Wearables para policías y personal de seguridad: ventajas y riesgos.

La tecnología wearable ha invadido el mercado, ahora también el sector de la seguridad. Desde pulseras inteligentes, pasando por relojes inteligentes hasta gafas inteligentes. Estos dispositivos nos hacen más eficaces porque nos permiten estar mejor informados, pero a su vez nos hacen más vulnerables porque para ello nuestra información más privada debe viajar por internet.

Wearables para el sector de la seguridad

¿Qué son los wearables y qué usos tienen?

Los wearables, son dispositivos electrónicos inteligentes que llevamos adosados a nuestro cuerpo y que recaban datos que, junto con un software, nos ofrecen información útil, tanto in situ como a distancia. Si quieres más información de los wearables consulta este artículo donde explicamos qué son, sus usos, los riesgos que llevan asociados y cómo prevenirlos.

¿Qué ventajas tienen los wearables para policías y personal de seguridad? 

Los wearables ofrecen una serie de ventajas profesionales que hacen mejorar la seguridad y eficacia de las funciones de los agentes de policía y del personal de seguridad:

  1. Permiten estar más y mejor comunicados. En el sector de la seguridad, en muchas ocasiones, se trabaja solo o en binomios ante riesgos y amenazas graves. La comunicación eficaz y rápida con otros compañeros y, sobre todo, con el Centro de control o coordinación es imprescindible para su seguridad. Los wearables permiten redundar los sistemas de comunicación tanto para informar como para ser informado de riesgos y amenazas que pueden afectarte. Además, permiten informar con un gesto o botón, pasando a tener las manos libres ante cualquier intervención complicada.
  2. Facilitan información de utilidad a nivel operativo. Al tener sensores de todo tipo, junto con softwares que trabajan los datos, permiten estar informados de la actividad física propia, del rendimiento, etc. También permiten conocer la geolocalización propia y de los compañeros, dar la posición ante una emergencia, acceder a mapas y planimetrías de utilidad, etc. Asimismo permiten recibir alertas o aviso de incidencias en tiempo real a través del Centro de control o coordinación.
  3. Sirven para recordar incidencias y probar hechos. En la función policial o de seguridad privada, continuamente se están haciendo informes, atestados y denuncias para los que hay que recordar con exactitud días, horas, posiciones, personas, acciones, etc. Los wearables te permiten saber con exactitud y concreción donde y cuándo estuviste, lo que a su vez facilita la recuperación de videograbaciones y la aportación de testigos para justificar o demostrar tu actuación, muchas veces auditada y cuestionada. La biometría asegura que eres tú y el resto de datos dan credibilidad a tu versión de los hechos.

Accede Ahora Ver Cursos Seguridad Inteligencia Ciberseguridad

¿Qué ventajas tienen los wearables para los mandos policiales o los responsables de seguridad? 

La reducción de la criminalidad y el aumento de la percepción de seguridad, la optimización de recursos humanos, técnicos y procedimentales y la planificación, son el pan de cada día de cualquier mando policial o responsable de seguridad que debe diseñar dispositivos y operativas, planificar recursos y, en definitiva, mejorar la seguridad. Para esas funciones de responsabilidad y coordinación, los wearables son de mucha utilidad ya que:

  1. Mejoran la eficacia, la eficiencia y la efectividad. El sector de la seguridad es poco tecnológico a nivel operativo porque se basa principalmente en la actuación de personas, tanto como fuente de riesgo (delincuentes) como medida de seguridad (agentes de policía o personal de seguridad). La ayuda de la tecnología en la captación de datos a nivel operativo permite mejorar los análisis, asociándolos a índices de criminalidad, a los mapas de riesgo e incidencias, a las denuncias o reclamaciones, etc. El uso de wearables permite la aplicación de técnicas  avanzadas de análisis que mejoran la gestión de los recursos.
  2. Permiten coordinar mejor recursos e incidencias. Si sabemos donde están los agentes de policía o personal de seguridad, sabremos si están distribuidos acorde con la estrategia y planificación definida. Actualmente se utilizan dispositivos de comunicación a estos efectos como teléfonos o emisoras TETRA, DPR, etc. pero al no estar adosados al cuerpo pueden perderse fácilmente o ser hurtados o robados. Además son mucho más funcionales los wearables y molestan menos durante intervenciones complicadas. La idea es facilitarle la vida y la actuación a los agentes.
  3. Facilitan informar más y mejor. La comunicación bidireccional y redundada es primordial en seguridad. Es importante tener permanentemente una línea de comunicación abierta y segura tanto hacia los agentes como de los agentes hacia el Centro de control y coordinación. Cuando además de la posición y la voz se puede compartir lo que se ve en directo, como sucede con las gafas inteligentes, mucho mejor para la debida resolución de la emergencia, del dispositivo o del incidente. Más información implica mejor coordinación y mayor eficacia.
  4. Permite implantar buenas prácticas y transparencia. Toda profesión necesita ser auditada para asegurar ciertos estándares de calidad. Los wearables son una herramienta más que permite monitorizar dónde, cuándo y con quién están los agentes. Es imprescindible legalmente que toda organización sea transparente e informe acerca de la captación, monitorización y uso de datos recabados mediante wearables. Si los agentes no confían ni le ven una utilidad a las herramientas que deben llevar, no las utilizarán y afectará a su motivación y rendimiento.

Suscribirme Ahora Gratis a LISA Institute

Más allá de las ventajas, cualquier profesional de la seguridad también debe tener en cuenta los riesgos de los wearables:

Como cualquier dispositivo con conexión a internet (también conocidos como IoT -Internet of Things-) son susceptibles de ser hackeados. Todo dispositivo tecnológico tiene vulnerabilidades de seguridad per se ya que las medidas de seguridad avanzan más lento que los ciber-riesgos. Ello, sumado a las malas prácticas o la falta de formación de los usuarios que los utilizan, hace de los dispositivos wearables un verdadero riesgo para las organizaciones y la seguridad personal y privacidad de los usuarios.

Wearables riesgos sector seguridad

Imagen de Stava con la ubicación de todos sus usuarios.

Los principales riesgos de los wearables que se utilizan actualmente son los siguientes:

  1. Se conoce la geolocalización exacta, dispositivos, operativas y patrones de movimiento de los militares, agentes de policía o personal de seguridad. No nos sorprendió la reciente noticia en la que la Fitbit (empresa de pulseras inteligentes) y Strava (App de corredores) permitían conocer la ubicación de las bases secretas del Ejército de EEUU por la ubicación de sus militares
  2. Tus datos personales al descubierto. Los usuarios suelen configurar las App o softwares de los wearables con sus datos personales además de permitir acceso a los sensores de tu dispositivo móvil. Ello sumado a la configuración de privacidad por defecto, habilita a que tanto el fabricante de la App como otros usuarios de la misma puedan acceder a tu fotografía, datos personales, ubicación en directo, rendimiento, estado de salud, micrófono, cámara, etc. 
  3. Se importan/exportan riesgos de los smartphones WiFiLos wearables necesitan internet de algún modo para poder comunicar los datos que recaban. Normalmente están conectados al móvil vía Bluetooth, pero también pueden conectarse al WiFi o tener una propia tarjeta SIM. Lo más seguro es tener una tarjeta SIM propia, ya que evita pasar por intermediarios con riesgos intrínsecos. Si tus datos del wearable pasan por un smartphone o WiFi vulnerable, tus datos estarán en riesgo.
  4. Riesgos legales y reputacionales. Tanto personales como para la organización que los implanta. Algunos de estos dispositivos como las gafas inteligentes graban vídeo y audio. Dependiendo de la legislación de tu país, grabar a terceras personas en determinadas situaciones, lugares o menores puede ser ilegal, tanto a nivel penal como administrativo. Es recomendable analizar la situación legal previamente antes de adquirir uno de estos dispositivos.

Suscribirme Ahora Gratis a LISA Institute

En conclusión: ¿Los wearables mejoran la seguridad?

Desde LISA Institute creemos en la innovación tecnológica para mejorar la seguridad y ciberseguridad, tanto a nivel de formación como en otras herramientas para la seguridad. De todos modos, cualquier innovación debe estudiarse, medirse y analizarse adecuadamente. 

Antes de adquirir nuevas herramientas, medios o dispositivos es importante probarlos y analizarlos, contrastar bien qué aportan pero sobre todo cuáles son sus vulnerabilidades tanto tecnológicas como funcionales. 

En el caso de los wearables, para cualquier profesional de la seguridad o empresa que los necesite recomendamos:

  1. Analiza si realmente lo necesitas o, si por contra, lo quieres simplemente "por estar a la última". Es preferible invertir esos recursos en una campaña de marketing.
  2. Si realmente lo necesitas, analiza si lo que te aporta la tecnología puede conseguirse sin ella, es decir, mediante procedimientos, formación, o cualquier otra medida de seguridad que implique menos riesgos.
  3. Si no se te ocurre otra medida de seguridad tan segura, analiza bien qué te ofrece el mercado, teniendo muy en cuenta la experiencia y enfoque de cada fabricante o proveedor en el sector de la seguridad. Si no hay varias empresas que fabriquen esa solución tecnológica, quizás es más prudente esperarse, que innoven otros y beneficiarte de su experiencia.
  4. Asegúrate de que el fabricante cumple los estándares de calidad habituales (auditorías periódicas, actualizaciones gratuitas permanentes, privacy by design and by default, etc.)
  5. Contrasta con otros profesionales del sector que ya lo utilicen, qué tal ha sido su experiencia con la tecnología y con el proveedor o fabricante.
  6. Infórmate de las implicaciones legales que tiene la implantación, uso y almacenamiento de datos personales propios y de terceros.
  7. Y, antes de adquirirlo, fórmate o forma a tu personal en su correcto uso y configuración. No sirve de nada tener la tecnología más segura del mercado si está mal configurada.

Así que, sí, creemos que la tecnología es muy positiva para la seguridad, siempre y cuando se cumplan ciertas condiciones y requisitos.

Si te ha gustado este artículo, no olvides compartirlo con tu entorno.

Si te interesa la seguridad, suscríbete a la Comunidad LISA y síguenos en redes sociales. Serás el primero en recibir estos artículos en tu email, además de ofertas exclusivas y descuentos en formación sobre seguridad y ciberseguridad.

Suscribirme Ahora Gratis a LISA Institute


Dejar un comentario