Cursos de Seguridad Inteligencia Ciberseguridad


Mascarillas contra virus: tipos, eficacia real y cómo utilizarlas

Las mascarillas contra virus para evitar contagios víricos se agotan siempre que surge una nueva pandemia como el Coronavirus Covid-19. Siempre se venden a la velocidad de la luz debido al miedo generalizado al contagio. Sin embargo, ¿hasta qué punto puede una mascarilla evitar el contagio? ¿las mascarillas son necesarias? ¿las mascarillas son eficaces? ¿cuál debería utilizar?

En este artículo, te vamos a dar toda la información acerca de las mascarillas para poder evitar las enfermedades contagiosas:

  • ¿Qué es una mascarilla contra los virus?
  • Tipos de mascarillas antivirus: mascarillas quirúrgicas y con respiradores
  • ¿Qué mascarillas contra virus deberías comprar o utilizar?
  • Consejos de utilización de las mascarillas antivirus

 

Mascarillas contra virus: tipos, eficacia real y cómo utilizarlas

¿Qué es una mascarilla contra los virus?

Las mascarillas son una herramienta utilizada para prevenir la propagación de enfermedades, así como la inhalación de partículas peligrosas en el aire como las del polvo o la contaminación.

Centrándonos más en el contagio de enfermedades, cuando alguien habla, tose o estornuda, puede liberar pequeñas gotas en el aire que pueden infectar a otras personas. Por lo que las mascarillas son útiles para que las utilicen personas NO contagiadas, pero sobre todo para que las empleen aquellas personas YA contagiadas, de modo que se evite la rápida propagación vírica

Si alguien está enfermo, las mascarillas, al tapar la nariz y la boca, pueden reducir la cantidad de gérmenes que libera el usuario y pueden proteger a otras personas de enfermarse. 

Para ofrecer una correcta protección, las mascarillas deben usarse de manera adecuada y consistente, teniendo en cuenta el tipo de mascarilla, su debida colocación y renovación en caso de ya estar caducada.

No obstante, recordemos que para evitar cualquier tipo de contagio no sólo basta con utilizar una mascarilla, también son necesarias una serie de prácticas preventivas como lavarse las manos con desinfectante, a la hora de toser o estornudar utilizar el codo flexionado o un pañuelo, etc. Aquí te facilitamos una Lista de 8 consejos para prevenir y evitar el contagio por el coronavirus y otras enfermedades altamente contagiosa.

Tipos de mascarillas antivirus

Dentro del mundo de las mascarillas encontramos dos tipos: las mascarillas quirúrgicas y las mascarillas con respirador.

Mientras que las primeras son las típicas mascarillas de tela, las segundas son las recomendadas por las autoridades sanitarias y cuentan con distintos tipos de filtración. A continuación, explicaremos ambas mascarillas por separado:

- Mascarillas quirúrgicas

Las mascarillas quirúrgicas son paños de tela que se sujetan a la cara a través de unas tiras que rodean las orejas. Se llaman así porque son, precisamente, las que utilizan los médicos y cirujanos a la hora de realizar intervenciones. Estas mascarillas no están pensadas para proteger al portador de enfermedades contagiosas a partir del aire, sino para proteger a los otros de las partículas que el portador emite al aire. De esta manera, están diseñadas para que cuando una persona hable, tosa o estornude no emita gotitas de saliva o mucosidad al aire y, así, no transmitir su enfermedad a otras personas, especialmente si éstas son vulnerables.

Las mascarillas quirúrgicas NO protegen contra los virus por dos motivos principales:

  1. El tamaño de los virus es tan microscópico que puede pasar sin problemas a través de los pequeños agujeros que tienen las mascarillas. Además, al no ser herméticas, por los laterales se cuela el aire del exterior o viceversa, especialmente si no están bien puestas o el portador tiene barba.
  2. Las mascarillas quirúrgicas no protegen la mucosa de los ojos, también canal de contagio vírico: Es decir, si una persona estornuda frente a tu cara y caen partículas en la mucosa de los ojos puedes contagiarte porque son una vía de acceso al organismo.

A pesar de ello, es mejor llevar mascarilla quirúrgica que no llevarla. Según un estudio clínico llevado a cabo por el International Society for Infectious Diseases, aquellos miembros que utilizan mascarillas quirúrgicas en sus casas cuando algún familiar está enfermo tienen un 80% menos de probabilidades de contagiarse que aquellos que no las utilizan. Eso sí, hay que evitar quitarse la mascarilla y mantener con regularidad una buena higiene de manos y cara.

A la hora de comprar las mascarillas quirúrgicas, su venta debe estar expresamente autorizada por las instituciones de salud del país.

 

Máscaras quirúrgicas

- Mascarillas contra los virus con respiradores

El segundo tipo de mascarillas contra los virus que se transmiten a través del aire son los respiradores. A diferencia de las mascarillas quirúrgicas, estas se ajustan sobre la cara y evitan cualquier tipo de fuga posible por los laterales, es decir, son herméticas.

No obstante, hay que poner especial atención a la hora de ponerse los respiradores porque al inspirar podemos abrir huecos por los que entre el aire en lugar de hacerlo por los filtros diseñados precisamente para parar las partículas.

Existe una gran variedad de modelos de distintos fabricantes que, en Estados Unidos, deben contar con la aprobación NIOSH (National Institute for Occupational Safety and Health). Entre los tipos de respiradores encontramos los respiradores desechables y los respiradores que requieren mantenimiento con un recambio periódico de los filtros y retenedores.

Según la clasificación NIOSH, los respiradores desechables pueden pertenecer a las siguientes series:

  • Mascarillas N: No son resistentes a la grasa
  • Mascarillas R: Son algo resistentes a la grasa
  • Mascarillas P: Son fuertemente resistentes a la grasa

La letra del modelo define la eficiencia en la resistencia a la degradación del filtro. Por otra parte, el número añadido a la letra corresponde al porcentaje de eficiencia en el filtrado para partículas de 0’3 micras de diámetro:

  • Mascarillas 95: Filtra el 95% de partículas en el aire.
  • Mascarillas 99: Filtra el 99% de partículas en el aire.
  • Mascarillas 100: Filtra el 99’7% de partículas en el aire.

Máscaras con respirador

Las mascarillas N95, como mascarilla antivirus son las más básicas, pero son las que suele recomendar la OMS, el CDC y cualquier Ministerio de salud. Deben ofrecer una eficacia de al menos 95% en el filtrado de las partículas aerosolizadas libres de aceite. Estas mascarillas se utilizan, por lo general, para protegerse en ambientes potencialmente contaminados.

En el caso de Europa, la norma reguladora de los respiradores para partículas se detalla en la Directiva 89/686/CEE, que establece las exigencias mínimas que deberán cumplir los equipos de protección individual.

A su vez, deben cumplir con los requerimientos de las disposiciones del CEN (Comité Europeo de Normalización). La letra P significa que son filtros de partículas (en el caso de los respiradores autofiltrables es FFP). El número indica el nivel de protección:

  • Mascarillas FFP1 o P1: filtran el 80% de las partículas aerosolizadas. Protegen en ambientes contaminados con hasta cuatro veces el valor límite umbral de partículas (TLV).
  • Mascarillas FFP2 o P2: filtran el 94% de las partículas aerosolizadas. Protegen en ambientes contaminados con hasta 10 veces el TLV.
  • Mascarillas FFP3 o P3: filtran el 99,95% de las partículas aerosolizadas. Protegen en ambientes contaminados con hasta 50 veces el TLV.

¿Qué mascarillas contra virus deberías comprar o utilizar?

A la hora de comprar una mascarilla es fundamental saber qué tipo de mascarilla es la más adecuada. Su adecuación varía según el interés o propósito del consumidor, es decir, si es por trabajo, enfermedad, protección o, simplemente, moda.

Aquí, te explicamos con tres infrografías los protocolos que debes seguir para prevenir enfermedades contagiosas como el coronavirus a la hora de salir y entrar en casa, así como de convivencia con una persona de riesgo

Además, es fundamental fijarse en los detalles descriptivos de la mascarilla para no ser víctimas de un fraude que afecte a la salud: si quieres comprar una mascarilla con respirador, recuerda que tiene que estar aprobado por NIOSH o CE y estará presente en la propia mascarilla.

A continuación, ofrecemos una imagen en la que se pueden observar las diferencias entre las mascarillas quirúrgicas y las mascarillas antivirus que incluyen respiradores:

 

Diferencias entre las mascarillas quirúrgicas y las mascarillas antivirus que incluyen respiradores

Lista de 5 consejos de utilización de las mascarillas 

A continuación, ofrecemos una lista de 5 consejos útiles y recomendables que debes seguir a la hora de ponerte una mascarilla:

  1. Antes de ponerte una mascarilla, es importante que te laves las manos con un desinfectante a base de alcohol o con agua y jabón.
  2. Cúbrete la boca y la nariz con la mascarilla y asegúrate de que no hay espacios entre tu rostro y la mascarilla.
  3. Evita tocar la mascarilla mientras la usas, de lo contrario, lávate las manos con un desinfectante a base de alcohol o con agua y jabón.
  4. Cámbiate de mascarilla cuando esté húmeda y no reutilices las mascarillas ni filtros que son de un solo uso. 
  5. Para quitarte la mascarilla debes hacerlo por detrás sin tocar la parte delantera. Después, debes desecharla en un recipiente cerrado y lávate las manos con un desinfectante a base de alcohol o con agua y jabón.

 

Buen ajuste de las máscaras

 

Si quieres conocer más consejos y buenas prácticas para evitar ser contagiado por virus como el coronavirus, el SARS o cualquier otra enfermedad vírica contagiosa, te recomendamos este artículo.

Quiero saber más sobre el Coronavirus y Salud Pública, ¿qué hago?

Si quieres ampliar información sobre el ámbito de la Salud Pública, consulta estos artículos de nuestro blog:

Si quieres saber más

Suscríbete para ser el primero en recibir artículos, análisis y noticias, además de descuentos exclusivos para suscriptores en formación sobre Seguridad, Inteligencia o Ciberseguridad.


Si te interesa este boletín y quieres saber más sobre seguridad, relaciones internacionales, inteligencia o ciberseguridad, no dudes en explorar los Cursos en línea haciendo clic aquí .

Suscríbete Ahora Gratis a LISA Institute