Cursos de Seguridad Inteligencia Ciberseguridad


Guía para teletrabajar de forma eficaz y segura desde casa

¿Cómo teletrabajar de forma eficaz y segura desde casa? La crisis sanitaria del coronavirus ha forzado que millones de personas se vean abocadas a teletrabajar desde casa.

Si no lo has hecho antes, no es nada fácil adaptarse. Si no quieres bajar tu productividad pero sobre todo si no quieres que te afecte a tu salud mental y estabilidad emocional, es importante que apliques todos los consejos para teletrabajar de forma eficaz y segura desde casa.

El futuro del 85% de empleos es el teletrabajo: es más barato, sostenible y permite conciliar mejor la vida personal. Aquellos profesionales que no aprendan a teletrabajar y aquellos que no rindan teletrabajando serán substituidos por los que teletrabajen de forma efectiva.

Por ello, en LISA Institute hemos preparado esta Guía práctica para ayudarte a teletrabajar (y teleestudiar) de forma eficaz y segura desde casa. Te explicamos:

  • Lista de 5 consejos para teletrabajar de forma eficaz
  • Lista de 15 consejos para teletrabajar de forma segura

         

        Cómo teletrabajar de forma eficaz y segura desde casa

        Lista de 5 consejos para teletrabajar de forma eficaz

        Todo gran cambio requiere un proceso de adaptación. Hacer las mismas tareas, cambiando de un entorno laboral a un entorno personal, no es fácil ni sencillo.

        Trabajar donde se descansa y descansar donde se trabaja requiere unas tareas y una metodología concreta, para mantener la productividad pero también por salud mental. 

        El siguiente listado de consejos para teletrabajar de forma eficaz desde casa te ayudará a conseguirlo:

        1. Prepara bien tu entorno de teletrabajo en casa

        1. Trata de disponer de un espacio en el que trabajar:
          1. Un despacho o habitación aislada es lo mejor, pero también puede ser un rincón más o menos recogido, con suficiente luz, a poder ser natural.
          2. Procura que la mesa esté a la altura adecuada y que la silla sea ergonómica.
        2. Vigila la ergonomía, utiliza posturas correctasespalda recta, antebrazos y piernas a 90º, codos pegados al cuerpo, muñecas sobre almohadillas y en línea recta, pantalla algo más baja que los ojos, pies pegados al suelo o en reposapies, etc.  
        3. Evita fuentes de ruido y, si no puedes evitarlo, utiliza auriculares con ruido blanco o cancelación de ruido. Si debes atender llamadas o realizar videoconferencias, evita el ruido de fondo.
        4. Ten una temperatura ambiente adecuada: entre 17º mínimo y 27º máximo, sin focos de calor/frío directos. Mantén una humedad relativa idónea: entre el 30% y el 70%, y si hay mucha electricidad estática menos del 50%. Puedes controlarla con una estación meteorológica sencillaVentila una vez al día: el aire fresco renueva el aire y aporta oxígeno. 
        5. Evita las distracciones domésticas: en horario laboral se deben evitar otras actividades que rompan el ritmo de trabajo o la concentración: hablar con amigos o familiares, poner la lavadora, ir a comprar, limpiar la casa, etc. Toda tarea doméstica debe realizarse fuera del horario laboral.
        6. Si tienes niños, trata de turnarte con tu pareja y enséñales (en la medida de lo posible) a respetar tu espacio y horario. Si ya tienen cierta edad, una buena idea es poner una señal o letrero de ocupado en la puerta de la habitación o en tu silla. ¡Trabajar con niños cerca es todo un reto! 

        2. Dispón de las herramientas adecuadas para teletrabajar desde casa

        La tecnología es tu aliada. Se deben utilizar todas las herramientas disponibles de forma adecuada para comunicarse, compartir documentos o realizar las tareas de forma eficaz pero también eficiente:
        1. Necesitarás un ordenador, aunque lo más recomendable es un portátil, para poder moverte si lo necesitas: en función de tu trabajo y necesidades, las características del portátil pueden cambiar. Aquí tienes un ejemplo de portátil versátil, multifuncional y a buen precio.
        2. Para la comunicación interna, evita el correo electrónico y utiliza herramientas de comunicación en directo:
          1. Consultas o dudas sencillas y urgentes: Whatsapp (Gratis). Conéctate a Whatsapp WebWhatsapp Desktop para poder adjuntar archivos, documentos o escribir más cómodamente. Evita utilizar grupos para distraer.
          2. Consultas o dudas menos sencillas o urgentes: Slack (Gratis) o cualquier sistema de mensajería colectiva separada por temáticas o departamentos. Gracias a las "salas" y a los "estados de disponibilidad", esta es sin duda la mejor forma de comunicarte sin ninguna duda.
          3. Consultas más complejas (urgentes o no): teléfono o videollamada. Es preferible la videollamada ya que facilita la comprensión, empatía y cercanía. Mejores herramientas: Hangouts (Gratis) o Skype (Gratis). Skype tiene una función que permite difuminar el fondo, destacando solo a la persona, lo cual siempre ayuda a la privacidad personal.
        3. Dispón de una webcam con buena resolución como para permitir que tus compañeros te vean adecuadamente, especialmente el lenguaje no verbal. Con que sea una webcam HD ya es más que suficiente.
        4. Dispón de auriculares con micrófono y con cancelación de ruido para las llamadas y videollamadas, evitando molestar a los que convivan contigo y para evitar ruidos y distracciones. Puedes utilizar con diadema o sin diadema. 
        5. Utiliza herramientas de colaboración en la nube: te ayudarán a compartir documentos de texto, hojas de datos, presentaciones, etc. y editarlas en paralelo: Google Drive es gratuita y una de las más extendidas.
        6. Utiliza herramientas de gestión de proyectos en la nube: para equipos que deban tener una estrecha colaboración en un mismo proyecto, es necesario disponer de herramientas colaborativas como Trello (Gratis): te ayudará a secuenciar tareas, trabajar en agile y avanzar en proyectos/tareas de forma progresiva, en paralelo y con transparencia para todos.

        3. Planifica bien tu semana y día de teletrabajo

        Es mejor trabajar bien que trabajar mucho. La planificación y la eficiencia son los dos ingredientes de la productividad, pero para ello debemos estar concentrados, ser metódicos y muy eficientes:

        1. Cumple tu horario laboral: empieza a trabajar y acaba cada día a la misma hora. De lo contrario, acabarás "medio-trabajando" todo el día, no descansarás y tampoco rendirás lo suficiente. Si necesitas hacer horas extras que sea algo excepcional o por necesidad de tu organización.
        2. Define cada lunes a primera hora tus objetivos de la semana (o ayuda a tus jefes a definirlos): trabajar sin objetivos, ya sean cuantitativos o cualitativos es como navegar a la deriva.
        3. En base a los objetivos de la semana, define cada día a primera hora tus objetivos diarios: es muy útil utilizar los llamados "To Do List" (lista de tareas) anotando todas las tareas que debes realizar ese día y priorizándolas de más importante y urgente a menos. Es recomendable hacer primero las más complejas y costosas, ya que es cuando tienes más energía. Recuerda ir tachando las tareas completadas: ¡tacharlas reconforta y rebaja la ansiedad!
        4. Si cada día realizas el mismo tipo de tareas, segméntalas por horario: Ya sea en una agenda digital o impresa, ponte una tarea en cada franja horaria. Por ejemplo: revisar email de 8am a 9am y de 4pm a 5pm; reunión con el equipo de 9am a 10am; llamar a clientes de 10am a 11am, etc. La rutina permite ser más productivo y concentrarse mejor en cada tarea. Déjate huecos para los imprevistos que siempre ocurren.
        5. Una tarea a cada momento: El llamado "multitasking" o multitarea es enemigo de la eficiencia. Nuestro cerebro reduce la atención y concentración a partir de la segunda tarea al mismo tiempo. Focaliza, evita tener multitud de ventanas abiertas en tu navegador y céntrate en acabar las tareas antes de empezar la siguiente.
        6. Define descansos obligatorios de 5 minutos cada 60-90 minutos: aprovéchalos para levantarte, ir a por agua, estirar las piernas, mirar por la ventana o contestar los mensajes pendientes personales. 
        7. Establece ventanas de coincidencia con tus compañeros: cada persona es probable que tenga unos horarios diferentes, en base a su contrato o funciones. Definid conjuntamente las horas del día que coincidís para poder contactaros en dichas franjas horarias.
        8. Vigila y sé drástico con los ladrones de tiempoaprende a gestionar el no ante interrupciones familiares, llamadas personales o notificaciones en tus dispositivos. Tanto en el ordenador como en tus dispositivos móviles, pon tus redes sociales y Whatsapp en silencio, sin vibración ni iluminación de pantalla para evitar distracciones.

        4. Comunícate y colabora adecuadamente mientras teletrabajas desde casa

        La comunicación y la disponibilidad de información que se necesita, cuando se necesita, es la variable más esencial para poder teletrabajar de forma adecuada.

        Sin comunicación no se puede teletrabajar, pero con exceso de comunicación tampoco. Es por ello que es necesario tener en cuenta los siguientes consejos prácticos:

        1. La comunicación debe ser bidireccional y transversal: tanto de arriba a abajo (de responsables a colaboradores), como de abajo a arriba (de colaboradores a responsables) y a nivel horizontal (entre compañeros).
        2. La comunicación debe ser personalizada: hay personas del equipo que necesitarán más comunicación que otra. Así como habrá compañeros, proveedores o clientes que prefieran el teléfono y otros que estén más cómodos con la videoconferencia o el email. Lo mejor es adaptar el canal al interlocutor, siendo preferente aquellos canales más interactivos como las videoconferencias o, en su defecto, las llamadas telefónicas. 
        3. La comunicación urgente debe ser espontánea y la comunicación no urgente debe estar planificada. Los temas no urgentes no pueden interrumpir constantemente ya que disminuyen la concentración, para los cuales lo suyo es utilizar canales de Slack que no tengan notificación emergente. Si es urgente, lo más práctico es utilizar el teléfono o la videollamada.
        4. En comunicación menos es más: intenta tener en cuenta la relevancia, el momento y la síntesis: el enviar más comunicaciones, emails o mensajes, no te va a hacer más ni mejor trabajador. Si envías textos muy largos y con párrafos enormes, dificultas su comprensión, robas tiempo de los que lo lean y haces que tanto tú como el resto sean ineficientes e improductivos. Ves directo al grano. Comunica cuando sea necesario, por el canal más adecuado y únicamente aquello que sea relevante, de forma sintética.
        5. Piensa bien y acertarás: en comunicación, la empatía lo es todo. Siempre asume cualquier texto, mensaje o llamada en positivo. Ante la duda no malpienses. Si no entiendes algo o crees que hay algún malentendido, deja de escribir y haz una llamada o videollamada. A mayor y mejor comunicación, menos malentendidos. 
        6. La transparencia unida a la comunicación, aseguran un aumento de la productividad: que nadie se quede fuera de reuniones. Intenta grabar las reuniones importantes para que los que no hayan podido asistir las vean a posteriori.
        7. Sea cual sea tu función y rol, sé proactivo: si tienes dudas intenta resolverlas por tu cuenta, consultando protocolos, procedimientos, emails anteriores, internet, etc. Si no puedes resolverla por tu cuenta pregunta al compañero/a que más sepa de ese tema, a la hora que esté disponible y por el canal más adecuado. 
        8. Comunícate cada día, no puedes aislarte: define mínimo 15 minutos al día para hablar con tus compañeros y jefe, ponerte al día y comentar los retos, problemas o noticias de interés. Ya sea a primera hora, al medio día o por la tarde, intenta escoger una hora que coincida todo el equipo. 
        9. Hola, hasta luego y adiós: como ocurre en la oficina, saluda al empezar la jornada, avisa si te vas a ausentar por el motivo que sea, ya sea verbalmente o mediante el "estado". Asimismo, despídete cuando acabes la jornada. Esto mantiene más integrado al equipo y facilita la comunicación.
        10. Comunícate en el mejor momento: es conveniente utilizar los estados de Slack, Whatsapp, Skype y cualquier otra herramienta de comunicación. Fíjate si la persona está reunida, al teléfono, en una videollamada, descansando, comiendo o disponible. Contáctala o llámala solo si está disponible, a no ser que sea muy urgente.
        11. Por escrito, utiliza signos de puntuación: recuerda utilizar puntos, comas, puntos y aparte, exclamaciones e interrogantes. Si escribes como hablas, difícilmente te entenderán y en ocasiones incluso entenderán lo contrario que tratas de comunicar.
        12. En reuniones sé puntual, al comenzarlas y al acabarlas: 
          1. Hazlas solo en caso de que sean necesarias y no puedan sustituirse por una comunicación rápida por cualquier canal.
          2. Invita a la reunión solo a quien necesita intervenir en los temas objeto de la reunión. Si solo necesita saber, envíale un resumen con las conclusiones a posteriori.
          3. Haz llegar la convocatoria con tiempo suficiente como para que los asistentes se la preparen, indicando los objetivos de la reunión, el orden del día y los documentos relacionados. 
          4. Sé eficiente y estricto con los tiempos: ninguna reunión debería llevar más de 30 minutos. Si son temas complejos, es preferible segmentarlos en temas menos complejos.

        5. Difunde optimismo e irradia positividad durante el teletrabajo

        Los retos, ya sean personales o profesionales, siempre son más divertidos, entretenidos y memorables si transmitimos energía positiva en todo momento.

        Todo trabajo siempre es más fácil cuando te rodeas de personas positivas, pero cualquier actividad siempre es más placentera si colaboras con personas optimistas y alegres.

        En un contexto de teletrabajo, todo esto se acentúa mucho más por la ausencia de lenguaje no verbal en nuestras comunicaciones. Por tanto, es necesario:

        1. En textos escritos, utiliza emoticonos y GIF: Una imagen vale más que mil palabras, y nos ayudan a transmitir emociones. Sin abusar, pero es positivo que utilicemos imágenes, vídeos y GIF de vez en cuando. Aquí tienes la mayor base de datos de GIF donde puedes copiar y pegar. 
        2. Reconoce el trabajo bien hecho en público: un buen trabajo, debe tener premio, aunque sea un salario emocional. La palmadita en la espalda virtual es aún más necesaria, aprovecha la tecnología para enviar vídeos, audios o imágenes de reconocimiento personalizadas.
        3. Las críticas, siempre constructivas y en privado: a nadie le gusta que le den un mensaje negativo en público. Dejar en evidencia desmotiva tanto al afectado como a los que lo presencian. 
        4. Si el teletrabajo perdura en el tiempo, ya sea por una crisis sanitaria, o por la distancia geográfica del equipo, organiza eventos online de "afterwork": ya sea tomar unas cervezas o una conversación distendida siempre potencia y refuerza la relación, comunicación y confianza del equipo.
        5. Hay personas que detectan problemas y hay personas que encuentran soluciones: en cualquier contexto, es bueno ser de los segundos, pero en modo teletrabajo es imprescindible que cualquier teletrabajador cada vez que se detecte un problema busque (y proponga) una solución al mismo. La proactividad es vital pero la capacidad de resolver problemas es una habilidad obligatoria en el teletrabajador del siglo XXI.

        Cursos de Ciberseguridad LISA Institute

        Lista de consejos para teletrabajar de forma segura desde casa

        Teletrabajo es sinónimo de ciberriesgos y ciberamenazas. Por ello, desde LISA Institute queremos concienciar en aplicar una serie de medidas de seguridad básicas para poder garantizar un óptimo nivel de seguridad para el teletrabajador y para su organización, de modo que no se pongan riesgo los datos ni la continuidad del negocio.

        Además de los riesgos cibernéticos habituales que se tienen en el trabajo  como el malware, botnets, ransomware, suplantación de identidad,.. estos son los tres riesgos más habituales del teletrabajo:

        1. Robo o pérdida de documentos y dispositivos con información sensible: smartphones, tabletas y ordenadores (impacto en la confidencialidad y en la disponibilidad)
        2. Sobrescritura o edición voluntaria o involuntaria de documentos o archivos (impacto en la integridad).
        3. Borrado de datos involuntaria (impacto en la disponibilidad).

        La moda del BYOD (Bring Your Own Device) o "utiliza tu propio dispositivo" que impera en la mayoría de empresas, provoca que sus trabajadores utilicen sus smartphones, tabletas y portátiles para acceder a sistemas corporativos, aplicaciones e información, en ocasiones, de carácter personal.

        La implementación de una solución de acceso remoto es todo un desafío desde la perspectiva de la seguridad y la gestión para cualquier organización: 

        A continuación un resumen de todos los consejos para teletrabajar de forma segura desde casa:

        1. CUENTA CON UN PROGRAMA ANTIVIRUS INSTALADO Y ACTUALIZADO SIEMPRE

        • Ya sea el más potente del mercado o, como mínimo, uno gratuito.
        • Siempre será mejor tener el plan más básico, barato o gratuito que no tener nada.
        • Sí que es importante contar con la última versión del programa y, como no, descargarse e instalárselo de forma oficial para que haga su trabajo correctamente.

        2. VIGILA LAS DESCARGAS Y ARCHIVOS ADJUNTOS FRAUDULENTOS

        • Ten cuidado a la hora de descargarte archivos de Internet, en especial aquellos ejecutables tipo ".exe", ya que pueden contener código malicioso y dañar tu equipo.
        • Recuerda que también puedes encontrarte con este tipo de amenazas en forma de archivo adjunto en un correo electrónico.
        • El consejo básico es: Si te encuentras frente a un archivo que no esperas, de alguien que no corresponde o de procedencia desconocida, no lo abras y mándalo a la papelera de inmediato.

        3. DUDA DE E-MAILS EXTRAÑOS, PHISHING Y SPAM

        • Como decíamos, el correo electrónico es una de las principales vías de entrada de amenazas de seguridad. Nadie está exento de poder recibir un mensaje sospechoso.
        • Por tanto, ante cualquier mail extraño elimínalo y no abras ni descargues el archivo adjunto. Si es verdaderamente importante, te volverán a contactar por otra vía.
        • Sospecha especialmente de que estás ante algo anómalo si el email está mal redactado, desconoces el remitente o la dirección es sospechosa o está incompleta, si está escrito en un idioma que no es con el que habitualmente te comunicas con ese interlocutor, si te piden dinero por correo (aunque el remitente asegure ser tu banco), etc.
        • Si acabas aterrizando en una web en la que debes introducir tus datos, fíjate antes que es https (más info en el Consejo nº 9) y que el enlace es correcto. De lo contrario, podría tratarse de phishing. Siempre que puedas, intenta acceder directamente a esa web desde tu navegador y no después de haber hecho clic en un enlace de un email o de otra fuente sospechosa.

        4. MANTÉN SIEMPRE TU SISTEMA OPERATIVO ACTUALIZADO

        • Esto es muy importante a tener cuenta ya que, al igual que los malware evolucionan constantemente, tu SO también debería actualizarse al mismo ritmo.
        • Las actualizaciones del sistema operativo de tus dispositivos suelen traer parches para solucionar problemas técnicos o brechas de seguridad.

        5. HAZ UNA BUENA GESTIÓN DE TUS CONTRASEÑAS

        • Suelen ser también otra de las grandes brechas de seguridad.
        • Podemos cometer varios errores con las contraseñas: desde poner una fácil de descifrar (año de nacimiento, número de teléfono, matrícula del coche,123456...), a poner la misma contraseña para todos los sitios.
        • Es importante tener una contraseña única para cada sitio, que sea robusta con multitud de caracteres y cambiarla de forma periódica.
        • También puedes crear contraseñas mediante generadores de claves de forma aleatoria (en los que se incluyen números, símbolos, letras en mayúscula y minúscula, etc).
        • Por último, te recomendamos guardar tu contraseña en un gestor de contraseñas que te ayuda a tener contraseñas complejas sin tener que recordarlas.

        Cursos de Ciberseguridad LISA Institute

        6. RECUERDA, TU MÓVIL O TABLET TAMBIÉN DEBEN ESTAR PROTEGIDOS Y SON TAN VULNERABLES COMO UN ORDENADOR

        • No pases por alto este aspecto. ¿A caso no utilizamos nuestros dispositivos móviles tanto o más que un ordenador de mesa o portátil?
        • Debemos tener en cuenta que nuestro móvil o tablet pueden ser víctimas de un virus y por eso mismo, debemos extremar precauciones cuando los usemos para navegar por internet o realizar alguna compra online.
        • Igualmente, también es recomendable la instalación de un sistema antivirus que garantice el pago seguro y el acceso seguro a tu banca online.

        7. USA LA CREACIÓN DE USUARIOS PARA DIFERENTES PERSONAS

        • Si compartes un equipo con varias personas (en tu hogar u oficina de trabajo) es importante que crees cuentas de diferentes usuarios y configures los permisos según el principio de necesidad de saber: que cada usuario acceda a donde realmente necesita y no a lo de todos.
        • Con ello, tus datos personales, historial de navegación, archivos, etc., quedarán reservados solo para ti mismo. Si se vulnera la seguridad de otro usuario, tu información quedará mejor resguardada.
        • Como es evidente, también se debe configurar una contraseña (con las indicaciones que te hemos dado anteriormente) distinta y segura para cada usuario.

        8. ACTIVA EL FIREWALL O CORTAFUEGOS

        • Se trata de una de las herramientas a la hora de proteger nuestro dispositivo por defecto, está disponible en todos los sistemas operativos y es fácil de configurar, pudiendo escoger el nivel de protección que cada uno desea en cada momento.

        9. REALIZA SIEMPRE COMPRAS EN SITIOS SEGUROS

        • Las compras online pueden ser también otra vía de entrada a amenazas de seguridad, ya que pueden robarte datos y dinero.
        • El consejo: no compres nada en una tienda online que no te parezca de confianza. Revisa que sea un lugar certificado y fiable.
        • Presta atención al certificado SSL de una web (representado con un símbolo de un candado en la barra de navegación), y a que la web desde la que vas a hacer la compra tiene un dominio 'https' como es el caso de https://www.lisainstitute.com.

        10. MIL OJOS CON LOS DISPOSITIVOS IOT (INTERNET OF THINGS = INTERNET DE LAS COSAS)

        • Altavoces, Smart TV, relojes y pulseras inteligentes... Estos dispositivos también conocidos como wearables (si se llevan puestos) o dispositivos IoT (en general) pueden ser susceptibles de ser hackeados, pues ya se han dado casos de hackeos, filtraciones y escuchas a través de los mismos.
        • El consejo es que siempre sigas las instrucciones del fabricante y actualices el sistema cuando sea necesario para evitar que pasen "cosas raras".
        • La innovación tiene cosas positivas pero suele ir asociada a mayores riesgos ya que tienen menos medidas de seguridad por defecto. De ahí que en las empresas u organizaciones más innovadoras, necesiten de expertos en Ciberseguridad en IoT.

        11. REVISA LAS APP Y EXTENSIONES AUTORIZADAS

        • Mucho cuidado con extensiones del tipo "ver quién me ha dejado de seguir" o juegos de Facebook porque, de ortorgarles permisos a dichas extensiones, podemos estar expuestos a un filtrado de nuestros datos.
        • Registrarse en webs o App con nuestros perfiles de Facebook, Google+ o Twitter es más rápido pero estamos facilitando información de dichas redes. Normalmente esta acción no implica que estemos dando nuestra contraseña a la página pero debemos estar atentos a quien le facilitamos información personal y qué medidas de ciberseguridad realmente tiene esa web o App para protegerla.

        12. REALIZA COPIAS DE SEGURIDAD

        • Ante cualquier riesgo o amenaza de ver comprometidos nuestros archivos (por robo o por daño), es interesante contar con una solución de backup.
        • Realiza copias de seguridad de forma permanente, son la única medida eficaz (y gratis) en caso de que sufras un cibersecuestro de tu dispositivo (Ransomware).

        13. CIERRA SESIÓN, SOBRE TODO EN SITIOS PÚBLICOS

        • ¿Dejarías la puerta de tu casa abierta o las llaves de tu coche puestas? Bueno, depende del país en el que residas quizás no te ocurra nada, pero en lo que a Ciberseguridad se refiere, nunca dejes la sesión abierta en un ordenador público (de la oficina, de una biblioteca...). Recuerda cerrar todas las sesiones antes de desconectarte y apagar el ordenador.
        • Asegúrate que no está seleccionada la opción de "Recordar contraseña", ya que aunque salgas de la sesión, cualquier que utilice dicho dispositivo podrá acceder de nuevo a tu sesión sin necesidad de conocer la contraseña.

        14. SOSPECHA SIEMPRE DE LOS WIFI PÚBLICOS O AJENOS

        • El cartel del "WiFi gratis" puede ser un gran reclamo para ti, pero también para quien intente quedarse con tus datos.
        • Intenta evitar conectarte a una red abierta. Si no te queda otra, evita por encima de todo acceder a datos sensibles (bancos, correos, insertar contraseñas de redes sociales, etc). Todos los datos que circulen por esa red son plenamente visibles.
        • Valora utilizar una conexión VPN para que la información que transmitas vaya cifrada de punto a punto.

        15. SI NO ESTÁS USANDO INTERNET, APÁGALO

        • Si no estás usándolo, desconéctalo y reducirás posibilidades de sufrir un ataque informático. Tan sencillo como apagar el router o pulsar el botón de 'modo avión' y asegurarte una desconexión (casi) total de redes.

          Si quieres formarte en ciberseguridad, tanto a nivel preventivo como de ciberinvestigación o gestión de la ciberseguridad, haz clic aquí.

          Cursos de Ciberseguridad LISA Institute

          Quiero saber más, ¿qué hago?

          Si quieres ampliar información sobre cualquier ámbito de la Ciberseguridad, consulta estos artículos de nuestro blog:

            Si quieres empezar ya a formarte en Ciberseguridad, te recomendamos estos cursos online:

            Si quieres saber aún más

            Suscríbete para ser el primero en recibir artículos, análisis y noticias, además de descuentos exclusivos para suscriptores en formación sobre Seguridad, Inteligencia o Ciberseguridad.

            Si te ha interesado este artículo y quieres saber más, no dudes en explorar los Cursos online relacionados haciendo clic aquí.

            Suscribirme Ahora Gratis a LISA Institute