¡Conoce las opiniones de nuestros +6500 alumnos!

Banner LISA Comunidad


Conoce las 7 estrategias para afrontar una situación de crisis en la empresa

Las crisis son las situaciones antinaturales o atípicas de inestabilidad que amenazan los objetivos estratégicos de una organización o empresa, su reputación, rentabilidad o viabilidad.

Las crisis en las empresas pueden proceder de una campaña de desinformación, de un sabotaje, de un ataque terrorista, de la actuación de un insider, de un ciberataque, de una filtración de datos personales de los clientes o incluso de un problema operacional o legal que afecta a la continuidad de negocio.

Las crisis en las empresas se caracterizan por escalar en intensidad, caer bajo el escrutinio de los medios de prensa o autoridades regulatorias, interferir con las normales operaciones del negocio, poner en peligro una positiva imagen pública y dañar la viabilidad o ingresos económicos de una organización.

Por ello, en este artículo te contamos cómo gestionar y prevenir las crisis en las empresas y cuáles son las mejores estrategias:

  • 5 características de una crisis en la empresa
  • La gestión de crisis en la empresa
  • Prevención y gestión de crisis en la empresa
  • 7 estrategias para afrontar una situación de crisis en la empresa

 

Conoce las 7 estrategias para afrontar una situación de crisis en la empresa - LISA Institute

5 características de una crisis en la empresa

Las crisis son las situaciones antinaturales o atípicas de inestabilidad que amenazan los objetivos estratégicos de una organización o empresa, su reputación o viabilidad.

Las crisis en una empresa pueden ser de muchos tipos, pudiendo estar ligadas a los riesgos clásicos, como puede ser un incendio o un huracán, o a riesgos reputacionales, como puede ser un escándalo financiero.

Los tipos de crisis más comunes en función del riesgo que originan las crisis serían:

  1. Crisis ambientales: Asociadas a fenómenos meteorológicos extremos y acciones que provocan daños al medio ambiente o al entorno.
  2. Crisis técnicas: Asociadas a equipos, instalaciones y tecnologías de la información y la comunicación.
  3. Crisis antrópicas: Asociadas a la actuación directa o indirecta de las personas.
  4. Crisis económicas: Asociadas al funcionamiento y eficacia de las empresas o a los territorios en los que se encuentran y sus sistemas económicos. Si quieres informarte sobre la contrainteligencia en las empresas frente a las injerencias por parte de Estados, te recomendamos este artículo.

Según Néstor Garrido Aranda, experto en Seguridad Corporativa, Gestión de Riesgos y Manejo de Crisis Empresariales, las crisis tienen estas 5 características: 

  1. Escalan en intensidad.
  2. Caen bajo el escrutinio de los medios de prensa o autoridades regulatorias.
  3. Interfieren con las normales operaciones del negocio.
  4. Ponen en peligro una positiva imagen pública.
  5. Dañan los ingresos económicos de una organización.

Para anticiparnos a una crisis es importante identificar, analizar y evaluar los riesgos que puedan afectar a los recursos estratégicos de la empresa e implementar medidas para controlarlos de manera efectiva. Si quieres saber cómo afrontar estratégicamente la competencia en los negocios, te recomendamos este artículo.

Las organizaciones deben documentar adecuadamente todas las señales tempranas, investigarlas, corregir las causas y revisar periódicamente los planes de acción para asegurarse de que pueden prevenir y, en su caso, hacer frente a una posible crisis.

 

La gestión de crisis en la empresa

La empresa IONOS afirma que el objetivo de la gestión de crisis es prevenir una situación de crisis en la empresa y, en caso de no ser posible su prevención, superarla y analizar los resultados a posteriori. Esta gestión sirve para mantener el funcionamiento de una empresa y sacar conclusiones que eviten futuras crisis una vez superadas. En este artículo te contamos cómo te puede ayudar el análisis de Inteligencia a prevenir futuras crisis en la empresa.

La gestión de crisis cuenta con muchas facetas y es diferente dependiendo de la fase de la propia crisis. Algunas de las acciones tienen que llevarse a cabo antes de que ésta ocurra, identificando puntos débiles o estableciendo medidas de emergencia.

Sin embargo, la tarea esencial de la gestión de crisis consiste en identificar a tiempo las fases críticas y poner en marcha las medidas adecuadas. Cualquier organización ha de plantearse qué escenarios pueden derivar en una crisis que la pueda poner en peligro. Si la organización ha realizado una buena gestión de riesgos, dispone de entrada de un buen mapa de los principales escenarios que la pueden amenazar.

Cuando la crisis es superada, debe realizarse una evaluación, analizando las acciones tomadas y estudiando si han sido efectivas o si deben evitarse en el futuro. Si quieres saber más sobre el análisis prospectivo o cómo anticipar el futuro en un negocio, te recomendamos este artículo.

Deben tenerse en cuenta una serie de elementos clave en la gestión de crisis:

  1. Disponer de una organización específica: Se ha de establecer un comité de crisis integrado en la organización y preparado para la toma de decisiones en escenarios inciertos.
  2. Desarrollar un plan o manual de crisis: Es la herramienta básica que recoge el funcionamiento de la gestión de crisis en una estructura organizada.
  3. Desarrollar un plan de comunicación en crisis: Ha de ir en paralelo a la gestión de crisis y es indispensable.
  4. Acordar los niveles de gestión de incidentes, emergencias y crisis: Graduar el impacto y los riesgos de los diferentes tipos de riesgos, ya sean leves y cotidianos, ya sean graves, que requerirán planes de autoprotección y planes estratégicos de crisis.

    Cursos de Inteligencia LISA Institute

    Prevención y gestión de crisis en la empresa

    Lo primordial para prevenir y gestionar crisis es identificar los riesgos e indicar las posibles soluciones. Los planes para situaciones de crisis se elaboran en función de los distintos escenarios que pueden darse a lo largo del ciclo de desarrollo de una crisis.

    A su vez, la disciplina de Análisis de Inteligencia, te podrá ayudar a prevenir y gestionar crisis mejorando la toma de decisiones tanto a nivel preventivo como reactivo. Para especializarte en Análisis de Inteligencia y sus diferentes disciplinas haz clic aquí.

    En un plan de crisis, se regula la estructura y el desarrollo de la gestión de la crisis, lo que servirá de guía en caso de emergencia, previniendo situaciones de caos y garantizando la reacción rápida. Además, sirve para regular las estructuras organizativas y definir las medidas más importantes. La gestión de la crisis comienza con la elaboración de un estado de la situación.

    La empresa Deloitte establece tres fases necesarias dentro de un plan de gestión de crisis:

    1. Preparación e identificación de amenazas: Conocer los riesgos a los que se enfrenta la empresa puede marcar la diferencia entre poder anticipar y gestionar una crisis o estar expuesto a las consecuencias de no comprender su importancia y alcance. Por tanto, asignar responsabilidades, definir los roles y planificar los procedimientos de gestión son aspectos imprescindibles en el proceso. Tras esto, es necesario crear un plan de acción, que contextualice y monitorice la estrategia de actuación.
    2. Respuesta: La empresa requiere de una gran capacidad de adaptación y agilidad en la toma de decisiones, así como confianza en sus protocolos y estructura organizativa previamente testados. Además, contar con una estrategia de comunicación bien definida e integrada en la organización permite favorecer la gestión de la crisis en todo momento.
    3. Recuperación: Tras la recuperación, el reto es identificar amenazas, minimizar debilidades, investigar oportunidades y testar e implementar mejoras de manera continua. Monitorizar el proceso de recuperación permitirá una estructura organizativa adecuada, que pueda gestionar con coherencia y responsabilidad todo el ciclo de vida de una crisis. Si te interesa el tema de las mejoras continuas en la empresa, te recomendamos este artículo sobre Upskilling y este artículo sobre Reskilling.

     

    PREVENCIÓN Y GESTIÓN DE CRISIS EN LA EMPRESA - LISA Institute

    7 estrategias para afrontar una situación de crisis en la empresa

    A continuación, te presentamos los 7 pasos que deben seguirse para afrontar estratégicamente una situación de crisis en una empresa:

    1. Identificar todos los tipos posibles de crisis: Es necesario conocer bien el negocio y analizar específicamente los tipos de crisis que pueden afectarle en función de sus características concretas. Si quieres analizar correctamente la información de tu negocio e identificar los riesgos, te recomendamos este artículo.
    2. Determinar el impacto de cada tipo de crisis en el negocio: Es necesario determinar el impacto que puede tener cada uno de los eventos desencadenantes de la crisis. Cuantificando el impacto de cada crisis, la empresa se puede preparar mejor.
    3. Considerar las acciones necesarias para resolver cada tipo de crisis: Conviene revisar diferentes planes de gestión de crisis para determinar cuál será la más apropiada para el negocio concreto. En general, se puede responder ante las crisis de forma reactiva (cuando ya ha ocurrido el evento y está teniendo lugar la crisis) o de forma proactiva (adelantándose a las amenazas y riesgos y previniendo la crisis).
    4. Decidir quién se involucrará en la toma de decisiones y en las acciones que irán teniendo lugar en el proceso de la crisis: Conviene crear un comité específico que, desde dentro de la empresa, se encargue de ir evaluando y previniendo riesgos y amenazas. Se debería incluir en este comité personal específico de diferentes áreas y con nociones específicas sobre los planes de gestión y prevención de riesgos. Es necesario estudiar adecuadamente qué personas serán las encargadas de esta misión, para evitar así a los insiders.
    5. Desarrollar planes de solución para cada tipo de crisis: Cada plan será específico para cada situación de crisis, aunque siempre deben plantearse las siguientes cuestiones: ¿Cuál es la causa de la crisis y cómo puede prevenirse si se da nuevamente? ¿Cómo se puede evitar que la crisis empeore? ¿Cuánto tiempo llevará resolver la crisis? ¿Qué herramientas y recursos se van a necesitar? ¿Qué personas estarán involucradas? 
    6. Entrenar el plan y a las personas involucradas: Todos los involucrados en los planes de gestión de crisis deben conocerlos perfectamente y estar entrenados para poder ponerlos en práctica cuando se requiera.
    7. Revisar y actualizar los planes de gestión de crisis de manera regular: Revisar y actualizar los planes de gestión de crisis de una empresa garantiza que su eficacia sigue vigente y que siguen siendo adecuados.

     

    Cursos de Inteligencia LISA Institute

    Quiero saber más sobre habilidades profesionales, ¿Qué hago?

    Si quieres ampliar información sobre cualquier ámbito profesional, consulta estos artículos de nuestro blog:

    Si quieres empezar a formarte en inteligencia, te recomendamos los siguientes cursos online:

    Si quieres saber aún más

    Suscríbete para ser el primero en recibir artículos, análisis y noticias, además de descuentos exclusivos para suscriptores en formación sobre Seguridad, Inteligencia, Ciberseguridad y Geopolítica.