Cursos de Seguridad Inteligencia Ciberseguridad


¿Qué son las cookies y cómo eliminarlas?

¿Qué son las cookies y cómo eliminarlas? Las cookies nos hacen la vida más fácil al poder configurarlas y permitirnos que nuestra navegación por Internet sea mucho más fluida y personalizada. No obstante, no todo lo que nos ofrecen son ventajas y facilidades, por eso conviene saber: qué son las cookies y cómo eliminarlas. 

El principal riesgo de las cookies es que también pueden ser usadas de forma fraudulenta. Las cookies pueden invadir nuestra privacidad al rastrear todas nuestras actividades y hábitos de navegación, utilizándose contra nuestros propios intereses. 

En este artículo, te ofrecemos un análisis detallado de las cookies:

  • ¿Qué son las cookies?
  • ¿Para qué sirven las cookies?
  • Tipos de cookies
  • ¿Cómo configurar correctamente las cookies?
  • Cómo eliminar las cookies en los principales navegadores: Mozilla Firefox, Google Chrome, Internet Explorer y Safari

 

¿Qué son las cookies y cómo eliminarlas?

¿Qué son las cookies?

Una cookie es un archivo creado por el propio sitio web, en el que se almacenan grandes cantidades de datos. Estos datos se transmiten entre un emisor y un receptor: el emisor sería el servidor donde está localizada la página web y el receptor, el navegador que usa el usuario para visitar cualquier página.

El principal objetivo de las cookies es identificar y trazar la actividad del usuario. Para ello, almacena toda la información posible sobre su actividad en un sitio web específico. De esta manera, el usuario recibe un contenido singular acorde a su demografía, idioma, gustos, intereses y hábitos.

En otras palabras y para que se entienda mejor: cuando un usuario visita una página web por primera vez, el navegador guarda una cookie con un poco de información sobre él. Si el usuario vuelve a entrar a la misma página tiempo después, el servidor pedirá la misma cookie para configurar y personalizar la web según las características, perfil e intereses del usuario.

Las cookies se encargan de transmitirle a la página web que el navegador o dispositivo de un usuario ya ha visitado antes la página. Para ello, las cookies almacenan diferentes tipos de información del usuario, la cual debe estar anonimizada.

Por lo general, las cookies no contienen información personal, aunque puede ser que sí y, en ese caso, contendrían los datos introducidos por el usuario en algún formulario de la web. Por otra parte, las cookies también pueden contener información sobre:

  • Las horas de conexión.
  • Las páginas vistas.
  • Los sitios webs visitados.
  • Las preferencias de configuración.
  • El tipo de dispositivo y su modelo, versión y resolución.
  • Etc.

A continuación un vídeo resumen sobre qué son las cookies

Esta modalidad de timo consiste en la suplantación de la identidad de altos directivos para conseguir transferencias por parte de los empleados encargados de las cuestiones bancarias de la empresa, según ha informado la Guardia Civil en una nota.

Ver más en: https://www.20minutos.es/noticia/3063079/0/timo-ceo-guardia-civil/#xtor=AD-15&xts=467263

¿Para qué sirven las cookies?

Nos encontramos en una digitalización masiva que está cambiando nuestra forma de vida, nuestro entorno y relaciones personales y nuestros trabajos. En la actualidad, las cookies son una herramienta imprescindible del funcionamiento de cualquier sitio web. Además, tienen una gran variedad de usos, cuya finalidad es que el servidor, en el que está ubicada la página web, recuerde algún tipo de información sobre el usuario para ofrecerle un servicio a medida y personalizado.

Algunos ejemplos de los usos de las cookies son los siguientes: 

  • Cuando un usuario navega por su red social preferida y cierra la pestaña sin darse cuenta, al volver atrás, se abrirá la sesión sin que tenga que introducir de nuevo el usuario y contraseña para acceder.
  • Cuando un usuario está comprando en una tienda online e incluye algún producto a la cesta o carrito, puede seguir navegando por la página sin que el servidor olvide cuál era el producto añadido.
  • Cuando un usuario entra a una página web que tiene diferentes idiomas, la web se visualizará en el idioma que el usuario tiene configurado en su navegador.
  • Cuando un usuario visita una web se muestra tal y como estaba configurada, pero recordando las preferencias del usuario: tamaños de letras y textos, colores, etc.

Desde la perspectiva del titular de la página web, las cookies se utilizan para saber en qué partes de la web ha entrado el usuario, cuánto tiempo ha pasado en cada página, desde qué dispositivo se ha conectado para visitarla o desde qué país o ciudad.

Todos estos datos permiten a las organizaciones adecuarse mejor a los intereses de los ciudadanos o clientes y, por lo tanto, las cookies funcionan en su beneficio, haciendo la experiencia de usuario más eficaz, eficiente y efectiva.

    Cursos de Ciberseguridad LISA Institute

    Tipos de cookies

    Existen distintos tipos de cookies en función de diversos factores como su uso en el tiempo, quién es el propietario o la funcionalidad que implementan:

    1. Duración en el tiempo

    Cuando hablamos de su duración en el tiempo, debemos mencionar dos tipos:

    1. Cookies de sesión – sirven para almacenar los datos del usuario mientras navega por las diferentes páginas dentro de un mismo sitio web. Por ejemplo, las tiendas online utilizan cookies para que el navegador recuerde al usuario que no se ha registrado con anterioridad. Si le gusta algún producto y lo añade al carrito de la compra, el producto se mantendrá ahí mientras continúa navegando. Sin embargo, si sale de la e-commerce sin realizar la compra, la información es posible que se pierda. En definitiva, en función de la configuración del navegador, las cookies se eliminan cuando el usuario cierra el navegador o cierra la sesión de la página web.
    2. Cookies persistentes – sirven para almacenar, en el disco duro la información preferente del usuario y ciertas estadísticas. A diferencia de las cookies de sesión, el almacenamiento de los datos puede durar unos minutos o años y, por tanto, pueden ser programadas. Por ejemplo, la mayoría de las páginas web utilizan cookies que avisan al usuario, si entra por primera vez, del uso de cookies. Si esas cookies están programadas para un plazo de cuatro meses y el usuario vuelve a entrar a la página web, no le aparecerá el aviso cada vez que entre.

    Si quieres saber cómo te pueden suplantar la identidad y cómo debes actuar en cada caso para evitarlo o gestionarlo, haz clic aquí.

    2. Propiedad de las cookies

    Cuando hablamos de la propiedad de las cookies, debemos distinguir dos tipos:

    1. Cookies propias – son aquellas que han sido creadas por la propia entidad que gestiona la página web. Sirven para recopilar las preferencias del usuario y su sesión mientras navega por dicho sitio web. Por ejemplo, si una página web está en diferentes idiomas puede crear una cookie para que recuerde el idioma del navegador del usuario que ha entrado al portal. De esta manera, la próxima vez que el usuario visite la página, se le abrirá directamente en el idioma que él entienda.
    2. Cookies de terceros – son aquellas que se utilizan para trazar un perfil del usuario. Para ello, se basa en sus gustos e intereses, en función de cuáles son las webs que visita y las búsquedas que realiza en Internet. Eso sí, con la finalidad de explotar esos gustos con fines publicitarios o de marketing.

    3. Funcionalidad de las cookies

    Cuando hablamos de la funcionalidad de las cookies, debemos destacar cinco tipos: 

    1. Preferencias – son las cookies que permiten a las páginas web recordar la información de los gustos del usuario y, por lo tanto, cambiar su aspecto y/o comportamiento. Por ejemplo, si un usuario visita una página web, la cookie puede almacenar información sobre su localización, idioma, tamaños de texto. Así, la siguiente vez que el usuario la visite, la página web se visualizará atendiendo a sus preferencias.
    2. Seguridad – son las cookies que se encargan de autenticar a los usuarios y evitar la utilización fraudulenta de las credenciales por parte de terceros, así como proteger la información de los usuarios. Por ejemplo, Google utiliza unas cookies llamadas SID y HSID que contienen registros cifrados y firmados de la hora de inicio de sesión del usuario y del ID de su cuenta. La mezcla de ambas cookies permite bloquear distintos ataques como, por ejemplo, el robo de los contenidos de los formularios que el usuario rellena en los sitios web.
    3. Procesos – son las cookies que se utilizan para el correcto funcionamiento del sitio web, sin ellas no funcionaría de manera adecuada. Por ejemplo, Google utiliza una cookie llamada IBCS que permite a Google Docs abrir gran cantidad de documentos en un navegador. En el caso de que esta cookie se bloquease, este procesador no podría funcionar correctamente.
    4. Publicidad – son las cookies que se utilizan para que la publicidad que visualice el usuario sea personalizada, en el sentido de que sea más atractiva y valiosa. Además, también se encargan de que no se repita la misma publicidad. Por ejemplo, los navegadores utilizan unas cookies que recuerdan las búsquedas más recientes, las interacciones anteriores y las visitas a la web de un anunciante para mostrar anuncios más personalizados.
    5. Estado de sesión – son las cookies que obtienen información sobre la forma de interactuar que tienen los usuarios con las páginas web. Por ejemplo, Youtube cuenta con una cookie determinada que le permite registrar los vídeos vistos más recientes en un navegador.

     

    Tipos de cookies

    ¿Cómo configurar correctamente las cookies?

    Es fundamental configurar correctamente las cookies para evitar cualquier tipo de situación indeseada en la que las páginas o tus datos puedan ser explotados por los ciberdelincuentes para realizar actividades ilícitas. Si quieres saberlo todo sobre el malware y qué tipos pueden afectarte haz cliz aquí.

    A continuación, te explicamos cómo llevar a cabo la configuración, usando como ejemplo el navegador Internet Explorer. Un dato para destacar es que, en función del navegador, puede variar un poco la manera de hacerlo.

    Primero, hay que abrir el navegador de Internet Explorer y después, debes ir a Opciones y hacer clic en “Configuración”.

     

    Cómo configurar correctamente las cookies

     

    Una vez que accedes a Configuración, debes pulsar en “Privacidad y Seguridad” porque es el apartado en el que puedes modificar las cookies. Concretamente, puedes elegir los datos de exploración que quieres borrar y si quieres bloquear las cookies o no.

    Es recomendable eliminar las cookies cada poco tiempo para proteger tu privacidad, intentar evitar que la memoria y el espacio del dispositivo utilizado se sobrecargue y que la navegación te vaya lenta.

     

    Cómo configurar correctamente las cookies

     

    Desde el 25 de mayo de 2018, existe el Reglamento General de Protección de Datos que posibilita a los usuarios europeos configurar, desde las propias páginas webs, las cookies y el tipo de estas que se aceptan. El objetivo es proteger a las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y la libre circulación de estos.

    El RGPD indica lo siguiente:

    “Las personas físicas pueden ser asociadas a identificadores en línea facilitados por sus dispositivos, aplicaciones, herramientas y protocolos, como direcciones de los protocolos de internet, identificadores de sesión en forma de «cookies» u otros identificadores, como etiquetas de identificación por radiofrecuencia. Esto puede dejar huellas que, en particular, al ser combinadas con identificadores únicos y otros datos recibidos por los servidores, pueden ser utilizadas para elaborar perfiles de las personas físicas e identificarlas”.

     

    Cómo configurar correctamente las cookies

    Si quieres conocer los 45 consejos de seguridad bancaria y cómo mantener tus cuentas seguras, haz clic aquí. 

    Entre las acciones maliciosas que pueden afectarte, una de las que están más de moda es el RansomwareSi haces clic aquí, encontrarás una Guía completa en la que te explicamos: 

    1. Qué es un Ransomware
    2. Quién está detrás de estos ciberataques
    3. Cómo consiguen infectarte.
    4. Cómo reconocer el Ransomware
    5. Cómo te puedes proteger y qué debes hacer si te afecta este creciente ciberataque.

    Cómo eliminar las cookies en los principales navegadores

    En función del navegador que tengas, el procedimiento para eliminar las cookies varía. A continuación, te explicamos cómo eliminarlas en los principales navegadores:

    1. Mozilla Firefox

    1. Abre el navegador y haz clic en la parte superior derecha en el símbolo de tres líneas horizontales. Una vez desplegado el menú, pulsa en “Opciones”.
    2. Selecciona el apartado de “Privacidad y Seguridad” y dirígete a la pestaña de “Historial”.
    3. Deja tal y como está la opción de “Recordar historial” y clica en “Limpiar el historial reciente”.
    4. Se abrirá una nueva pestaña en la que tendrás que marcar la opción “Cookies” (para eliminar todas) y después “Borrar ahora”.
    5. Si no quieres borrar todas las cookies, vuelve al paso 2 y elige la opción “Eliminar cookies de forma individual”.
     
    Mozilla Firefox - cómo eliminar las cookies

    2. Google Chrome

    1. Abre el navegador y haz clic en la parte superior derecha, en el símbolo de tres puntos. Una vez desplegado el menú, pulsa en “Configuración”.
    2. Accederás a una nueva interfaz. Si pulsas en el símbolo de tres líneas horizontales en la parte superior izquierda, se despliega otro menú y tienes que elegir la opción “Configuración avanzada”. Dentro de esta pestaña, selecciona “Privacidad y Seguridad”.
     
    Google Chrome - cómo eliminar las cookies
     
    3. De la lista que aparece, tienes que seleccionar “Configuración del sitio web” y, tras ello, “Cookies”. A continuación, debes acceder a “Todas las cookies y datos de sitios webs”.
    4. Al clicar sobre “Eliminar todo” se eliminarán todas las cookies de una vez. Sin embargo, si quieres borrar sólo unas cuantas, debes hacerlo de manera manual.

    3. Internet Explorer

    1. Abre el navegador y haz clic en la parte superior derecha, en el símbolo de herramienta. Una vez desplegado el menú, pulsa en “Seguridad”.
    2. Selecciona la opción “Eliminar el historial de exploración” y clica en “Cookies y datos del sitio web”. Para confirmar, pulsa en “Eliminar”.

     

    Internet Explorer - cómo eliminar las cookies

    4. Safari

    1. Abre el navegador, en la barra de menú haz clic, arriba a la izquierda, en “Safari” y elige la opción “Preferencias”.
    2. Después selecciona la opción “Privacidad” y, dentro de ella, clica en “Cookies y datos del sitio web”.
    3. Si quieres eliminar todas las cookies, elige “Eliminar todos los datos de los sitios web” y a continuación pulsa en “Eliminar ahora”.
    4. Si sólo quieres borrar algunas cookies, tienes que hacerlo de manera manual desde la pestaña “Detalles”.

     

    Safari - Cómo eliminar las cookies

     

    Esperamos que el artículo te haya servido para conocer más y mejor este recurso que utilizamos a diario y constantemente en cualquier dispositivo conectado a internet. El objetivo es que puedas configurarlo acorde a tus intereses y proteger en consecuencia tu privacidad y la de los tuyos.

    Si quieres mejorar tu ciberseguridad mediante artículos y guías prácticas, te recomendamos:

     

    Cursos de Ciberseguridad LISA Institute

    Quiero saber más, ¿qué hago?

    Si quieres ampliar información sobre cualquier ámbito de la Ciberseguridad, consulta estos artículos de nuestro blog:

      Si quieres empezar ya a formarte en Ciberseguridad, te recomendamos estos cursos online:

      Si quieres saber aún más

      Suscríbete para ser el primero en recibir artículos, análisis y noticias, además de descuentos exclusivos para suscriptores en formación sobre Seguridad, Inteligencia o Ciberseguridad.

      Si te ha interesado este artículo y quieres saber más, no dudes en explorar los Cursos online relacionados haciendo clic aquí.

      Suscribirme Ahora Gratis a LISA Institute