¡10% Descuento hasta fin de plazas!

Cursos de Seguridad Inteligencia Ciberseguridad


Brasil: Análisis Político, Económico y de Seguridad

Los análisis de Brasil siempre han estado vinculados a los conflictos con sus vecinos, a constantes tensiones religiosas y políticas-económicas, al constante tránsito de espías de todo el mundo, pero... Brasil es mucho más que eso. Brasil es un país con más de 500 años de historia que hunde sus orígenes en la llegada de los colonizadores portugueses hacia finales del siglo XV. Con el paso de los siglos, Brasil fue creciendo económicamente hasta convertirse en el país más grande de Sudamérica y uno de los más importantes del mundo, al ser considerada una de las diez economías más fuertes a nivel mundial.

El propósito de este análisis geopolítico de Brasil es comprender la realidad brasileña desmenuzando los diferentes aspectos que se engloban dentro del ámbito geopolítico:

  • Historia de Brasil
  • Seguridad y Defensa de Brasil
  • Política exterior de Brasil
  • Economía de Brasil
  • Geografía y organización territorial de Brasil

Este análisis geopolítico de Brasil pertenece a la sección de LISA geopolitics y ha sido elaborado por uno de nuestros alumnos del Curso de Analista Internacional, Carlos Martínez-Picabia Sada, Graduado en Geografía y Ordenación del Territorio y actualmente Gestor de proyectos y Analista Internacional.


      Brasil: Análisis político, económico y de seguridad

      1. Análisis de la historia de Brasil

      Aunque fue habitado desde el año 10.000 a.C. por indígenas que llevaban a cabo prácticas de cazadores-recolectores, los orígenes oficiales de Brasil se sitúan a finales del siglo XV con la llegada del marino portugués Pedro Alvares Cabral, el cual bautizó esta tierra con el nombre de Vera Cruz.

      Descubierta por accidente y asignada a la corona portuguesa en virtud de los acuerdos suscritos en el Tratado de Tordesillas (junio de 1494), en un principio los portugueses no mostraron demasiado interés por Brasil. No obstante, con la expedición liderada por Martim Alfonso de Sousa en 1532 se asentaron las bases de su colonización con la introducción de la caña de azúcar, que supuso la base de la economía brasileña durante largo tiempo.

      Así, durante los siglos XVI y XVII se desarrolló la agricultura en explotaciones de amplias dimensiones que necesitaron abundante mano de obra para su labranza, la cual, fue colmada principalmente con esclavos procedentes del África Subsahariana. Sin embargo, el alto coste de transporte redujo paulatinamente la llegada de esclavos africanos dando paso a la búsqueda de indígenas que se encontraban en las zonas interiores de la región.

      Estas expediciones fueron protagonizadas por los bandeirantes, exploradores y aventureros a sueldo de terratenientes que rastrearon las mesetas y selvas alejadas del mar en busca de pobladores indígenas a los que ubicar en los campos agrícolas de la costa.

       

      Análisis geopolítico de Brasil

       

      De esta manera, se produjo la extensión de la superficie de la colonia portuguesa y se descubrieron diversas minas de oro y diamantes en zonas como el Mato Grosso y Goiás entre 1718 y 1725. La explotación de la minería provocó, por un lado, el declive progresivo de la industria azucarera y, por otro, el aumento del flujo demográfico de los colonos hacia el interior.

      Con una economía cada vez más potente, Brasil aprovechó los momentos de debilidad que atravesaba la metrópoli en medio de la invasión napoleónica de Portugal (1807) para fraguar su independencia. En 1822, de la mano del que fuera regente de la Corona de Portugal en Brasil, Dom Pedro, el país puso fin a su único período histórico como colonia. Desde entonces, Brasil:

      • Libró la Guerra de la Triple Alianza (1864-1870).
      • Abolió la esclavitud (1888).
      • Cambió su régimen político de monarquía a república (1889).
      • Participó en la Segunda Guerra Mundial con su Fuerza Expedicionaria (1942-45).
      • Vivió diversos golpes militares.

      Acontecimientos que le han moldeado hasta la actualidad.

      2. Seguridad y Defensa de Brasil

      Brasil presta mucha atención a su seguridad y defensa consciente de que nos movemos en un mundo cada vez más amenazante e imprevisible.

      Uno de los primeros pasos para configurar una buena base en esta área la encontramos en el año 1996. Fecha en la que el presidente Fernando Henrique Cardoso estableció la primera Política de Defensa Nacional, considerando que no debía circunscribirse exclusivamente a círculos específicos, sino que debía integrar a los sectores civiles y militares de la sociedad brasileña.

      Siguiendo esta línea, entre los años 1997 y 1999, se crea el Ministerio de Defensa uniendo a la Marina, al Ejército y a la Fuerza Aérea que hasta entonces habían permanecido separados. Una restructuración ministerial que ha cimentado una lógica diplomático-militar basada en la implantación de instrumentos de cooperación en su entorno estratégico a través de la diplomacia suave, la profundización en proyectos conjuntos y el fomento de la paz, siguiendo un razonamiento de “más vale prevenir que curar”.

      Pero a pesar de sus esfuerzos por mantener el orden dentro de su territorio y por favorecer la estabilidad en su vecindario cercano, Brasil ha identificado varias amenazas a su seguridad nacional:

      1. El interés partidista de potencias extranjeras sobre su territorio y sus recursos naturales, contando con aquiescencia de algunas élites brasileñas.
      2. La amplia descohesión social que reina en el país debido a la profunda brecha producida por la desigualdad económica entre los ricos y los que viven en la miseria.
      3. La presencia de redes de crimen organizado y de tráfico de drogas, así como la devastación de parte de sus recursos naturales.

       

      Seguridad Nacional de Brasil - Análisis geopolítico de brasil

       

      Desde hace varios años el país ha buscado eliminar o, al menos, paliar estas amenazas a través de varios canales:

      1. Para neutralizar la injerencia de potencias extranjeras, Brasil se ha centrado en el fortalecimiento del sistema educativo; la creación de Milicias Populares como fuerza complementaria a las Fuerzas Armadas (aunque adiestradas por éstas) para ejercer resistencia en caso de invasión; y perseguir fervientemente a personas con nacionalidad brasileña que actúen para servicios secretos.
      2. Para paliar la descohesión social, Brasil se ha centrado especialmente en la promoción de industrias y servicios urbanos cooperativos que puedan dar empleo a gran parte de la población que vive al margen del sistema. Igualmente, está llevando a cabo una reforma agraria para mejorar el reparto de las tierras en favor de la propiedad familiar y de aquel que solicite trasladarse desde las congestionadas ciudades al entorno rural.
      3. Para hacer frente al problema del crimen organizado desde los órganos de poder se ha decidido autorizar redadas policiales y militares contra el consumo de drogas, estimular la creación de Asociaciones de Seguridad Ciudadana equipadas por el Estado y elevar los castigos a los traficantes e integrantes del crimen organizado.

      Otro elemento diseñado para potenciar la seguridad y defensa del país fue la creación en 2012, bajo la presidencia de Dilma Rousseff, del primer Libro Blanco de Defensa Nacional. Este documento aborda la tradición pacifista de Brasil, su proyección de poder y los argumentos que explican el incremento del presupuesto militar desde principios del siglo XXI, moldeando su estrategia geopolítica y resaltando que el desarrollo socioeconómico debe estar acompañado de la defensa contra amenazas y agresiones.

      El libro contempla las directrices fundamentales de prevención y actuación entre las que se encuentran, entre otras:

      1. Disuadir la concentración de fuerzas hostiles en las fronteras terrestres.
      2. Organizar las FFFAA bajo la égida del trinomio monitoreo/control, movilidad y presencia.
      3. Unificar las operaciones de las tres Fuerzas.
      4. Priorizar la región amazónica.
      5. Estimular la integración de América del Sur.
      6. Ampliar la atención a los compromisos internacionales de búsqueda y salvamento.
      7. Capacitar la industria disuasoria y operacional de las Fuerzas Armadas.
      8. Mantener el servicio militar obligatorio.
      9. Desarrollar prácticas y capacidades operacionales.
      10. Desarrollar la capacidad logística.
      11. Profundizar el vínculo entre los aspectos tecnológicos y operacionales.

      El riesgo está en todas partes, pero hay ciertas zonas del mundo donde los riesgos para la integridad física y moral son mucho más probables por la existencia de guerras civiles, conflictos violentos, inestabilidad política, sectarismo, disputas territoriales, insurgencia, terrorismo transnacional, criminalidad organizada o delincuencia común. Este curso permite mejorar la seguridad de las personas que deben desplazarse a Zonas Hostiles o de Guerra.

      Para terminar, subrayamos que Brasil ha establecido 3 zonas estratégicas en las que debe reforzar la presencia institucional para garantizar la seguridad nacional:

      • Líneas fronterizas: tanto la andino-amazónica como la frontera sur con Argentina Paraguay y Uruguay. En estas dos zonas hay una presencia baja del Estado por lo que se genera una "penumbra" que invita a la proliferación del narcotráfico y del crimen organizado.
      • Comunicaciones marítimas: una incipiente piratería pone en riesgo el tráfico marítimo comercial, así como las reservas de crudo que Brasil posee en el Atlántico Sur.
      • Amazonia: Brasil es consciente que esta región es la primera reserva natural del mundo y la más abundante en agua dulce por lo que ha fortalecido el patrullaje y las defensas antiaéreas en ella.

      La Seguridad Nacional tiene como objetivo la conservación, la estabilidad y la continuidad de cualquier sociedad, así como la vida y bienestar de sus ciudadanos. Cada día surgen nuevos riesgos y amenazas que afectan a la Seguridad Nacional, algunos procedentes de la naturaleza y muchos otros de la mente humana. Si quieres conocer qué es la Seguridad Nacional y cuáles son los riesgos y amenazas que la afectan en cualquier país haz clic aquí

       

      Cursos de Geopolítica LISA Institute

        3. Política exterior de Brasil

        Desde su independencia, la línea establecida por Brasil en esta materia ha transitado entre dos direcciones:

        1. El acercamiento a Estados Unidos, habitualmente denominado americanismo. Hace referencia a la vieja doctrina en relaciones internaciones basada en una actitud cooperante y, también, sumisa a los intereses de EE.UU con el objetivo de conseguir beneficios diplomáticos.
        2. La autonomía decisoria. Consiste en mantener una agenda internacional más independiente que le ayude al país a ampliar sus lazos comerciales, así como a tener voz propia en organismos y foros multilaterales.

        Desde comienzos del siglo XX hasta la década de los 80, Brasil basculó de forma palmaria hacia el regazo de Washington, siendo el único país sudamericano en enviar un contingente fuera del continente a luchar junto con los aliados en la Segunda Guerra Mundial, y respaldando a EE.UU. en la Guerra Fría mediante la cesión de espacios militares para favorecer la presencia norteamericana en el atlántico sur.

        En contraprestación por su lealtad, Brasil recibió cuantiosos privilegios económicos como el mantenimiento del precio del grano de café (fundamental para la economía nacional brasileña de los años 50 y 60) e ideológicos ya que la continuidad de los gobiernos militares nunca se vio amenazada por el gigante norteamericano.

        El panorama cambió con la llegada de la democracia y la promulgación de una nueva constitución en 1988 que otorgó amplios poderes a los gobiernos de los diferentes estados brasileños (entidades políticas autónomas) que gozan de potestad en materia ejecutiva, legislativa y judicial.

        Esta constitución estableció en su artículo número 4 los dogmas fundamentales en política exterior:

        1. Independencia nacional
        2. Defensa de los derechos humanos
        3. Autodeterminación de los pueblos
        4. No intervención
        5. Igualdad entre los Estados
        6. Defensa de la paz
        7. Solución pacífica de los conflictos
        8. Repudio al terrorismo y al racismo
        9. Cooperación de los pueblos para el progreso de la humanidad

        Siguiendo estas líneas maestras, Brasil ha girado hacia un enfoque internacional más abierto e independiente que le ha permitido establecer relaciones regionales de cooperación y entendimiento, teniendo como prioridad estrechar lazos con los demás países latinoamericanos.

        Su participación en foros como Mercosur, la Cumbre Iberoamericana, la Organización del Tratado de Cooperación Amazónica o la Organización de los Estados Americanos demuestran su interés por establecer un marco conjunto que impulse el desarrollo económico, comercial y cultural en Latinoamérica a la vez que refuerza su posición hegemónica en la región.

        Esta vocación de liderazgo se ha visto plasmada también en su determinación por mejorar su papel en instituciones internacionales al demostrar una participación más activa en el G20, solicitar un puesto permanente en el Consejo de Seguridad de la ONU y ser uno de los miembros fundadores de los BRICS (un importante foro internacional formado por economías emergentes) que desde el año 2009 se reúnen de manera anual para abordar diversos asuntos globales.

        Además, desde el año 2007 Brasil es socio estratégico de la UE mediante la firma del Acuerdo de Asociación Estratégica UE-Brasil, hecho que ha desencadenado que la Unión Europea sea el primer socio comercial de Brasil y el primer actor extranjero en inversión directa. Por su parte, Brasil es el principal importador de la UE en Sudamérica. Esta fluidez en las relaciones también ha ayudado a avanzar en las negociaciones del Acuerdo Birregional de Asociación UE-Mercosur, con el que se pretende facilitar el acceso mutuo a los mercados.

         

        Análisis geopolítico de Brasil

        Jair Bolsonaro, presidente de Brasil

         

        Sin embargo, la llegada de Jair Bolsonaro a la presidencia carioca en enero de 2019 ha generado un terremoto en la continuidad diplomática brasileña de los últimos 40 años. Con un discurso conservador ha cercenado en buena medida las proyecciones internacionales de Brasil al:

        • Retirarse del Pacto sobre Inmigración.
        • Amenazar con sacar al país del Acuerdo Climático de París.
        • Frenar en seco las negociaciones de un acuerdo de libre comercio con la UE.
        • Mostrar una retórica cuasi bélica con el régimen venezolano (criticando también a otros países de corte izquierdista como Bolivia o Ecuador).
        • Exhibir una actitud hostil hacia China.

        Muchas de estas acciones concuerdan con su enorme sintonía ideológica y personal con Donald Trump, lo que nos llevaría a un nuevo realineamiento de Brasil con los postulados internacionales de Estados Unidos y, en suma, un regreso al americanismo anteriormente mencionado. En este enlace conocerás las 10 tendencias actuales del contexto geopolítico global que es recomendable monitorizar para comprender cómo pueden afectar a Brasil.

        4. Economía de Brasil

        En términos absolutos, Brasil es un país poderoso económicamente, ya que se sitúa en la octava posición del ranking mundial. Aquí desglosamos sus principales indicadores:

        Indicadores de crecimiento

        Año

        2019

        Año

        2020

         

        Año

        2021

         

        PIB (miles millones USD)

        1.847,02

        1.893,01

        1.987,82

        PIB (crecimiento anual en %)

        1,1

        -9,1

        3,6

        PIB per cápita (USD)

        8.797

        8.956

        9.344

        Saldo de la hacienda pública (% del PIB)

        -6,3

        -6,0

        -6.0

        Endeudamiento del Estado (en % del PIB)

        91,6

        93,9

        94,5

        Tasa de inflación (%)

        3,8

        3,5

        3,8

        Tasa de paro (% población activa)

        11,8

        10,8

        10,0

        Balanza transacciones corrientes (USD)

        -22,32

        -19,64

        -22,54

        Balanza transacciones corrientes (% PIB)

        -1,2

        -1,0

        -1,1

        Fuente: IMF-World Economic Outlook Database

         

        Es evidente que la pandemia del coronavirus ha provocado intensos daños en la economía brasileña, que sigue la misma tendencia bajista que la de la mayor parte de los países desarrollados. No obstante, las previsiones para el 2021 muestran un horizonte algo más despejado.

        Brasil encadena una herida mal cerrada de la crisis financiera del 2007-2008 con el duro golpe ocasionado por el coronavirus, lo que ha hecho que desde el gobierno central dominen las políticas de austeridad y una rígida carga fiscal debido, entre otros factores, a que el país continúa presentando una alta deuda pública (en 2020 representa el 94% del PIB).

        Estos desajustes han obligado al Senado a aprobar una controvertida reforma de las pensiones en un intento por frenar el déficit público con el objetivo de reducir la inestabilidad económica a nivel interno. Dicha inestabilidad deriva en una alta tasa de desempleo (12,3% en 2018) que en realidad es superior a la oficial puesto que el gobierno considera que cerca de 30 millones de personas están subempleadas. Esto es, personas que no trabajan todo el tiempo que podrían o que se mueven en la economía sumergida.

        Obviamente, esta problemática tiene efectos directos en la sociedad brasileña:

        • Desigualdad (el 5% más rico ingresa lo mismo que el 95% más pobre).
        • Grandes desequilibrios entre regiones.
        • Aumento de las tasas de delincuencia.
        • Mayor peso de la violencia criminal.

        Sin embargo, en contraste con esta situación interna, Brasil presenta activos económicos muy importantes que le han llevado a situarse en el top 10 de las economías más poderosas y a sacar de la pobreza a 28 millones de personas en los últimos 15 años.

        A diferencia del grueso de los países avanzados, Brasil exhibe músculo en el sector primario lo que le otorga menor dependencia de los mercados globales. Además de mostrar una considerable abundancia de recursos naturales debido a sus vastos bosques, que ocupan más de la mitad del territorio. A este patrimonio natural hay que añadir la selva tropical más grande del mundo.

        También es el mayor exportador de caña de azúcar y de naranjas a nivel mundial, así como el que posee la ganadería comercial más importante. Además, es uno de los primeros productores de soja y de caucho.

         

        Repartición de la actividad económica

        Agricultura

        Industria

         Servicios

        Empleo por sector (en % del empleo total)

        9,3

        20,4

        70,3

        Valor añadido (en % del PIB)

        4,4

        18,4

        63,1

        Valor añadido (crecimiento anual en %)

        0,1

        0,6

        -2,6

        Fuente: World Bank

         

        Respecto al sector secundario, Brasil posee una potente industria que aporta cerca del 19% del PIB y emplea a más del 20% de su población, jugando un papel preponderante la riqueza que atesora en minerales. No en vano, esta nación es el mayor exportador mundial de hierro y uno de los líderes en producción de aluminio y carbón.

        También destaca su potencial en hidrocarburos, donde aspira a ser independiente desde el punto de vista energético durante la próxima década al estimarse que posee las quintas mayores reservas de petróleo de todo el globo.  Sin olvidar que, en los últimos dos años, su producción de gas ha crecido un 10%.

        En cuanto al sector servicios, Brasil representa el 63,1% del PIB y que ha evolucionado en estas primeras décadas de siglo XXI hacia la producción de servicios de alto valor añadido como el aeroespacial y las telecomunicaciones. Reconociendo la influencia de este tercer sector en la organización de eventos deportivos de primer nivel como la Copa Mundial de Fútbol 2014 o los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016, los dos torneos más relevantes del mundo del deporte. Su organización ha conllevado la construcción de enormes infraestructuras, modernas vías de comunicación y un enorme escaparate del soft power o poder blando brasileño.

        Hoy en día lo que ocurre en el mundo nos concierne más que nunca. Nuestra agenda internacional está más marcada que nunca por cualquier hecho político, económico, social, tecnológico, medioambiental o bélico a nivel internacional. ¿Sientes interés por conocer cómo funciona el mundo, cómo se relacionan los países y cómo ello nos afecta en nuestro día a día? Haz clic en este enlace.

         

        Cursos de Geopolítica LISA Institute

        5. Geografía y organización territorial de Brasil

        Con una extensión de 8.514.215 km2 Brasil es el país más grande de Sudamérica lo que le hace tener frontera con todos los países vecinos exceptuando Ecuador y Chile. En su configuración podemos diferenciar 4 grandes unidades geográficas:

        • Escudo Guayanés: ubicado entre Colombia, Venezuela, Guyana y Surinam, solo una parte de él se enmarca en el territorio brasileño. Se trata de una formación geológica primitiva, conocida por ser el territorio geológico más antiguo de la historia, que se compone por rocas ígneas y metamórficas. Su altura es relativamente elevada para el contexto brasileño y en él se halla el salto de agua más alto del mundo, el famoso ”Salto del Ángel” ubicado a casi 1.000 metros.
        • Amazonia: al sur del Escudo Guayanés, pero al norte del país se sitúa la cuenca hidrográfica más extensa del planeta. La Amazonia ocupa un tercio de la superficie de Brasil y riega una enorme planicie pantanosa cubierta por kilómetros de selvas, siendo una de las fuentes de biodiversidad más apreciadas debido a su aportación de elementos naturales (agua, oxígeno, recursos forestales...) y al determinante rol que juega dentro del sistema de la biosfera.
        • Meseta: corresponde con una extensa planicie ubicada en el centro, centro-este y cono sur que abarca aproximadamente dos tercios de la superficie del país y que incluso se extiende hacia Argentina y Paraguay.  En ella encontramos algunas cordilleras menores como la sierra Mantiqueira y la sierra Geral, estando recubierta fundamentalmente por una vegetación de sabana. Se trata del auténtico “suelo” de Brasil ya que sobre él se asientan las principales actividades y construcciones que permiten el funcionamiento cotidiano del país.
        • Litoral atlántico: aunque geológicamente pertenece a la meseta, lo hemos diferenciado como una unidad independiente a causa de su importancia económica y a la proximidad del mar. Se trata de una línea de costa de 7.491 km con constantes accidentes geográficos como playas, bahías, dunas y manglares sobre el que yacen la mayor parte de las grandes ciudades brasileñas (Sao Paolo, Río de Janeiro, Porto Alegre, Recife o Salvador). Además, acoge ingentes bancos de pesca, un denso tráfico marítimo-comercial y es la principal puerta de salida hacia el resto de los continentes del globo.

         

        Geografía de Brasil - análisis geopolítico

        Clasificación climática de Brasil

         

        Respecto al clima Brasil presenta diversas zonas climáticas debido a su enorme extensión. Así, cabría señalar:

        • Clima tropical: es el predominante en el país y se extiende por la parte centro-meridional, presentando una estación seca (mayo a agosto) y una lluviosa (octubre a marzo)
        • Clima ecuatorial húmedo: correspondiente con la selva amazónica lo encontramos en el tercio norte del país, se distingue por ser un clima cálido y húmedo durante todo el año en el que las precipitaciones son constantes.
        • Clima litoral húmedo: se aprecia en el litoral atlántico donde encontramos temperaturas moderadas ya que el mar ejerce de amortiguador de las temperaturas tanto elevadas como bajas, es frecuente la presencia de vientos.
        • Clima subtropical húmedo: abarca un área templada cercana al Trópico de Capricornio con veranos calientes e inviernos fríos.

        El relieve es aplanado y chato, puesto que no existen grandes cordilleras, hecho que se encuentra acorde con la continuidad llana de la meseta que, recordemos, es la unidad geográfica predominante. De este modo, la montaña más alta es el Pico da Neblina (2.994 m) que se encuentra cercano a la frontera con Venezuela.

        Por último, señalamos que la vegetación es abundante y variada. Capítulo aparte, la selva amazónica es considerada el “pulmón verde” de la Tierra debido a que es uno de los grandes reservorios de flora y fauna. Además, a lo largo de todo el territorio encontramos otras formaciones vegetales de menor envergadura como el bosque tropical, la sabana, la caatinga (formación boscosa abigarrada propia de zonas áridas) o los manglares (originados en la desembocadura de los ríos en el Atlántico).

        Autor: 

        Carlos Martínez-Picabia Sada, alumno del Curso de Analista Internacional de LISA Institute.

        Graduado en Geografía y Ordenación del Territorio y actualmente Gestor de proyectos y Analista Internacional.

        ¿Te gustaría trabajar también de Analista Internacional?

        El mundo es global y el futuro altamente incierto, especialmente en países como Brasil. Cada vez es más necesario entender lo que ocurre para anticiparnos a escenarios futuros de riesgo o de oportunidad. Tanto a nivel personal, periodístico, empresarial o institucional, conviene estar bien informado sobre lo que ocurre en el mundo.

        Sin embargo, para desarrollar un pensamiento crítico y basarse en el contraste adecuado de fuentes de información, es necesaria una capacidad de análisis. En este Curso-Certificado de Analista Internacional, encontrarás los conocimientos y técnicas de análisis necesarias para entender, analizar y comprender mejor la relación causa-efecto de la Geopolítica, las Relaciones Internacionales y nuestro día a día.

         

        Cursos de Geopolítica LISA Institute

        Quiero saber más, ¿qué hago?

        Si quieres ampliar información sobre cualquier ámbito de la Geopolítica, consulta estos artículos de nuestro blog:

        Si quieres saber aún más

        Suscríbete para ser el primero en recibir artículos, análisis y noticias, además de descuentos exclusivos para suscriptores en formación sobre Seguridad, Inteligencia o Ciberseguridad.

        Si te ha interesado este boletín y quieres saber más sobre seguridad, relaciones internacionales, inteligencia o ciberseguridad, no dudes en explorar los Cursos online haciendo clic aquí.

        Suscribirme Ahora Gratis a LISA Institute