¡Ayúdanos a crear LISA News con esta encuesta y obtén un 25% de Descuento en cualquier curso!

Banner LISA Comunidad


Qué es una situación traumática: definición, síntomas y cuándo pedir ayuda

La ocurrencia de las situaciones traumáticas es a menudo inesperada, súbita y abrumadora. En algunos casos, no se detectan signos visibles de lesiones físicas, pero se paga un precio emocional. Es muy habitual que las personas que se han visto afectadas por situaciones traumáticas de diversa índole sufran consecuencias psicológicas muy intensas.

Comprender las respuestas normales a las situaciones traumáticas pueden contribuir a que, en caso de que seas víctima, testigo o profesional, puedas controlar con efectividad tus sentimientos, pensamientos y comportamiento, así como los de los demás para ayudarte/les en el camino a la recuperación.

Su autora, Natalia Moreno, es profesora de LISA Institute, Directora Gerente de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) y Doctora (Sobresaliente CUM LAUDE) en Psicología Clínica. Además es Psicóloga de la Red Nacional de psicólogos para la atención psicológica de víctimas para el Ministerio del Interior y el Consejo General de la Psicología de España.

La autora de este artículo es Profesora-Coordinadora de estos cursos:

 

Situación traumática. Definición, síntomas y cuándo pedir ayuda - LISA Institute

¿Qué es una situación traumática?

En el día a día, todos podemos llegar a vivir un hecho o una situación traumática, pero ¿qué es una situación traumática? Desde el punto de vista psicológico, la Real Academia Española la define de la siguiente manera:

“Suceso que genera en quien lo sufre un choque emocional negativo, fuerte y duradero que produce un daño psicológico duradero”

Algunos investigadores prefieren ser más precisos y definir una situación traumática como:

“Hecho que genera una experiencia de amenaza para la integridad física o psicológica de la persona, que está asociado a vivencias de caos, confusión, horror, y desconcierto, entre otras emociones”

Además, una situación traumática sería incontrolable e impredecible y puede llegar a quebrantar nuestros esquemas básicos de seguridad. Dentro de estas situaciones se encontrarían, por ejemplo:

Como es lógico, la vivencia de este tipo de situaciones puede generar una serie de emociones negativas en la persona que lo sufre y posiblemente también su entorno

    Síntomas tras una situación traumática

    Ante estas situaciones la persona puede sentir que el suceso le ha desbordado y que le cuesta adaptarse a la nueva situación. En los primeros momentos pueden aparecer emociones más dramáticas como el dolor, la ira, la impotencia… así como la sensación de volver a reexperimentar el hecho. [Aquí te explicamos la forma adecuada de comunicar malas noticias]

    Aunque es importante saber que las reacciones psicológicas también van a depender de otras variables como la intensidad del trauma, las circunstancias del suceso, la edad, la historia previa de agresiones, la estabilidad emocional, los recursos psicológicos previos, la autoestima, el apoyo social y familiar y las relaciones afectivas.

    Cualquier situación, incidente o emergencia que afecte a la salud, provoca un impacto de importantes consecuencias psicológicas a corto, medio y largo plazo. Con este curso aprenderás a prevenir, reconocer y gestionar adecuadamente las consecuencias psicológicas provocadas por estar padeciendo o haber sufrido una crisis sanitaria.

    ¿Cuándo tendría que pedir ayuda profesional?

    Es normal que después de la vivencia de una situación traumática y de la aparición de diferentes síntomas aparezcan una serie de síntomas y nos surja la duda de saber si necesitamos o no ayuda profesional. Para ello, se aconseja que valores si las reacciones emocionales van aumentando, se vuelven más intensas o si se vuelven más interferentes en el día a día, dificultando la realización de las actividades del día a día.

    Cualquier situación traumática puede dejar huella en quien lo sufre directamente (víctimas de terrorismo, de robos con violencia, de agresiones sexuales, agresiones físicas, accidentes de avión, tren, autobús o vehículo particular, bullying, moving, etc.) así como en todas aquellas personas relacionadas. Este curso previene y reduce las secuelas psicológicas que te puede dejar cualquier situación traumática ya sea como víctima, como testigo o como profesional que atiende a las víctimas.

     

    Cursos de Autoprotección LISA Institute

    Quiero saber más, ¿qué hago?

    Si quieres ampliar información sobre cualquier ámbito de la autoprotección y la prevención del terrorismo, consulta estos artículos de nuestro blog:

      Si quieres empezar ya a formarte en autoprotección y terrorismo, te recomendamos los siguientes cursos online:

      Si quieres saber aún más

      Suscríbete para ser el primero en recibir artículos, análisis y noticias, además de descuentos exclusivos para suscriptores en formación sobre Seguridad, Inteligencia, Ciberseguridad y Geopolítica.