¡Conoce las +6.500 opiniones de alumnos de LISA Institute!

Banner LISA Comunidad


Lista de 5 consejos para analizar el lenguaje corporal y facial

El lenguaje corporal es un tipo de comunicación no verbal que se expresa a través de gestos, posturas y movimientos corporales y faciales. El lenguaje corporal es más utilizado que el lenguaje verbal, ya que cuando estamos utilizando el lenguaje verbal hacemos uso también del no verbal, especialmente del lenguaje corporal.

Mediante el lenguaje corporal es posible detectar el estado emocional de la persona que lo emite, aunque no debe ser tomado como una interpretación exacta sobre el estado de ánimo o la personalidad de la persona que lo emite.

A continuación, te contamos todo lo que necesitas saber sobre el lenguaje corporal, su importancia y cómo puedes analizarlo e interpretarlo:

  • ¿Qué es el lenguaje corporal?
  • ¿Para qué sirve el lenguaje corporal y en qué puede ser útil?
  • Importancia del lenguaje corporal
  • Cómo analizar el lenguaje corporal

 

Lista de 5 consejos para analizar el lenguaje corporal - LISA Institute

¿Qué es el lenguaje corporal?

El lenguaje corporal es un tipo de comunicación no verbal que se expresa a través de gestos, posturas y movimientos corporales y faciales. El lenguaje corporal es más utilizado que el lenguaje verbal, ya que cuando estamos utilizando el lenguaje verbal hacemos uso también del no verbal, especialmente del lenguaje corporal.

Mediante el lenguaje corporal es posible detectar el estado emocional de la persona que lo emite. Sin embargo, el lenguaje corporal no debe ser tomado como una interpretación exacta sobre el estado de ánimo o la personalidad de la persona que lo emite. 

El lenguaje corporal comprende todos aquellos movimientos y gestos a través de la postura del cuerpo: desde las micro-expresiones faciales hasta la mirada o la posición de brazos y piernas. El análisis del lenguaje corporal es una de las principales cualidades que debe tener un agente HUMINT. Si quieres especializarte en Inteligencia de Fuentes Humanas (HUMINT) te ofrecemos estos tres niveles para convertirte en todo un experto en la materia:

Aunque hay excepciones, el lenguaje corporal debería acompañar al lenguaje verbal e, incluso, a nuestras opiniones o modos de entender el mundo, sin embargo, en muchas ocasiones no concuerdan. Esto se puede deber a factores externos no controlables por la persona (como el calor, la cultura, etc.) o a incongruencias profundas que denotarían falsedad o mentira.

Todos los seres humanos tienen la capacidad de emitir gran cantidad de información a través de sus movimientos y posturas, sin necesidad de la emisión de palabras. Por ello, saber analizar el lenguaje corporal de una persona puede revelar sus intenciones o pensamientos.

 

Cursos de Inteligencia LISA Institute

¿Para qué sirve el lenguaje corporal y en qué puede ser útil?

La comunicación verbal suele ser sencilla. Articulamos lo que queremos decir con la boca y lo decimos. Sin embargo, no ocurre lo mismo con la comunicación no verbal y, más concretamente, con el lenguaje corporal, ya que éste también comunica sentimientos, ideas, reacciones, etc.

En nuestro día a día somos bastante expertos en interpretar el lenguaje corporal, y sabemos rápidamente si alguien se impacienta cuando pone los ojos en blanco o si está avergonzado cuando no mira a los ojos. Esto se aprende socialmente, ya que es muy importante para la supervivencia de nuestra especie saber interactuar e interpretar correctamente la comunicación no verbal. Si quieres saber más sobre las diferencias en los actores y las variables de las fuentes humanas, te recomendamos este artículo.

Según Emily Cook, doctora en terapia matrimonial y familiar, el lenguaje corporal juega un papel esencial en la forma en que compartimos información con los demás. Esta experta asegura que “existe evidencia que sugiere que nuestros cerebros priorizan la comunicación no verbal sobre la comunicación verbal”.

Y esto se ha mantenido y ha ido mejorando porque ha favorecido la supervivencia de la especie humana. Por ejemplo, cuando nuestro cerebro recibe un mensaje contradictorio, como unas palabras de amor, pero apreciamos un tono falso o unos gestos poco sinceros, el cerebro, como medida de protección, ha aprendido a priorizar las señales no verbales frente a las verbales.

Sin embargo, es muy importante tener en cuenta que el lenguaje corporal, si bien tiene una pequeña parte innata más relacionada con procesos y emociones básicos, no es universal y depende del ambiente cultural y social en el que se encuentre y con el que interactúe el individuo.

Por ejemplo, en la mayoría de las culturas occidentales, el contacto visual al hablar sugiere franqueza e interés. En cambio, en muchas culturas orientales tiende a evitar el contacto visual prolongado, ya que mirar ligeramente hacia abajo o hacia un lado resulta más respetuoso. 

Como se ha mencionado, como el uso y la comprensión del lenguaje corporal dependen de componentes innatos y de componentes culturales aprendidos, las personas que presentan patrones de desarrollo no neurotípicos (como las personas con trastornos del espectro autista) pueden tener problemas a la hora de comunicarse adecuadamente por medio de este lenguaje. Esto dificulta la interpretación de sus gestos y movimientos por parte de personas no cercanas a ellas o no expertas.

 

Expresiones faciales - LISA Institute

Importancia del lenguaje corporal

En un estudio de los años 60 del pasado siglo, el investigador y psicólogo Albert Mehrabian determinó que el 93% de la comunicación humana es no verbal, por lo que, por probabilidad, debe aportar más información que la comunicación verbal.

Sin embargo, en nuestro día a día parecemos no darle tanta importancia y muchas veces preferimos quedarnos con el mensaje que escuchamos que con el que podemos inferir de los gestos corporales del emisor. En este artículo te explicamos los sesgos cognitivos: la barrera para la correcta toma de decisiones. Si quieres aprender a evitar sesgos cognitivos, te recomendamos este curso.

Hay una divertida metáfora que consiste en comparar el lenguaje no verbal o corporal con las cookies en Internet. Sin que nos demos cuenta, nuestro cuerpo aporta continuamente datos muy elocuentes sobre nuestra personalidad, nuestras intenciones, sentimientos y pensamientos, incluso cuando estamos en silencio.

El lenguaje corporal sería una especie de cookies de nuestro cuerpo, que darían información sobre quiénes somos, cómo nos sentimos y cuáles son nuestros intereses y preferencias. 

En las interacciones cotidianas, el lenguaje corporal informa también de nuestro grado de comprensión y nivel de acuerdo, e, incluso, puede desmentir lo que decimos de palabra.

Sin embargo, al contrario de lo que ocurre en la vida online, fuera de ella no hay ningún mensaje que nos alerte de que todos los datos emitidos, ya sea voluntaria o involuntariamente, aportan información muy relevante sobre nosotros y determinan nuestra interacción con los demás.

Como se ha explicado, a pesar de que el lenguaje corporal cuenta con un importante bagaje filogenético, está determinado en mayor medida por nuestras experiencias y la acumulación de conocimientos que se produce en las interacciones diarias con otros individuos.

Aún así, conviene recordar que el instinto y las emociones juegan un papel fundamental en nuestra supervivencia desde mucho antes de que naciera la razón. Por ello, aunque seamos seres racionales, lo cierto es que la conducta no verbal, las emociones, los sesgos y el inconsciente controlan en gran medida nuestra forma de comunicarnos y lo que damos a conocer a otros sobre nosotros mismos.

En definitiva, la importancia del lenguaje corporal reside, principalmente, en el hecho de que permite una comunicación más exitosa, competente y adaptativa. 

En este enlace podrás ver todos nuestros cursos en materia de Inteligencia y Contrainteligencia y, en este enlace, te ofrecemos todos nuestros artículos en materia de Inteligencia.

 

Cursos de Inteligencia LISA Institute

Lista de 5 consejos para analizar el lenguaje corporal de cualquier persona

A continuación te damos algunas claves para analizar más eficientemente el lenguaje corporal. Si quieres formarte en análisis del lenguaje corporal, te recomendamos este curso.

1. Decodificación de la boca

En las sonrisas auténticas, las comisuras de los labios se vuelven hacia arriba y los ojos se estrechan y se arrugan. En cambio, las sonrisas falsas no suelen involucrar los ojos y pueden darse como respuesta a una situación incómoda, por ejemplo.

Por otra parte, una sonrisa acompañada de un contacto visual duradero puede sugerir atracción y una mueca o una sonrisa parcial que sigue a una micro-expresión de disgusto o desprecio puede sugerir incertidumbre, desdén o aversión.

Los labios también aportan mucha información:

  • Si están apretados pueden sugerir malestar, enfado o desacuerdo.
  • Si tiemblan, miedo o tristeza.
  • Si están abiertos y ligeramente separados pueden dar a entender que la persona está relajada y se encuentra cómoda.

2. Los ojos son el espejo del alma

Los ojos pueden transmitir mucha información sobre el estado de ánimo y el nivel de interés de una persona. Indicadores como el parpadeo, la dilatación de las pupilas o la dirección de la mirada pueden delatar estrés o preocupación, atracción por algo o alguien o miedo, e interés o concentración, respectivamente.

El bloqueo de los ojos cubriéndolos con una mano, cerrándolos brevemente o poniéndolos en blanco suele suceder de manera inconsciente y aporta mucha información sobre cómo se siente la persona: si está irritada, angustiada o si se enfrenta a algo que no quiere hacer. Este bloqueo de la mirada también puede sugerir desacuerdo o desgana.

3. Gestos de brazos y piernas

Normalmente, la gesticulación con brazos y piernas suele ser consciente y tener un propósito concreto, como dar énfasis a lo que estamos diciendo o expresar cercanía con una persona, por ejemplo. Sin embargo, también tiene lugar movimientos inconscientes que pueden dar mucha información sobre nuestro estado de ánimo o nuestras preferencias.

Es habitual cruzarse de brazos cuando nos sentimos vulnerables o desprotegidos, ansiosos o no tenemos interés en la situación en la que nos encontramos. Curiosamente, los brazos cruzados también pueden sugerir confianza. Si alguien cruza los brazos mientras sonríe o muestra otros signos de estar a gusto, probablemente sienta que tiene el control de la situación, en lugar de ser vulnerable.

En cuanto a los movimientos de las piernas y los pies, suelen denotar nerviosismo e inquietud, con movimientos rápidos, cortos y repetitivos, con pequeños golpes o balanceos, etc. Por otra parte, las piernas cruzadas también pueden sugerir una falta de voluntad para escuchar, especialmente cuando los brazos también están cruzados.

La dirección de los pies de una persona durante una interacción social también puede revelar información relevante. Si los pies apuntan hacia otro lado, es posible que tenga ganas de abandonar la conversación o que no tenga interés en la misma.

4. Las pistas que da la respiración

La respiración se acelera en situaciones de estrés, sorprendentes, preocupantes o peligrosas. En cambio, la respiración es larga y profunda cuando la persona experimenta alivio, cansancio o ira. Las respiraciones más lentas generalmente sugieren un estado de calma o concentración.

Normalmente, los patrones de respiración asociados a emociones o situaciones específicas no suelen llamar mucho la atención, pero si la respiración de alguien parece controlada y “meditada” puede sugerir que la persona está intentando reprimir una emoción intensa, como la ira.

5. La postura del cuerpo

La forma en la que una persona coloca su cuerpo mientras está de pie o sentado manteniendo una conversación con alguien puede dar algunas pistas sobre lo que siente o piensa la persona en ese momento.

La postura corporal no siempre es fácil de controlar, por lo que interpretarla también resulta complicado. Algunos ejemplos que podrían considerarse son:

  • Apoyarse en una pared puede sugerir aburrimiento o desinterés.
  • Inclinarse hacia una conversación o hacia alguien generalmente sugiere interés o emoción.
  • Estar de pie muy derecho, a veces con las manos en las caderas, puede sugerir entusiasmo, entusiasmo y confianza.
  • Estar de pie con las manos a los lados es una posición de descanso común que sugiere la voluntad de participar y escuchar.
  • Apoyar la cabeza en una mano puede mostrar interés. Cuando ambas manos sostienen la cabeza, puede sugerir aburrimiento o fatiga.
  • Inclinar la cabeza o el cuerpo hacia un lado sugiere interés y concentración. También puede sugerir atracción, dependiendo de otros marcadores del lenguaje corporal.

Por otro lado, la distancia física que se mantiene con otra persona en una interacción social indica el grado de cercanía o confianza con la persona, el agrado o desagrado que produce la misma, el interés que suscita la interacción social, etc.

En términos generales, no puede obtenerse una imagen completa de lo que los demás piensan y sienten basándose únicamente en su lenguaje corporal. Cuando se interpreta el lenguaje corporal en el contexto de las palabras que lo acompañan, se puede obtener una información mucho más completa.

En definitiva, el lenguaje corporal puede ser complejo y difícil de entender y, como hemos visto, muchos indicadores pueden significar cosas opuestas. De hecho, existe todo un campo de estudio específico, llamado kinésica, dedicado a comprender la comunicación no verbal.

Desde este campo se recomienda principalmente prestar mucha atención al comportamiento anterior de la persona en situaciones similares para inferir con mayor acierto qué información está dando la persona a través de la comunicación no verbal.

Si te interesa este tema y quieres profundizar más, te recomendamos el siguiente vídeo:

 

Quiero saber más sobre Análisis de lenguaje corporal, ¿qué hago?

Si quieres ampliar información sobre cualquier ámbito relacionado con la psicología, el análisis del lenguaje corporal en particular o el análisis de personas en general, consulta estos artículos de nuestro blog:

Si quieres empezar ya a formarte en inteligencia, te recomendamos los siguientes cursos online:

Si quieres saber aún más

Suscríbete para ser el primero en recibir artículos, análisis y noticias, además de descuentos exclusivos para suscriptores en formación sobre Seguridad, Inteligencia, Ciberseguridad y Geopolítica.