¡Conoce las +6.500 opiniones de alumnos de LISA Institute!

Banner LISA Comunidad


Lista de 10 métodos de captación y reclutamiento de bandas urbanas y grupos violentos

Las bandas urbanas y los grupos violentos han sido estudiados por la Criminología desde hace mucho tiempo y existen multitud de teorías que tratan de ofrecer una explicación al surgimiento y mantenimiento de estas agrupaciones.

Los grupos violentos cuentan con métodos específicos de captación y reclutamiento de nuevos miembros y los integrantes también tienen características especiales que los hacen afiliarse e integrarse en ellos.

En este artículo te contamos todo lo que necesitas saber sobre estos métodos de captación y reclutamiento que usan las bandas urbanas y los grupos violentos:

  • Teorías de afiliación y pertenencia a bandas urbanas desde las principales corrientes criminológicas
  • Mecanismos de afiliación e integración en los grupos violentos
  • 10 métodos de captación y reclutamiento en los grupos violentos

 

Lista de 10 métodos de captación y reclutamiento de bandas urbanas y grupos violentos - LISA Institute

Teorías de afiliación y pertenencia a bandas urbanas desde las principales corrientes criminológicas

La mayoría de las principales corrientes de la Criminología actual explican la afiliación y el desarrollo de las bandas urbanas y los grupos violentos desde diferentes perspectivas:

Teorías neoclásicas

Las bandas existen porque obtienen beneficios de sus actividades que sobrepasan los costes.

Teorías biologicistas

Las bandas las componen personas con rasgos biológicos constitutivos de vulnerabilidad que les condicionan para realizar actividades transgresoras y violentas y para afiliarse a grupos que realizan las mismas actividades.

Teorías psicológicas

La psicología clínica y psiquiatría se enfocan en los rasgos de personalidad y de psicopatología criminal de los miembros de una banda, que hace que se atraigan unos con otros por similitud. La psicología social explica el comportamiento de las bandas en base a procesos de desarrollo grupal. 

Las personas buscan en el grupo el desarrollo de una identidad propia diferenciada y autoestima positivas, protección, estatus, poder y afecto a través del grupo, y a través también de la transgresión de las normas.

La escuela de aprendizaje social entiende que el comportamiento delictivo de los grupos violentos se aprende en el contexto social.

La teoría de asociación diferencial aborda la atracción que ejerce un líder carismático transgresor sobre personas vulnerables y con identidad social poco consolidada.

Las escuelas conductistas explican el ingreso y permanencia en la banda por sistemas de refuerzo en el contexto social y espacial.

Las escuelas cognitivas explican la afiliación y mantenimiento en el grupo por sesgos en los procesos de razonamiento sobre sí mismos y sobre el grupo. Por ejemplo, la afiliación y pertenencia a la banda y la conducta violenta puede ser percibida por sus miembros como comportamiento normal, fruto de razonamientos sesgados sobre la justicia y la seguridad.

Teorías sociológicas

Estas teorías afirman que son los factores de desigualdad de la sociedad los que llevan a los grupos de riesgo a marginarse y auto-defenderse. El surgimiento y desarrollo de los grupos violentos se explica por las características sociales, físicas y de ecología humana de los lugares donde se encuentran, lo que explica que en unas zonas haya bandas y en otras no.

Las teorías ambientales y situacionales defienden que es la configuración de la situación (el triángulo infractor-víctima-contexto) la que lleva a la constitución de la banda y a la apropiación territorial.

Las teorías estructurales achacan la generación de bandas a la estratificación y clases sociales que generan desequilibrios y desigualdades intrínsecas de la sociedad.

El modelo interaccionista defiende que, una vez que las personas ingresan en una banda o grupo delictivo (por diferentes motivos: proximidad, relaciones afectivas personales, comportamiento antisocial previo, criminalización individual o social previa, etc.), sufren un proceso de estigmatización social y/o auto-estigmatización que los hace perseverar en ese etiquetado. Si quieres saber cómo influye el crimen organizado en las sociedades, te recomendamos este artículo.

Las teorías funcionalistas

Estas teorías explican que las bandas y los grupos violentos cumplen una función social de expresión y liberación de frustraciones o de necesario cambio social.

Enfoques integrados, multifactoriales

Estas teorías explican cada perfil de banda o grupo violento en base a una serie de factores sociales, psicológicos, económicos, de aprendizaje, conflicto social o de elección racional. Si quieres ser experto en grupos urbanos violentos, te recomendamos este curso.

 

Curso de Experto en Grupos Urbanos Violentos

Mecanismos de afiliación e integración en los grupos violentos

A continuación, te contamos cuáles son los mecanismos más habituales por los que una persona se afilia e integra en una banda o en un grupo violento:

Instrumentales y funcionales:

  • Por necesidades psicológicas: Sentido de pertenencia, poder, etc.
  • Por necesidades interpersonales: Apoyo social.
  • Por necesidades de información: Comparación social, construcción de identidad, etc.
  • Por necesidades colectivas: De tarea y de metas.

Atracción personal / Afectivos y emocionales:

  • Similitud.
  • Reciprocidad.
  • Complementariedad.
  • Características de los miembros.
  • Proximidad.
  • Atractivo físico.

En cuanto a las motivaciones para empezar a integrar una banda o un grupo violento, destacan las siguientes:

  • Periodo de descontento en grupo previo.
  • Suceso precipitante de la vida cotidiana del individuo.
  • Identificación con el grupo.
  • Productividad grupal y reglas de igualdad.
  • Individualización y reglas de equidad.
  • Declive grupal, ya sea de la comunidad de pertenencia o de otro grupo del que formara parte el individuo.

 

Curso de Experto en Grupos Urbanos Violentos

10 métodos de captación y reclutamiento en los grupos violentos

Joan Caballero, experto grupos urbanos violentos y delitos de odio y analista del Centro de Estudios e Iniciativas sobre Discriminación y Violencia (CEIDIV), establece estos 10 métodos principales de captación y reclutamiento en las bandas urbanas y los grupos violentos:

  1. Se manipulan la razón y los sentimientos. La manipulación va enfocada tanto a las relaciones interpersonales como a la imagen social del grupo. Esta imagen capta la atención de las personas a las que se pretende reclutar, que normalmente tienen una desconexión afectiva de tipo social y familiar que hace que no se sientan integrados en la sociedad y se vean como incomprendidos. El grupo violento entraría aquí como apoyo, y adoptaría una actitud comprensiva.
  2. Se lleva a cabo una distorsión de la información, presentando datos deformados o directamente falsos para crear polaridad entre las personas que forman parte de la banda o grupo violento y lo que éste ofrece y lo que ofrecen otros y la sociedad en general.
  3. Creación de un discurso muy poderoso y llamativo que se confronta con un discurso antagónico de similares características. Obliga a los miembros a adquirir una forma de hablar y expresarse con contenido violento.
  4. Normalmente los grupos violentos cuentan con líderes carismáticos que dinamizan el grupo y hacen que se mantenga cohesionado. Muchos nuevos miembros se sentirán atraídos hacia esta persona o querrán parecerse a ella por sus características personales y su carisma, lo que facilita la captación y el reclutamiento de estas personas.
  5. Una de las más recientes (y peligrosas) formas de captación y reclutamiento de los grupos violentos es a través de los discursos radicales en Internet y a través de las redes sociales y la desinformación. Este medio favorece la difusión de discursos de odio y la socialización de personas que difícilmente se conocerían en la vida offline, favoreciendo que se pueda entrar en contacto con personas que formen parte de estos grupos y que atraigan la atención, principalmente, de los más jóvenes. Normalmente el uso de las redes sociales ayuda a ampliar el número de personas interesadas en una filosofía de vida concreta. Si quieres saber más sobre la radicalización, te recomendamos este artículo.
  6. Es muy habitual también el reclutamiento por medio de movimientos y actividades sociales. Se prioriza sobre cualquier otra cosa la defensa radical de un ideario o una actividad concretos y se va perdiendo la individualidad, siendo lo más importante la causa que se defiende. De este modo, se crea algo parecido a una “adicción al grupo”. Los contactos sociales son fundamentales para poder reclutar militantes porque acceden, en mayor o menor grado, a través de personas ya involucradas en las causas del movimiento o con figuras de autoridad moral. Si lo juntamos con las redes sociales, tenemos una conexión adecuada para establecer nuevas relaciones con grupos y organizaciones de discurso manipulado o de manipulación por coerción. Es frecuente encontrar personas dedicadas exclusivamente a captar nuevos miembros en movimientos y agrupaciones relacionadas con los ambientes musicales, políticos y sindicales, los centros educativos, los grupos hooligan, las asociaciones de carácter cultural, deportivo o identitario y los centros penitenciarios.
  7. Se apela a la responsabilidad como individuo que forma parte de un colectivo para defender ciertas causas o involucrarse en determinadas acciones. Es decir, se da una manipulación psicológica, haciendo hincapié en valores o creencias subjetivas de la persona.
  8. También es común lo que se conoce como “adiestramiento pasivo”, que consiste en aficionar a ciertos gustos (de música, vídeos, charlas, deporte, propaganda, etc.) o adoctrinar en ciertos contenidos poco a poco, haciendo que la persona se vaya involucrando más y más en una forma de vida característica de un colectivo que conforma un grupo violento finalmente. Este adiestramiento pasivo es frecuente en la radicalización yihadista. Si quieres aprender a analizar la radicalización yihadista, te recomendamos este curso.
  9. El empleo de la violencia, la intimidación y/o los chantajes, así como de promesas de una situación vital mejor son otros de los métodos comunes para la captación y el reclutamiento de nuevos miembros en bandas y grupos violentos.
  10. Los grupos violentos también atraen a personas con características especiales de personalidad (psicópatas, antisociales, límites, etc.), que ven en éstos un medio para delinquir amparados por el anonimato que ofrecen. Si quieres conocer cuáles son las organizaciones criminales más violentas y peligrosas, te recomendamos este artículo.

 

MÉTODOS DE CAPTACIÓN EN LOS GRUPOS VIOLENTOS - LISA Institute

Quiero saber más, ¿qué hago?

Si quieres ampliar información sobre temas relacionados con los grupos violentos, consulta estos artículos de nuestro blog:

Si quieres empezar ya a formarte en autoprotección y terrorismo, te recomendamos los siguientes cursos online:

Si quieres saber aún más

Suscríbete para ser el primero en recibir artículos, análisis y noticias, además de descuentos exclusivos para suscriptores en formación sobre Seguridad, Inteligencia, Ciberseguridad y Geopolítica.