro, ya que se encargarán de buscar tu nombre en Google para ver a quién tienen en sus manos y valorar tu precio en base a tu calidad o nivel de vida o el de tu familia y amigos.
            2. Puede ser una buena idea desactivar temporalmente nuestras cuentas de las redes sociales antes de viajar a una zona hostil o de guerra. Aunque creas que no tienes nada que ocultar, mantener información personal online es una malísima idea. Seguimos con el mismo ejemplo que antes, si nuestros captores consiguen nuestras claves de acceso verán muchas fotos con una persona y nos presionarán para que sea nosotros o ella. Debemos reducir al máximo cualquier posibilidad de chantaje ya sea presencialmente o virtual.
            3. Reporteros Sin Fronteras recomienda crear una página personal privada que permita descargar documentos personales que puedan ser útiles en un momento dado: pasaporte, documento de identidad, tarjeta de prensa, etc. 
            4. Otra opción incluso más sencilla es crear una cuenta de correo especial y adjuntar los documentos en un borrador que no enviaremos a nadie. La ventaja de estos métodos es que es posible dar una explicación coherente sobre por qué apenas hay información sobre nosotros en Internet, pero podemos conservar documentos críticos online por si las cosas se complican y los necesitamos. 
            5. Nuestra cuenta de correo tendría que estar lo más limpia posible y sin ningún elemento comprometedor, como cualquier mensaje con grupos que uno de los bandos pueda considerar hostil. Debemos dar por hecho que las autoridades (o nuestros captores) podrán revisar toda la información que quieran incluyendo nuestros mensajes de redes sociales o nuestros emails.
            6. Lo mismo vale para ordenadores, discos duros e incluso pen drive USB. Es recomendable que estos dispositivos estén cifrados, bien por hardware o por software, y que los archivos más sensibles estén ocultos. De lo contrario, si ven que hay una contraseña podrían aumentar la presión hasta que les facilitemos la contraseña. 

            En este enlace puedes acceder a la Guía preliminar para viajar a una Zona Hostil o de Guerra para informarte y concienciarte de los riesgos reales a los que harás frente al desplazarte a una zona inestable política y socialmente o de guerra. 

            Si quieres adquirir conocimientos prácticos y habilidades concretas para viajar a una Zona Hostil o de Guerra te recomendamos el Curso de Prevención y Seguridad para viajar a Zonas Hostiles o de Guerra.

             

            Qué hacer con nuestra identidad digital en una Zona Hostil o de Guerra

            ¿Cómo debemos actuar en una Zona Hostil o de Guerra?

            A continuación, te ofrecemos una lista de 6 consejos sobre cómo actuar en una zona hostil o de guerra:

            1. Es una obviedad, pero jamás debemos anunciar nuestro viaje en redes sociales. A ser posible, los datos de tu itinerario (día y hora del vuelo, compañía, planes inmediatos tras la llegada, etc.) solo deberían conocerlos aquellos que deban saberlo: tu jefe, parientes más cercanos, las personas de contacto de tu red de seguridad, etc. 
            2. Mantener un perfil bajo debería ser el modo estándar de operar, tratando a toda costa de evitar llamar la atención, sea mediante nuestra vestimenta o nuestro comportamiento. 
            3. Deberíamos evitar cualquier elemento que revele nuestras preferencias políticas o ideológicas, nuestra orientación religiosa e incluso sexual, pero también nuestra nacionalidad o lugar de origen.
            4. Algunos expertos en seguridad recomiendan tratar de mantener una “conciencia situacional” mínima en todo momento. Es decir, tratar de identificar los elementos de normalidad en el entorno, de manera que podamos detectar rápidamente los cambios que se produzcan y reaccionar en consecuencia.
            5. Prestar atención a nuestros compañeros de viaje puede ser una buena idea para ver si detectamos algún personaje inusual. Si estamos sometidos a vigilancia a manos de profesionales, probablemente no nos demos ni cuenta, pero es posible que detectemos que alguien nos está prestando más atención de la deseada. Nos puede estar siguiendo, haciendo fotografías o incluso coaccionándonos de forma tácita para que abortemos nuestros planes.
            6. Si viajamos con compañeros, debemos ser discretos también con lo que hablamos, aunque lo hagamos en nuestro idioma. Jamás debemos asumir que nadie puede entendernos, ya que es sorprendente la cantidad de gente que habla castellano en todo el mundo, a menudo en los sitios más insospechados y aunque creamos que no. 

              Este tipo de actividad requiere de formación concreta y de cierta experiencia a la hora de operar, que posteriormente puede aplicarse a otros lugares, aunque el contexto sea completamente diferente. Aquí puedes formarte y adquirir conocimientos sobre los Protocolos de Autoprotección más eficaces al viajar a una Zona Hostil o de Guerra.

                ¿Qué equipaje llevaremos a una Zona Hostil o de Guerra? 

                Nuestras maletas pueden ser una vulnerabilidad en determinadas ocasiones. Por este motivo, te ofrecemos una lista de 5 consejos sobre el equipaje que debemos llevar a una zona hostil o de guerra:

                1. Lo ideal es siempre viajar con el mínimo equipaje posible, aunque dependiendo de lo complicada que sea la misión y de las condiciones de seguridad. A veces es mejor sufrir un poco en el aeropuerto por el peso que enfrentarnos después a determinadas situaciones sin las herramientas adecuadas.
                2. Hay que mantener el equipaje controlado en todo momento, mucho más en lugares donde el narcotráfico o el contrabando sean un fenómeno endémico habitual. Esta es una variable a contemplar en el análisis de riesgos que debamos realizar de forma preliminar.
                3. Por supuesto, no debemos aceptar hacernos responsables de ningún paquete de desconocidos, aunque quien nos lo pida sea una persona aparentemente inofensiva con una emergencia o un drama personal grave.
                4. Debemos evitar también las maletas con doble fondo, e incluso con tela, donde alguien podría introducirnos algo y ponernos en aprietos. 
                5. Algunos expertos recomiendan evitar también los cierres tipo TSA, por dos motivos: primero, porque si las autoridades aeroportuarias necesitan inspeccionar el equipaje y no estamos delante para abrirlo no tendrán más remedio que romperlos. Y segundo, porque en la Dark Web se venden llaves maestras desde hace años, de modo que no suponen ninguna garantía.

                         

                        ¿Qué equipaje llevaremos a una Zona Hostil o de Guerra

                        ¿Cuánto dinero llevar a una Zona Hostil o de Guerra y cómo transportarlo?

                        Esta es una cuestión complicada. En la mayoría de los países del mundo es posible sacar efectivo de un cajero automático al menos en las grandes ciudades, pero no debemos darlo por sentado, especialmente en aquellos bajo sanciones internacionales como Irán, o incluso Libia o Siria antes de sus respectivos conflictos armados.

                        En otros lugares, en un contexto de guerra abierta es probable que muchos cajeros y entidades bancarias simplemente dejen de funcionar. Eso nos obliga a viajar con grandes cantidades de dinero

                        A continuación, te ofrecemos una lista de 6 consejos acerca de cuánto dinero llevar encima en una zona hostil o de guerra y cómo transportarlo:

                        1. La cantidad dependerá del tiempo que vayamos a pasar sobre el terreno, las circunstancias locales y el tiempo que lleve en marcha el conflicto. En los primeros días de hostilidades no suele haber una gran variación de precios respecto al período anterior, pero como regla general, cuanto más se hayan desplomado las estructuras estatales, más caras son las cosas.
                        2. Si viajamos por nuestra cuenta, lo recomendable es no entrar en una zona de guerra con menos de 5.000 euros o dólares (los equipos profesionales anglosajones y noreuropeos suelen duplicar esa cifra). Aunque según nuestros cálculos no vayamos a utilizar todo ese dinero, hay que tener algo muy claro: moverse en una zona hostil o de guerra es muy caro. 
                        3. No es muy recomendable hacer el viaje con un gran bulto de dinero, por lo que es conveniente tenerlo repartido en tres denominaciones: billetes grandes (equivalente a 100 y 200 euros), medianos (equivalente a 50 y 20 euros) y pequeños (equivalente a 20 y 5 euros, bastantes). De este modo, los billetes pequeños los tendremos muy a mano -por ejemplo, en un bolsillo del pantalón, tratando de que no hagan un bulto que delate su presencia y atraiga a los carteristas-, mientras que los medianos los tendremos en la cartera y los grandes podemos llevarlos en un sobre junto al cuerpo, pongamos, en el bolsillo interior de la chaqueta o en una riñonera de seguridad.
                        4. La partición en tres también tiene la ventaja adicional de que no nos quedemos totalmente sin dinero en caso de hurto o robo con violencia. Hay que tener en cuenta que llevar mucho efectivo encima nos pone automáticamente en riesgo. Los grupos violentos son conscientes de que los extranjeros suelen acarrear no solo bastante dinero sino también objetos valiosos, como aparatos electrónicos y, crucialmente, un pasaporte. Si quieres aumentar tu capacidad de detectar grupos violentos y la delincuencia organizada te recomendamos este curso.
                        5. No es recomendable llevar el dinero oculto y pegado al cuerpo con cinta aislante, como en algunas películas, porque no podremos acceder al paquete en caso necesario y es probable que las autoridades lo detecten en un control de rayos-X.
                        6. Somos especialmente vulnerables en el período que va desde nuestra llegada al país hasta que nos instalemos, por lo que, además de las medidas de seguridad apuntadas arriba, debemos evitar a toda costa que nadie sepa que viajamos con una gran cantidad de dinero. 

                         

                          Cursos Prevención del Terrorismo LISA Institute

                            ¿Cómo elegir el alojamiento en una Zona Hostil o de Guerra?

                            A la hora de elegir el alojamiento en el que nos hospedaremos es fundamental tener en cuenta el entorno en el que se encontrará y las medidas de seguridad del edificio.

                            Por este motivo, te ofrecemos una serie de consejos acerca de la elección del alojamiento en una zona hostil o de guerra:

                            - Entorno del alojamiento

                            1. Se debe evitar a toda costa que el alojamiento esté en una calle de un solo sentido o un callejón sin salida, que puede convertirse en una ratonera.
                            2. Averigua cómo es la zona donde está situado: la composición étnica del barrio (crucial en lugares como Irak, Egipto, Líbano, Siria, Irán, etc.), si hay delincuencia común abundante, si alguna milicia o grupo criminal organizado opera allí, etc.
                            3. Averigua qué hay alrededor: un edificio oficial concreto, por ejemplo, puede ser objeto de atentado. Es importante tener localizado el hospital y la estación de policía más cercana, y aprenderse de memoria la ruta hasta estos puntos.
                            4. Estudia las rutas de salida de la ciudad desde allí. ¿Hay una manera rápida de llegar al aeropuerto o a una zona segura del país si las cosas se ponen feas? Depende mucho de la situación local, pero en ocasiones (especialmente en contextos de gran inestabilidad) puede ser preferible alojarse en los suburbios de la ciudad para que las carreteras no se vean bloqueadas.
                            5. Reúne toda la información que puedas sobre quién más se aloja en ese mismo edificio. Por ejemplo, si un hotel es la base de una misión internacional de pacificación puede convertirse en objetivo como ha sucedido en Mali y otros lugares en multitud de ocasiones.
                            Toda información personal, empresarial e institucional es accesible vía Internet. La mayoría es de acceso público y solo alguna es de acceso restringido. Saber cómo buscar y encontrar información en Internet es necesario. En este enlace puedes aprender a ciberinvestigar de forma legal, segura y eficaz conociendo las técnicas de investigación online (OSINT). 

                              - Medidas de seguridad del alojamiento

                              1. Como mínimo, debe tener iluminación exterior abundante. Si es un hotel, que tenga recepción 24 horas, y preferiblemente cámaras de seguridad y guardias en la puerta.
                              2. Es preferible que nuestra habitación no esté en la planta baja, incluso si tiene rejas, porque es más vulnerable en caso de ataque.
                              3. Las habitaciones con balcones no son seguras, incluso aunque parezca que hay mucha distancia hasta el siguiente balcón y esté a bastante altura.
                              4. Idealmente, la habitación tampoco debería estar en un punto muy elevado, lo que incrementa su vulnerabilidad a ataques con lanzacohetes y supone un peligro mayor en caso de incendio (no solo dificulta la huida, sino que los chorros de agua de los bomberos no llegan).
                              5. Evita las habitaciones de la fachada principal o frente al aparcamiento para minimizar el efecto de un posible atentado. Lo mejor es un cuarto que dé a la parte trasera del edificio o al patio interior.
                              6. Localiza los accesos y salidas del edificio. Si es posible, elige una habitación cercana a una salida de emergencia.
                              7. Comprueba la seguridad de puertas, ventanas y cerraduras de forma permanente.
                              8. Deja señales como celo, cinta o un papel pequeño en las intersecciones de las puertas y marcos o incluso un pequeño objeto detrás de la puerta para verificar al llegar si alguien ha accedido a tu habitación en tu ausencia.

                              La seguridad es importante en cualquier sitio, pero especialmente en zonas en las que las autoridades o el sistema legal establecido no pueden garantizar tus derechos y libertades. Si vas a viajar a una zona de riesgo es importante que conozcas en detalle todas las medidas preventivas y de seguridad para garantizar tu seguridad y reducir cualquier riesgo o amenaza.

                                Cursos Prevención del Terrorismo LISA Institute

                                ¿Cómo formarse para viajar a Zonas Hostiles o de Guerra?

                                Si deseas adquirir conocimientos y habilidades para aumentar tu seguridad a la hora de viajar a Zonas Hostiles o de Guerra, te recomendamos el Curso de Prevención y Seguridad para Zonas Hostiles o de Guerra (Nivel 1) mediante el que:

                                1. Aprenderás a informarte y mentalizarte para poder evaluar la situación a la región a la que debes viajar y los riesgos reales, para decidir si estás preparado o no para realizar el viaje.
                                2. Identificarás todos los riesgos a los que te expones en una Zona Hostil o de Guerra, aprendiendo a evaluarlos y comprenderlos.
                                3. Sabrás definir los objetivos generales y específicos de tu viaje con tal de poder definir las necesidades del mismo y así poderlo planificar de forma profesional y personalizada.
                                4. Entenderás qué material es necesario llevarse a una Zona Hostil o de Guerra, incluyendo los equipos de protección necesarios.
                                5. Aprenderás a tener en cuenta la documentación que necesitarás, las revisiones médicas, cómo escoger varios tipos de seguros, así como también aprenderás a organizar una red de apoyo en tu país de origen.
                                6. Interiorizarás los protocolos de actuación ante cada riesgo o incidente, previniendo cualquier riesgo relacionado con documentación, equipaje, dinero, transporte, alojamiento, contactos, etc.
                                7. Comprenderás las ventajas y desventajas de cada sistema de transporte para acceder o moverte dentro de la Zona Hostil así como los riesgos que entraña cada uno y cómo poder mitigarlos.
                                8. Interiorizarás la metodología para poder trabajar en condiciones óptimas de seguridad sobre el terreno con técnicas de discreción, disuasión, autoprotección y aceptación, cómo abordar los sobornos, incidentes en multitudes hostiles o agresivas, cómo actuar ante acusaciones y otros riesgos habituales. 

                                Este Curso de Prevención y Seguridad para Zonas Hostiles y de Guerra (Nivel 1) ha sido preparado por Profesionales de la Seguridad Internacional con décadas de experiencia trabajando en África del Norte, Oriente Medio, Europa del Este y Asia, y va dirigido a:

                                • Periodistas y corresponsales
                                • Personal diplomático y consular
                                • Personal de organismos internacionales
                                • Personal de Ministerios de Relaciones Exteriores
                                • Personal de ONG, voluntarios y cooperantes
                                • Representantes y comerciales de empresas o instituciones públicas
                                • Personal de seguridad privada, policías o militares en misiones internacionales
                                • Personal aéreo y aeroportuario
                                • Personal de agencias de viajes
                                • Turistas aventureros

                                Este curso permite mejorar la seguridad de las personas que deben desplazarse a Zonas Hostiles o de Guerra: permitiéndoles comprender todos los riesgos existentes, aprendiendo a cómo se deben organizar un viaje a esas zonas e interiorizando consejos prácticos para llevar a cabo antes, durante e incluso después del viaje para aumentar su seguridad.

                                Todo ello mediante multitud de guías y consejos prácticos así como lecciones aprendidas y ejemplos reales vividos por los Profesores en primera persona, al haber estado expuestos por motivos profesionales a multitud de estos riesgos en todos los continentes.

                                Para más información o para inscribirte haz clic aquí.

                                 

                                Cursos Prevención del Terrorismo LISA Institute

                                Quiero saber más, ¿qué hago?

                                Si quieres ampliar información sobre cualquier ámbito de la autoprotección y la prevención del terrorismo, consulta estos artículos de nuestro blog:

                                  Si quieres empezar ya a formarte en autoprotección y terrorismo, te recomendamos los siguientes cursos online:

                                  Si quieres saber aún más

                                  Suscríbete para ser el primero en recibir artículos, análisis y noticias, además de descuentos exclusivos para suscriptores en formación sobre Seguridad, Inteligencia, Ciberseguridad y Geopolítica.